Tamal de esquites, un invento chilango para sobrevivir la cuarentena

Una mezcalería de la CDMX se puso creativa durante la cuarentena y crearon el tamal de esquites, un platillo que los salvó de declararse en quiebra

  • REDACCIÓN
  • 03 de Junio de 2020
  • 18:21 hrs.
Tamal de esquites, un invento chilango para sobrevivir la cuarentena
Tamal de Esquites, la apuesta chilanga para sobrevivir en cuarentena (FOTO ESPECIAL)

Muchos comercios de la Ciudad de México se vieron afectados por la cuarentena y tuvieron que cerrar sus puertas, la mezcalería Ticuchi cerró, pero abrió una ventana, lugar donde ahora son famosos por inventar y vender el tamal de esquites.

De acuerdo con Chilango, la mezcalería Ticuchi del Grupo Enrique Olvera lleva enfiestando a sus clientes y deleitándolos con su selección de mezcales finos desde 2019, pero la pandemia de covid-19 llegó a México y el bar tuvo que cerrar por más de dos meses; antes de caer en quiebra, regresaron con imagen renovada y una nueva oferta gastronómica, La ventana del Ticuchi.

¿YA EXTRAÑAS LOS TACOS? APRENDE A PREPARARLOS CON ESTAS DELICIOSAS RECETAS CASERAS

El lugar no abrió sus puertas, literalmente abrieron una ventana para poner a la venta comida y bebida para llevar o para comer de pie afuera del lugar, siempre respetando la sana distancia entre sus comensales. Este nuevo negocio es la otra cara de la moneda de Ticuchi, que esperamos que vuelva a abrir con su fiesta cumbiera algún día.

En el menú de La Ventana del Ticuchi podrás encontrar guisados y caldos diferentes cada día; donas, aguas frescas, postres, café y por supuesto, una selección de mezcales artesanales. Pero lo que está causando revuelo es su tamal de esquites, un invento chilango para sobrevivir la cuarentena.

El tamalito de esquites está siempre disponible en el menú, se acompaña con mayonesa de chile pasilla mixe y queso prensado de Rancho Cuatro Encinos. Es literal un tamal porque está cocido dentro de un totomoxtle (hoja de maíz seca). Pero no es un tamal masudo como el que acostumbramos comer en un guajolocombo, tiene varias texturas de maíz y al final sabe como unos buenos esquites secos, pero un poquito mejor, pues se come con la famosa mayonesa de café con hormigas chicatanas de Pujol, quesito desmoronado y limón.

AGUA DE MAZAPAN, UNA DELICIA REFRESCANTE PARA DISFRUTAR EN VERANO

¿YA SE TE ANTOJÓ?

Podrás probar el tamal de esquites y otras cosas de "La Ventanta del Ticuchi en la calle Francisco Petrarca 354, Polanco, Su horario de servicio es de lunes a viernes de 13:00 a 21:00 horas.

CONCHA RELLENA DE GELATO, UN ANTOJO GOLOSO PARA PALADARES EXIGENTES 

(Aline Núñez)