Pareja arruina pintura de 425 mil euros, creían que era "colaborativa"

Dos jóvenes fueron acusados de vandalizar una obra de arte del artista JonOne, expuesta en una galería de Seúl, Corea del Sur

  • REDACCIÓN
  • 08 de Abril de 2021
  • 09:35 hrs.
Pareja arruina pintura de 425 mil euros, creían que era "colaborativa"
La pareja fue detenida por vandalizar la obra del artista Jon One expuesta en el museo de Seúl (FOTO TOMADA DE )

Hace unos días una obra del artista estadounidense JonOne fue expuesta en el museo Lotte World Mall de Seúl, Corea del Sur, y fue destrozada por una pareja que creyó que se trataba de arte participativo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: YA PUEDES RECORRER VIRTUALMENTE LA CASA-ESTUDIO DE LEONORA CARRINGTON

La obra sin nombre de Jon One supera los 425.000 euros. Se trata de un graffiti que mide 7 metros por 2,4 y fue pintado en 2016 en una actuación en vivo en el Lotte World Mall de Seúl.

Pero al parecer, todo se debe a un malentendido de la pareja, porque lejos de arruinarla, pensaban que estaban contribuyendo a la realización de una obra colaborativa.

Al parecer, la causa del malentendido podría venir del hecho de que la obra se expone en el museo de Séul con los botes de pintura y las brochas que el artista utilizó, justo debajo. Lo que pudo llevar a jóvenes a creer que se trataba de una obra colaborativa.

FOTO TOMADA DE VANGUARDIA

Las cámaras de seguridad del museo muestran el momento en el que la pareja empieza a darle brochazos verdes al cuadro, tan campantes, sin mostrar preocupación alguna por estar cometiendo un delito, sin que nadie se diera cuenta, a pesar de que el museo estaba abierto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TEATRO ORIENTACIÓN CIERRA SUS PUERTAS POR POSIBLE CASO DE COVID-19

A la hora del cierre, los galeristas se encontraron el cuadro, valorado en más de 425.000 euros, "retocado"con los brochazos. "Llamamos inmediatamente a la Policía y se llevaron el bote de pintura y la brocha como pruebas", ha explicado Kang Wok, director de la exposición 'Street Noise'.

"Confesaron que pensaban que estaba permitido pintar sobre la obra, y que fue un error. Estamos viendo con el artista qué hacer al respecto", ha explicado el director de la exposición.

Como resultado, el museo ha decidido instalar unos carteles en los que pone 'prohibido tocar' para disuadir al resto de visitantes que dar rienda suelta a su creatividad.

(Azucena Uribe)