Revive con una pancita o menudo

Después de una noche de fiesta, es una buena opción para la resaca; son elaborados con panza de res y chile

  • Lérida Cabello
  • 12 de Agosto de 2020
  • 11:00 hrs.
Revive con una pancita o menudo
La pancita o el menudo, de los platillos favoritos de los mexicanos (FOTO TOMADA DEL INSTAGRAM DE TONYARREGUINN)

Algunos los revive después de una noche de fiesta, a otros les encanta por su sabor, y a otros simplemente no les gusta la panza de res con lo que es preparado, se trata de la pancita menudo, caldo de panza, mole de panza y mondongo, como se nombra en diferentes estados de la República Mexicana.

Y aunque es llamado de distintas maneras, su esencia es la misma: caldo con panza de res y chile, lo que hace la diferencia es el toque que le pone cada región de nuestro país, siendo más conocido con el nombre de pancita o menudo.

Cuando la piden, algunos la prefieren surtida, otros piden el cacarizo o el libro, por eso es importante conocer las diferentes partes de la panza o del estómago de la res. Hay algunas más buscadas que otras, como el libro (cuya apariencia es similar a las hojas de un libro), el panal y la manzana. Otras partes se consideran inferiores, como el cacarizo y el cuajo, pero todas se mezclan al preparar la pancita.

En los estados del norte del país lo conocen como menudo; en el centro como pancita o mole de panza, y en el sur y península de Yucatán como mondongo. Se llame como se llame, causa el mismo efecto: placer al comerlo.

En algunos estados de la República Mexicana acostumbran comer la pancita o el menudo los domingos para disminuir los efectos de la resaca por el consumo de alcohol o cruda. La acompañan con una cerveza bien fría, o un café de olla, siendo éstos los complementos ideales para disfrutarla.

¿Cómo preparan el menudo o pancita?

Es un caldo que se prepara con la panza de res, se condimenta con diferentes chiles y hierbas. Aunque cada quien le da su toque, hay lugares donde le ponen hierbabuena para que no caiga pesado al estómago, otros, le agregan maíz como si fuera pozole.

Lo que hace especial a la pancita o al menudo es su proceso lento de cocción. Una vez servido se le puede agregar cebolla picada, limón y orégano, y comer con tortillas de maíz.

Su origen

El origen de la pancita o menudo es incierto. Una de las versiones apunta a que surgió durante la Revolución Mexicana, donde se crearon varios platillos para alimentar a las tropas, de esta manera se comenzaron a utilizar partes poco comunes de la res para aprovecharla mejor.

Si quieres sentirte mejor después de una noche de fiesta, este platillo  típico, tradicional y regional es la mejor opción para curar la resaca.