Reabren restaurantes, la batalla por sobrevivir a la pandemia sigue

A pesar de que los restaurantes podían operar con servicio para llevar o a domicilio no les alcanzaba para cubrir sus gastos, por lo que llegaron a un acuerdo

  • Lérida Cabello
  • 22 de Enero de 2021
  • 20:00 hrs.
Reabren restaurantes, la batalla por sobrevivir a la pandemia sigue
Los restauranteros aseguran que les tomará tiempo recuperarse, primero tienen que pagar sus deudas y estabilizarse (FOTO: ESPECIAL)

Luego de expresar su inconformidad con marchas y cacerolazos, por estar cerrados y solo permitirles vender comida para llevar o a domicilio, debido a la pandemia de covid-19, el gobierno y los restauranteros llegaron a un acuerdo para "Reactivar sin Arriesgar".

El pasado lunes 18 de enero, los restaurantes de la Ciudad de México y del Estado de México reabrieron, a pesar de estar en semáforo rojo, gracias al acuerdo que llegaron con el gobierno. Para ello, tuvieron que adecuar sus negocios, ocupando banquetas, parques y estacionamientos.

En entrevista para YoSoiTú, restauranteros invitaron a la gente a que los visiten, a que no tengan miedo de ir a los restaurantes, pues cuentan con todas las medidas sanitarias para atender a la gente.

Víctor Somoza, dueño de El Peladito dijo que a pesar de la situación por la que atraviesa la industria restaurantera no tuvieron que cerrar definitivamente, pero reconoció que sí la han pasado difícil.

"Gracias a Dios seguimos vivos, con muchos esfuerzos, gracias al apoyo de todos, de toda la cadena, tanto del personal como de la gerencia, todos nos echamos la mano ahorita para sacar esto adelante, solo así, si no, no se hubiera podido".

¿Cuánto tiempo les llevará recuperarse?

Reconoció que les llevará más de un año recuperarse porque primero tienen que pagar sus deudas y estabilizarse. Al respecto dijo.

Hay que empezar por pagar deudas, muchos proveedores nos apoyaron, algunos caseros, el personal, pero volver a la normalidad será tardado, yo le calculo un año o un poco más para poder tener cierta estabilidad por lo menos, ya no hablemos de crecimiento

¿Cuál ha sido la respuesta de la gente?

Los restauranteros reconocieron que, aunque todavía no se anima mucha gente a ir, están teniendo una buena respuesta. Señaló el dueño de El Peladito.

"Sí hay visitas afortunadamente. La gente nos premia con su preferencia, porque para mí es un premio, una bendición; pero no es suficiente para que esto vuelva a tomar el vuelo y se mantengan todas las familias, todavía falta mucho".

Mientras que, Omar Baduy, dueño de Alessa Café y Penélope Café expresó que hay una buena reacción de la gente a unos días de que reabrieron.

"Yo creo que esto será paulatino. La gente está desesperada de estar en sus casas, pero también hay el grupo de los que se cuidan mucho y los aumentos de los contagios asustan a la gente y prefieren quedarse en casa, pero hay muchos otros que no, que ya están cansados del encierro y andan buscando salir a comer porque ya son muchos meses de estar cocinando en casa".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿AMAS EL CAFÉ? ESTAS TAZAS EQUIVALEN A UNA BEBIDA ENERGIZANTE

¿Por qué la gente no se anima a ir a los restaurantes?

"Hay gente que está muy espantada con esta situación, antes las estadísticas eran números, ahora ya tienen un nombre, ya es un conocido, un vecino, un familiar, entonces la gente se asusta. Tienen razón en frenarse un poquito porque cada vez lo vemos más cerca, cada vez conocemos a más gente que está contagiada o que perdió un familiar, está difícil que la gente pueda volver a creer nuevamente que todo está bien", mencionó Víctor Somoza.

Invitan a la gente a que vaya a los restaurantes

En El Peladito están tomando todas las medidas sanitarias necesarias, por ellos y por los clientes.

"Desgraciadamente tenemos que vivir con esta pandemia, tenemos que aprender a sobrellevar la situación porque no sabemos cuándo va acabar, es algo con lo que tenemos que convivir a diario, es un virus que todos los días nos pasa por las manos".

Finalmente, Víctor Somoza, dueño de El Peladito dijo que de la industria restaurantera viven muchas familias, por lo que tienen que salir adelante y aprender a resurgir en medio de la pandemia.

Es un tema muy triste porque ha acabado con vidas, con la salud, hay gente que ha quedado con lesiones ya de por vida en el organismo, con secuelas. Es un virus que ha acabado con la economía, con la inversión y los ahorros de mucha gente, es un tema bastante triste y preocupante, pero que, aun así, tenemos que salir adelante, tenemos que aprender a resurgir

Por su parte, Omar Baduy, dueño de Alessa Café y Penélope Café dijo en entrevista para YoSoiTú estar motivado con esta reapertura porque desde que cerraron estaban como en estado de coma, y esto es alentador para que sigan adelante.

"Abrir con todas las medidas y las restricciones que nos están poniendo, sobre todo, el tema del horario, es alentador, es oxígeno para nosotros, para los que contamos con la fortuna de tener terrazas al aire libre o la posibilidad de poder adaptar un espacio".

Los restaurantes no son un foco de contagio

Aseguró que los restaurantes no son un foco de contagio porque se han preocupado por tener medidas sanitarias efectivas y contundentes por el bien de la gente y de ellos.

Hemos hecho un análisis veraz y profundo sobre el tema de qué tanto pueden ser un foco de contagio los restaurantes y hemos llegado a la conclusión de que no son un foco de contagio. Todas las medidas sanitarias que estamos tomando son completamente efectivas y contundentes

Baduy dijo que le gustaría que el gobierno se concientizará, que hiciera un análisis de si conviene cerrar los negocios.

Hay otro tipo de actividades que generan más contagios, deberían poner en la balanza eso contra permitirle a los negocios formales donde se llevan todas las medidas sanitarias y que aparte generan muchos empleos. Antes de tomar una decisión tiene que tomar en cuenta qué tanto contagio genera y qué tanto puede afectar en la economía porque tiene que haber un balance

Para concluir, el dueño de Alessa Café y Penélope Café apuntó que en la medida que el gobierno vaya aumentando los horarios y permitan abrir más áreas para comensales, irá mejorando la situación en los restaurantes.

"Ahorita nada más los que contamos con la fortuna de tener las áreas al aire libre o de adaptar los espacios somos los que estamos gozando del beneficio de abrir, todos los demás no, hasta que el gobierno diga que ya pueden abrir en áreas cerradas o hacer adaptaciones. Hasta que el gobierno ceda un poco en estas medidas, no podremos saber cómo nos irá".

(FOTO: Facebook Penélope Café)

Said Anzures Nájera, capitán de meseros de Casa Hidalgo, restaurante ubicado en el Centro de Cuernavaca con 22 años de antigüedad, declaró que sus ventas han bajado un 80 por ciento.

"Fue un año bastante controversial, no esperábamos que nos afectara de tal manera, estuvimos cerrados tres meses, el primero de julio reabrimos otra vez al público. Honestamente sí ha bajado en un 80% la clientela. En diciembre esperábamos que esto arrancara nuevamente, pero lamentablemente seguimos en semáforo rojo aquí en Morelos, y estamos al 25% de aforo para el público".

Casa Hidalgo está operando con un 30% del personal, debido a que sus ventas han bajado mucho.

"Se refleja mucho en nuestra economía porque nuestra labor es andar vendiendo al comensal. Sí teníamos buenas expectativas con esto de la reapertura, pero seguimos en semáforo rojo, y sí nos ha pegado bastante en nuestra economía tanto a nosotros como a los dueños".

Anzures Nájera comentó que cuentan con varios distintivos que los respaldan, Punto limpio, Anfitrión Responsable, Distintivo H, Distintivo M y todas las medidas sanitarias para que los comensales vayan y se sientan seguros.

Luego de anunciar que cerraría indefinidamente debido a la crisis por covid-19, el café la Pagoda reabrió sus puertas, tras la reapertura de los restaurantes, publicando en su cuenta de Twitter lo siguiente.

"Dado lo anterior, a la empatía de nuestros caseros, la solidaridad de nuestros proveedores, el entusiasmo de nuestro equipo de trabajo, a la flexibilidad de los filtros de acceso a la avenida 5 de mayo y las numerosas muestras de cariño y solidaridad de nuestros clientes en redes sociales Café la Pagoda reabrirá".

"Abrir o Morir"

Después de que el pasado 7 de enero, un grupo de alrededor de 600 restauranteros de CDMX y Edomex lanzó "Abrir o Morir" (una campaña de protesta contra el gobierno capitalino y sus casi nulos apoyos a la industria, validada por Canirac), muchos restaurantes reabrieron su servicio completo el 11 de enero, pese al semáforo rojo y a las sanciones del gobierno.

En una carta dirigida a la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum y al gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo, los restauranteros señalaban que tan solo en el Estado de México antes de la pandemia se tenían registrados 70 mil restaurantes, que generaban 340 mil empleos directos, y que habían cerrado definitivamente 10 mil unidades, con una pérdida de, al menos, 50 mil empleos directos.

En la carta que dirigieron al gobierno, la industria restaurantera también señalaba que desde el inicio de la pandemia en la Zona Metropolitana del Valle de México se habían cerrado 13 mil 500 establecimientos.

Esto es un llamado de auxilio: nos están extinguiendo ¡Ya no podemos más! ¡No condenemos a los trabajadores de los restaurantes al desempleo ni a miles de negocios a la quiebra

El documento también decía que, los restaurantes ya había acabado con sus ahorros, y señalaban que parte de esos recursos habían sido utilizados para adecuarlos con medidas sanitarias y para la protección de los colaboradores, proveedores y clientes.

Gracias a esas medidas de higiene y a un aforo limitado es que los restaurantes no son fuentes de contagio. No se puede seguir castigando a la economía formal a costa de la falta de control de otras actividades

Con el "agua hasta el cuello"

Esta situación llevó al sector restaurantero de la Ciudad de México a unirse, a realizar marchas, y a crear el movimiento "Cacerolazo: Abrimos o Morimos" para que fueran escuchados por el gobierno y pudieran abrir, tras las fuertes pérdidas económicas que han tenido derivadas de la pandemia de covid-19, pues, aunque podían operar con servicio para llevar o a domicilio, a la mayoría de restaurantes no les alcanzaba para cubrir sus cuentas.

(FOTO: CUCINARE)

Un acto de supervivencia, no de desobediencia

La industria restaurantera es una de las principales generadoras de empleo en el país. Sin embargo, desde hace casi un año está enfrentando la peor de sus crisis, desde el inicio de la pandemia. Hasta hace unos días, habían cerrado 13,500 establecimientos, y a pesar de que podían operar con servicio para llevar o a domicilio no les alcanzó para cubrir sus necesidades.

Por lo anterior, el pasado 11 de enero se unieron al llamado para abrir sus puertas, pero no todos participaron. Unos por convicción y otros por temor a multas que podían terminar con sus negocios por completo. Lo único cierto es que la situación ya era insostenible, por lo que el gobierno se reunió con los restauranteros, dando paso al programa "Reactivar sin Arriesgar", un plan de rescate de la industria restaurantera para que se mantengan o se reconstruyan.

(FOTO:CHILANGO)

Protesta a cacerolazos

Bajo la consigna de "Abrir o Morir", diversos miembros de la industria restaurantera y comerciantes del Zócalo hicieron una protesta a cacerolazos el 11 de enero, frente a Palacio Nacional, para que los restaurantes fueran considerados como una actividad esencial y, se les permitiera abrir con servicio en mesa, y no solo para llevar o a domicilio.

(FOTO: YOUTUBE)

Reabrieron con nuevas medidas sanitarias

Consumo hasta las 18:00 horas y después de esa hora el servicio será para llevar.

El servicio deberá ser en terrazas y lugares al exterior.

Ningún comensal deberá estar en espacios cerrados.

Las mesas deben estar colocadas en zigzag y a una distancia de 1.5 metros.

No más de cuatro personas por mesa.

Uso obligatorio de código QR.

Se pueden ocupar terrazas, estacionamientos propios, banquetas, franja de estacionamiento sobre el arroyo vehicular y el carril sobre el arroyo vehicular, siempre y cuando se garantice la seguridad vial y peatonal.

Para poder llevar a cabo estas medidas, los dueños de los restaurantes deben registrarse en la página covid19.cdmx.gob.mx/medidassanitarias y llenar los campos, imprimir el comprobante y exhibirlo en el establecimiento.

Restauranteros de CDMX piden ampliar horarios

La Cámara de la Industria Restaurantera (Canirac), los Directores de Cadenas de Restaurantes (Dicares) y la Asociación Mexicana de Restaurantes (AMR), solicitaron al gobierno de la Ciudad de México extienda el cierre de horario de las 18:00 a las 22:00 horas, a una semana de que abrieran en espacios abiertos.

Los dirigentes de las cámaras de restauranteros explicaron que con este horario tendrían dos efectos positivos: disminuir las aglomeraciones en el transporte público y permitir sobrellevar la difícil situación que enfrentan los restauranteros, pues aseguran que el 45% de sus ventas totales se da en horario nocturno.

(FOTO: FOOD AND TRAVEL)

Por el momento, el horario de los restaurantes es de 8:00 a 18:00 horas con una capacidad de 30%, teniendo mesas son separación de más de 1.5 metros, y se pueden ocupar los espacios como terrazas y estacionamientos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 7 ALIMENTOS QUE NO DEBES RECALENTAR O COCINAR EN EL MICROONDAS

(Con información de chilango, forbes, heraldodemexico y el universal)