Origen de las colaciones, dulces imperdibles en las posadas mexicanas

Amados y odiados, los dulces de colación son un clásico de las posadas navideñas en México desde tiempos inmemorables; esta su historia

  • REDACCIÓN
  • 23 de Diciembre de 2020
  • 21:04 hrs.
Origen de las colaciones, dulces imperdibles en las posadas mexicanas
Colación: el origen del dulce más odiado, ¿o amado? Pero siempre presente en las posadas mexicanas (FOTO TOMADA DE FACEBOOK)

Las posadas son una tradición ancestral durante la época navideña, esta celebración se compone de muchos detalles: desde el canto para pedir posada, la piñata, la comida, hasta la dotación de dulces que nos llevamos a casa, misma en la que no pueden faltar las colaciones, ese dulce que todos hemos probado, es amado por muchos pero odiado por otros.

Aunque la pandemia de covid-19 nos impidió celebrar las fiestas de fin de año como dicta la tradición, es un buen momento para echarle un ojo al pasado y entender el porqué de estas celebraciones. En esta ocasión hablaremos de las colaciones, esos tradicionales dulces mexicanos que nunca faltan en las fiestas decembrinas.

¿QUÉ TAN BUENO ES TU GUSTO MUSICAL? IA TE CRITICA SEGÚN TU SPOTIFY

(CAPTURA DE LA GIRALDA)

No tienen una forma regular. Existen con texturas, colores, redondos, ovalados, de chocolate, rellenos de naranja, de nuez o piñón, rosas, amarillos, rojos, blancos, con anís, etcétera. Las colaciones son diversas, por lo que se requiere probarlos para saber cuáles son las mejores.

COLACIÓN, EL DULCE QUE NUNCA FALTA EN LAS POSADAS MEXICANAS

El origen de las colaciones se pierde en el tiempo, pero es posible darnos una idea de cuándo empezó la tradición gracias al escritor Guillermo Prieto, en su libro "Memorias de mis tiempos", habla ya de su presencia en 1840:

La Sra. Urruchua, viuda de Martínez del Campo, honorable y opulento comerciante, brilló en un tiempo en primer término en nuestra sociedad, y para caracterizar el lujo que gastaban, mencionaban unas popularisimas posadas en que se distribuyó la colación en valiosos platitos de plata.

¡ROMPE EL COCHINITO! ESTO CUESTA UN PASEO EN CAMELLO EN LOS CABOS

La versión más común sobre la creación de este dulce como lo conocemos, es el de "La Giralda". En 1926 la española Consuelo Anaya de Pérez y su esposo Fernando Pérez García formaron la empresa de dulces llamada "Hispano-Mexicana". Los dulces se hacían de forma artesanal y existía una gran variedad de ellos.

En los años 40´s, Consuelo y Fernando vieron a su empresa brillar con éxito. Entonces decidieron renovarla y llamarla "La Giralda". Dicho nombre fue escogido por Consuelo para honrar un paisaje del sur de España.

NETFLIX SE DESPIDE DE "EL PRÍNCIPE DEL RAP", "FRIENDS" Y "GOSSIP GIRL"

Un día, Consuelo decidió hacer un dulce de salvado, que resultó ser más duro de lo normal, pero con excelente sabor. Entonces lo llamó colación. Cuando comenzó su distribución, las colaciones se volvieron un éxito y "La Giralda" su principal productor.

Desde entonces la colación es un básico de las fiestas navideñas mexicanas y aunque actualmente se dan toda clase de dulces en los aguinaldos y en las piñatas, las colaciones siempre están presentes.

Con información de México Desconocido.

(Aline Núñez)