Científicos crean “Atomik”, un vodka fabricado en Chernobyl y asegura no tiene radioactividad

El vodka artesanal está producido con ingredientes de la zona de exclusión en Chernobyl, su producción podría ayudar a la recuperación económica de las comunida

  • REDACCIÓN
  • 08 de Agosto de 2019
  • 21:36 hrs.
Científicos crean “Atomik”, un vodka fabricado en Chernobyl y asegura no tiene radioactividad
Un equipo de científicos británicos colaboró en la fabricación de Atomik, un vodka no radioactivo producido con granos obtenidos cerca de la zona de Chernóbil (Ucrania), contaminada en el accidente de la central nuclear de 1986 (FOTO TOMADA DE WEB)

Científicos de la Universidad de Portsmouth crearon el vodkaAtomik”, elaborado con granos y agua en la zona de exclusión en Chernóbil (Ucrania), contaminada en el accidente de la central nuclear de 1986. La bebida es el primer producto de consumo que proviene del área alrededor de la central nuclear abandonada.

De acuerdo con CNN, Chernobyl es el sitio del peor desastre nuclear del mundo, que resultó en miles de muertes tras la explosión del reactor ocurrida en 1986 en la planta nuclear de Chernobyl forzó una evacuación en toda la región y envió una lluvia radiactiva a toda Europa. Si bien la explosión en sí mató a unas 31 personas, millones estuvieron expuestos a niveles peligrosos de radiación, y las estimaciones de la cifra final de muertes por problemas de salud a largo plazo llegan hasta los 200 mil.

Durante más de dos décadas, las autoridades han mantenido la zona de exclusión de radio de 19 millas alrededor del reactor, incluida la ciudad de Pripyat, que alguna vez fue el hogar de 50 mil personas.

Sin embargo, un equipo de científicos de la Universidad de Portsmouth y Ucrania preparó el vodka como parte de un proyecto de investigación de tres años sobre la transferencia de radiactividad a los cultivos en la zona de exclusión de Chernobyl. Jim Smith, quien dirigió el proyecto y que ha llevado a cabo investigaciones sobre Chernobyl durante décadas, trabajó con un equipo para averiguar si era seguro usar parte de la tierra abandonada para cultivar.

30 años después del accidente que encontramos fue que en el área los cultivos estaban ligeramente por encima del muy cauteloso límite de ucraniano de consumo. Entonces, técnicamente, no puedes comer esos cultivos. Pero pensamos, bueno, tenemos algo de grano, ¿por qué no intentamos hacer un vodka, dijo Smith.

Los expertos diluyeron el alcohol destilado con agua mineral de un acuífero en la ciudad de Chernobyl, que está a 10 km al sur del reactor y, según dicen, está libre de contaminación.

Los investigadores insisten en que el vodka es seguro para beber. Aunque el equipo encontró cierta radioactividad en el grano utilizado para hacer la bebida, que está por encima del límite de Ucrania, dicen que la destilación redujo las impurezas a un nivel indetectable.

Cuando destilas algo, quedan muchas impurezas en el producto de desecho y el producto final es más puro. Y eso es lo que encontramos con nuestro vodka: fermentamos el grano y luego lo destilamos. Descubrimos que no podíamos medir ninguna radiactividad en el producto, excepto el carbono natural 14 que se encuentra en las bebidas espirituosas o en cualquier alimento, agregó.

La recién fundada Chernobyl Spirit Company del equipo planea comenzar una primera fase de producción a pequeña escala de “Atomik” este año, y quiere devolver el 75 por ciento de las ganancias a las comunidades afectadas por el desastre.

Creo que esta es la botella de alcohol más importante del mundo porque podría ayudar a la recuperación económica de las comunidades que viven en las áreas abandonadas y sus alrededores, dijo Smith en un comunicado.

Solo unas 150 personas mayores aún viven en la zona de exclusión, desafiando a las autoridades. Las autoridades dicen que solo será seguro para los humanos vivir allí nuevamente en 24 mil años, según AFP, aunque con la documentación adecuada, los turistas pueden visitar por períodos cortos.

Chernobyl y Pripyat han dado la bienvenida a los visitantes desde que la zona de exclusión se abrió a los visitantes en 2011, pero, impulsado en parte por el éxito de la reciente serie de HBO Chernobyl, el interés por los viajes en el sitio ucraniano ha aumentado considerablemente. En julio, El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky firmó un decreto que permite el desarrollo de la zona de exclusión de Chernobyl como una atracción turística.

 

nl