Celebremos los 100 años de poesía, sexo y alcohol de Charles Bukowski

Se conmemoran los 100 años del nacimiento de Charles Bukowski, su pluma literaria marcó el llamado realismo sucio

  • REDACCIÓN
  • 16 de Agosto de 2020
  • 15:30 hrs.
Celebremos los 100 años de poesía, sexo y alcohol de Charles Bukowski
La obra de Charles Bokowski ha sido traducida a una docena de idiomas y su figura se volvió un ícono de la literatura independiente (FOTO TOMADA DE INSTAGRAM)

Heinrich Karl Bukowski, nació en Andernach, Alemania, el 16 de agosto de 1920. El escritor está celebrando su centenario

De acuerdo con Infobae, en 1967 Charles Bukowski comenzó a escribir textos para un diario independiente llamado Los Ángeles Open City. El título de su columna era “Notas de un viejo sucio”.

DISNEY POR LA DIVERSIDAD, ESTRENA PERSONAJE BISEXUAL EN UNA SERIE

Estre las notas que Charles Bukowski escribia destacan: “Me convertí en otro borracho pensando en el suicidio, sentado en pequeñas habitaciones durante días con todas las persianas bajas, preguntándome qué había allí y qué estaba mal, sin saber si culpar a mi padre, a mí o a ellos”. Dos años después se convertiría en un libro. 

Charles Bukowski era, efectivamente, un viejo sucio, la época pedía una moralidad, trabajo honesto, una familia funcional, una casa ordenada y una sonrisa generosa. En ese sentido, al escritor no le interesaba el decálogo de las buenas costumbres.

En el documental de Dullahan hay imágenes de sus lecturas de poesía. Una de las que más destaca es por que a Charles Bukowski se le ve un poco ebrio. Se disculpa frente a su auditorio, y excusa en el alcohol y dice: “Ustedes tienen mi alma, pero yo tengo su dinero”. 

REALISMO SUCIO 

Las categorías las imponen los críticos literarios o el mercado. A veces son lo mismo. En 1983, en la revista inglesa Granta, Bill Buford utilizó el término realismo sucio para definir el movimiento literario norteamericano que tanto ruido estaba haciendo al rededor de todo el mundo.

Los autores más destacados del realismo sucio fueron; Raymond Carver, Tobias Wolff, Richard Ford, entre otros. Años después, Charles Bukowski, se convirtió en el padrino del movimiento.

El realismo sucio fue un movimiento que buscó alumbrar las zonas oscuras de una sociedad que nadie quería alumbrar, porque eran realidades que no gozan de la pulcritud de la moral de la época. 

El realismo sucio es un estilo narrativo casi minimalista con pocas frases, pocos adjetivos y poco juicio sobre lo que se describe. Para narrar ese bajo mundo. Charles Bukowski sabía muy bien lo que era ingresar a un bar de mala muerte con unas monedas en el bolsillo con el objetivo de aplacar la tristeza. 

Algunos los catalogaron como “escritor maldito”, concepto que se lee en el libro de ensayos de Paul Verlaine de 1888, Los poetas malditos. Ese “malditismo”, que aparecía ya en Baudelaire, da cuenta del autor bohemio que, pese a su genio, es rechazado por el mercado. Bukowski lo fue unos cuantos años. 

NIÑOS DE HOLLYWOOD: ABUSOS, DEPREDADORES Y FAMA

Charles Bukowski murió en 1994, a los 74 años a causa de leucemia, el escritor logró un amplio reconocimiento, pero su trayectoria fue reconocida aun más después de su muerte. 

Su obra se tradujo a una docena de idiomas y su figura se volvió un ícono de la transgresión en la literatura. Gran parte de todo ese nihilismo que se produjo después de la Segunda Guerra Mundial se puede ver en su obra: un desinterés absoluto en el progreso del mundo y un reflejo preciso sobre la decadencia de una sociedad cada vez más fragmentada y confundida.

 

(Ann Ventura)