Querendona; una dulce recompensa llega a CDMX a conquistar paladares

Donas de galleta Oreo, panditas y hasta tocino; un capricho dulce o salado que llega hasta la puerta de tu casa

  • RAFAEL VÁZQUEZ DÍAZ
  • 19 de Diciembre de 2020
  • 13:58 hrs.
Querendona; una dulce recompensa llega a CDMX a conquistar paladares
Querendona, las nuevas donas en la Ciudad de México para ese antojo goloso y algo más para paladares caprichosos (FOTO CORTESÍA)

Este año ha sido muy difícil para miles de negocios que se han visto obligados a cerrar sus puertas después de que una pandemia global cambiara todas nuestras rutinas a lo largo del 2020. En este entorno tan hostil y con todas las medidas regulatorias gubernamentales, mantenerse abiertos al público -sin arriesgar a la población- pero manteniendo los empleos de miles de familias es un reto que no cualquiera pudo afrontar exitosamente. Mantenerse abiertos suele depender de tres elementos; trabajo, pasión y planeación.

La cocina –particularmente la mexicana- es un arte difícil de dominar; la diversidad de sabores, múltiple oferta de dulces, panes y postres de nuestra gastronomía mestiza, a la par de la poderosa influencia cultural de nuestros vecinos del norte, genera un mercado en el que competir no sólo es difícil, sino que es un reto imprimir un sabor propio y destacar entre las grandes cadenas comerciales.

(Foto cortesía)

UN SUEÑO LEJANO.

Mónica Baca era una niña inquieta que solía pedir masa en sus vacaciones para dedicarse a cocinar donas y decorarlas con chocolate; esa pasión la llevó a estudiar gastronomía y disfrutar principalmente, las clases de panadería. Experimentando con los sabores, Mónica descubrió que el chocolate podía tener tantos sabores como los elementos con los que es acompañado, así utilizó este elemento como base y a partir de ahí, experimentó con distintos rellenos y coberturas.

(Foto cortesía)

Pero el mercado no es sencillo; aunque se tenga una voluntad férrea, tener el dinero, el tiempo y la fortuna de poder abrir un espacio propio no es una posibilidad para los miles de jóvenes emprendedores que tienen que empezar desde abajo.

Así fue como Mónica tuvo que trabajar cerca de veinte años en hoteles y restaurantes y aplazar sus sueños de poner un sitio propio en el cuál las donas fueran el centro de todo su trabajo. En esos años apiló recetas y planeó cuidadosamente la ruta para poder tener un espacio propio en el cual llevar a la realidad esos deliciosos bocetos.

(Foto cortesía)

COCINANDO REALIDADES.

Apenas en 2018 surgió una oportunidad de oro; la posibilidad de asociarse junto a Arturo Freihofer y abrir una pequeña tienda en la CdMx que bautizaron como "Querendona". Ese fue el inicio de una aventura que sería un camino con más de 75 diferentes tipos de sabores de donas dulces y 7 donas saladas distintas así como donas "de temporada" e incluso algunas personalizadas para festejos y celebraciones específicas.

(Foto cortesía)

Fue justo en plena pandemia cuando José Rivera, en la ciudad de Querétaro, conoció el producto y le llamó a Mónica para ver la posibilidad de apoyar y expandir esta marca mexicana que podía competirle a las grandes empresas extranjeras. Esa idea se concretó a principios de diciembre y armados de cubrebocas, gel y sanitizante, abrieron la primera tienda fuera de la Ciudad de México.

(Foto cortesía)

Vivimos en un país con un exceso de ofertas dulces al alcance de nuestras manos; basta con ir a cualquier tienda de autoservicio y encontrar kilos y kilos de productos rebosantes de azúcar y grasa, pero buscar un postre no puede ser una actividad que se tome a la ligera; el consumo responsable de estos ingredientes tiene que ser monitoreado con calma y representar una experiencia en nuestra cotidianidad. Ya sea como premio por una jornada laboral exitosa, como incentivo estético y gastronómico para nuestra familia o como una forma de recuperar azúcares tras un entrenamiento exitoso, una dona (¡y más si es 100% mexicana) siempre será un gusto al alcance de cualquiera de nosotros.

(Foto cortesía)

Con la pandemia de covid-19 amenazando la vida de la humanidad, en Querendona adoptaron el servicio a domicilio, basta con mandar un mensaje de WhatsApp al número 5518125466 para recibir el menú completo y hacer tu pedido de suculentas donas.

(Aline Núñez)