¡Olvídate del #QuesoQueNoEsQueso! Haz los tuyos con 3 ingredientes

Te decimos cómo hacer queso fresco casero con 3 ingredientes y sin necesidad de equipos especiales

  • REDACCIÓN
  • 14 de Octubre de 2020
  • 22:14 hrs.
¡Olvídate del #QuesoQueNoEsQueso! Haz los tuyos con 3 ingredientes
Olvídate de los quesos comerciales que no son quesos y haz los tuyos totalmente artesanales, con 3 ingredientes y de forma sencilla (FOTO TOMADA DE INSTAGRAM)

Hacer queso casero fresco es más sencillo de lo que te puedes imaginar y solo necesitas 3 ingredientes, además esto te ayudará a olvidarte de esos quesos comerciales que en realidad no son quesos y que pueden poner en riesgo tu salud.

Tal vez pienses que la elaboración de queso requiere de equipos especiales y “cientos” de ingredientes, pero no, se trata de un proceso que es totalmente artesanal con ingredientes y equipos que tenemos en casa y que nos permitirán tener resultados satisfactorios y deliciosos.

PAN DE MUERTO ARCOÍRIS, UN NUEVO CONCEPTO PARA DISFRUTAR LA TRADICIÓN

El queso fresco o queso blanco, es parte fundamental de nuestra dieta diaria. ¿A quién no le gusta una tortilla calientita con queso?

Entraremos en materia y te diremos cómo hacer queso fresco

El proceso para hacer este queso es muy fácil y parecido al que sigue al hacer yogurt casero, si es que alguna vez lo has hecho.

En primer lugar, necesitaremos leche líquida, en esta parte no hay ninguna restricción puede ser la de tu preferencia; cabe mencionar que funciona mejor con leches enteras, aunque también puedes intentarlo con las bajas en grasa y si tienes acceso a leche pura de vaca, sería ideal.

Ojo: Las leches vegetales en este caso no nos funcionan.

Esta receta es muy práctica ya que no requiere cuajo, que puede ser difícil de encontrar en algunos lugares.

Para cuajar la leche necesitaremos limón o vinagre, también puedes probar agregando yogurt o crema agria a la mezcla, busca darle la cremosidad y un poco de ese sabor particular de los quesos frescos.

Una vez que lograste la cuajada de la leche, puedes prensarlo para lograr un queso más firme o dejarlo en ese estado grumoso, parecido al ricotta.

Si se prensa, a medida que el queso se enfría, se compacta y es posible rallarlo. Para ello te puedes ayudar de una coladora para hacer presión e ir dando forma al queso.

En este punto del prensado, se pueden agregar algunas hierbas o condimentos como ají dulce o pimentón, perejil, albahaca, incluso algunas nueces para darle un toque interesante.

 ¿QUÉ HACER CON EL SUERO DEL QUESO?

Con 2 litros de leche se obtiene un queso de unos 315 gramos aproximadamente, del cual no queda una gran cantidad de suero. Lo usual sería tirarlo, sin embargo, algunas personas le dan otros usos.

Lo puedes aplicar en la elaboración de bizcochos en lugar de leche, incluso se usa en smoothies por sus propiedades probióticas y para remojar legumbres. Si tienes animales de granja como gallinas, puedes dárselo a beber y para ellos es muy nutritivo.

También está la opción de congelar este suero para su uso posterior.

RECETA:

  • Tiempo de preparación: 5 minutos, más el tiempo de refrigeración
  • Tiempo de cocción: 22 minutos aprox.
  • Cantidad: 1 queso de 315 gramos

 

INGREDIENTES:

  • 2 litros de leche líquida pasteurizada (no leches vegetales)
  • 75 gramos de yogurt natural o crema agria (opcional)
  • 1/4 taza de vinagre blanco o jugo de limón (o un poco mas, de ser necesario)
  • 1 cucharadita de sal

 

PREPARACIÓN:

En una olla de acero inoxidable suficientemente grande, colocar la leche y calentar a fuego medio hasta que comiencen a aparecer pequeñas burbujas que suben por el borde de la leche y comienza a salir humo, lo que indica que casi va a hervir, alrededor de 22 minutos.

6 ALIMENTOS QUE NOS ENCANTAN Y QUE ESTÁN EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Cuando la leche esté caliente, pero todavía no haya llegado al punto descrito en el paso anterior, sacar 1 taza de leche y agregar el yogurt o crema agria y mezclar.

Cuando llegue al tiempo de los 22 minutos, y que la leche esté al punto de hervir, agregar la leche mezclada con el yogurt o crema y el jugo de limón o vinagre.

Observarás que de inmediato se separa la leche formando la cuajada, quedará un suero amarillento separado de la cuajada.

Retirar la olla del fuego, retirar la cuajada con ayuda de una cuchara con orificios o colador. Drenar el producto colocando la cuajada en un colador forrado con lienzo limpio; también puedes utilizar una coladora de tela.

Colocar la cuajada en una taza, agregar la sal y mezclar con la mano o un tenedor. En este punto puedes dejarlo grumoso, como una ricotta o seguir al siguiente paso de prensarlo para tener un queso más firme.

Para prensar el queso, presiona la coladora o el lienzo, para ir sacando el suero y que vaya tomando forma; cuanta más presión al prensarlo y tiempo de drenado, mas firme será el queso.

Cuando el queso esté a temperatura ambiente, envolverlo en un plástico, que quede bien apretado y si deseas, puedes colocarlo en un envase para que tome forma redonda, cuadrada o como desees. Refrigera por al menos 24 horas y después de eso estará listo para servir y disfrutar.

Nota:

Al agregar el limón o el vinagre la leche debe cortarse de inmediato y verse el líquido amarillento, si esto no sucede, debe agregar un poco más de ácido para lograr que la leche se separe bien.

SECRETOS CULINARIOS DEL RECETARIO DE SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ


(Imelda Téllez)