Conoce las bebidas y comidas preferidas de Zapata y Villa

Algunos revolucionarios se inclinaban por el pulque y el mezcal; otros, preferían el atole, el café de olla y la malteada de fresa

  • Lérida Cabello
  • 20 de Noviembre de 2020
  • 10:48 hrs.
Conoce las bebidas y comidas preferidas de Zapata y Villa
Zapata y Villa eran de gustos sencillos, pero sabrosos en las comidas y bebidas (FOTO: MATADOR NETWORK)

Aunque los revolucionarios eran aficionados al alcohol, específicamente al pulque y al mezcal. Emiliano Zapata tomaba atole y Francisco Villa prefería las malteadas de fresa, porque era abstemio. El café de olla también ganó fuerza con este movimiento.

En la Revolución Mexicana, el pulque era la bebida tradicional del pueblo mexicano, y así siguió hasta la mitad del siglo XX, también se hicieron populares algunos aguardientes y el mezcal que era económico y sabroso.

El poeta y cronista Salvador Novo cuenta que en la Revolución Mexicana los hacendados recibían el pulque directamente de sus propios tinacales y la clase media podía disfrutar del aguamiel que acompañaban con platillos clásicos.

(FOTO: TOP ADVENTURE)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: VERACRUZ ABRE LAS PUERTAS PARA DAR A CONOCER SUS SABORES

La comida favorita de Zapata y Villa

Se decía que la dieta de Emiliano Zapata consistía en atoles de ciruela, elote, piloncillo y canela, así como el mole de olla con bolitas de masa, frijoles de la olla, tortillas hechas a mano y salsa de tomate con jumiles.

(FOTO: MÉXICO DESCONOCIDO)

Mientras que Francisco Villa prefería la carne seca que las soldaderas le preparaban con salsa de cuatro chiles o asado de puerco. Las enchiladas también eran sus favoritas y no bebía alcohol, decía que la cerveza sabía a orines. Una de sus bebidas favoritas era la malteada de fresa.

(FOTO: PINTEREST)

Investigadores, cronistas e historiadores han retratado a la cocina revolucionaria como una época en donde prevalecía el café de olla, el pulque y el mezcal. Las clases trabajadoras consumían guisados con carne, chiles, frijoles, habas y lentejas.

Hasta en la comida había clases

De acuerdo con el libro Cocina Mexicana o Historia Gastronómica de la Ciudad de México, de Salvador Novo, la comida en la Revolución Mexicana estaba dividida en tres clases sociales:

La clase desvalida de los "pelados", que incluía a los indígenas, y cuya dieta seguía siendo de maíz, frijol y chile.

La clase media, su dieta consistía en caldo o sopa aguada, la sopa seca era arroz a la mexicana, algún guisado hecho con la carne que ya había rendido su sustancia en el caldo y los frijoles.

(FOTO: COCINAVEGETARIANAMEXICANA)

Los ricos contaban con "criados" que les llevaban a la mesa uno a uno, los grandes platones, después de la sopera distribuida por el amo.

En ese tiempo se usaban braceros con carbón, molían todo en metate o molcajete; usaban cazuelas de barro y las cucharas de madera; el molinillo o el cedazo de cerda para cernir los granos.

(FOTO: PATIJINICH)

El 20 de noviembre se celebra el Día de la Revolución Mexicana, una lucha social que también revolucionó, revaloró los insumos y técnicas de la cocina tradicional mexicana.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LAS ¡AXOLOQUESADILLAS!, UN ANTOJITO CREATIVO Y MUY MEXICANO

(Con información de Animal Gourmet, Cocina delirante y Cocina Vital)