El teatro también es incluyente: "12 Princesas en Pugna", el silencio nunca había tenido tanta presencia en escena

La obra de teatro "12 Princesas en Pugna", presenta funciones especiales para el público sordomudo, una experiencia que te dejará sin palabras

  • Aline Núñez
  • 10 de Septiembre de 2019
  • 21:52 hrs.
El teatro también es incluyente: "12 Princesas en Pugna", el silencio nunca había tenido tanta presencia en escena
Entre risas, aplausos y reflexión, la obra de teatro "12 Princesas en Pugna", logra conquistar al público con su mensaje de inclusión (FOTO ESPECIAL)

El silencio nunca había tenido tanta presencia como en la obra de teatro "12 Princesas en Pugna", puesta en escena que apuesta por la inclusión con funciones especiales para la comunidad de sordomudos. La productora Rebeca Moreno, el director Quecho Muñoz, el elenco de actrices y actores en conjunto con los intérpretes de LSM; (Intérpretes de Lengua de Señas Mexicana) hicieron un trabajo majestuoso que además de entretener al público, despertó la empatía hacia las personas con discapacidad.

A las afueras del teatro Xola antes Julio Prieto, recinto que alberga la puesta en escena de "12 Princesas en Pugna", comenzaron a congregarse personas de todas las edades; en la fila que avanzaba de forma constante, lo mismo se veía a niños y niñas con sus playeras de princesas que a jóvenes de la comunidad LGBTI+, abuelitos y padres de familia, quienes conversaban de manera verbal y algunos otros lo hacían a través de sus manos, sí, era fascinante ver como cada movimiento provocaba una reacción en sus rostros, algunas veces había sorpresa en otras sonrisas y hasta se podría percibir la incertidumbre. 

Una pequeña evidenció que era su primera vez en el teatro, luego escuchar que su madre le explicó: "Te va a gustar, es como ir al cine pero en la vida real". ¿Será que además de ellas, muchos otros piensan que ir al teatro es como formar parte de la propia historia? Descubrir la respuesta fue sencillo, ya que al entrar a la sala el primer impuso de la gente fue mirar con atención el programa, después comenzaron a especular sobre qué princesas estarían esa noche en  escena y cuál actriz la interpretaría. 

En esta parte cabe señala que eso es un plus en la obra, función a función el espectáculo se vuelve  toda una sorpresa, no siempre está el mismo elenco ni las mismas princesas; cada actriz le impregna una personalidad única a su personaje así que si uno quiere disfrutar la obra en su totalidad, lo ideal es ir en más de una ocasión para gozar la gama completa de actuaciones.

Dicho esto y regresando a las butacas, se escucha la primera llamada con la peculiar voz de Walt y a la par se ve a uno de los intérpretes de lenguaje de señas al pie del escenario replicando el mensaje. 

La tan esperada "Tercera llamada...¡Comenzamos!" vino acompañada con dos tipos de aplausos, unos eran los clásicos chocando las palmas de forma efusiva y los otros pertenecientes al "lenguaje del silencio", que era agitando ambas manos en el aire. La primera en aparecer al levantarse el telón, fue Cenicienta, una muy particular, desde sus primeras palabras dejó ver su tono sarcástico; una princesa muy a la mexicana y de la vida real, hermosa, elocuente y con unos kilitos de más, que consiguió sin ningún problema arrancar las primeras carcajadas al público.

No hubo ninguna limitante entre el habla y el silencio, de eso se encargaron escena a escena los intérpretes de lenguaje de señas, quienes de forma maratónica seguían el ritmo de los actores y no solo eso, conseguían comunicar a través de sus manos y gestos cada uno de los sentimientos que en su mayoría eran de júbilo. El público les respondía con una sonrisa no sonora, cada músculo de sus rostros reflejaba la infinita felicidad que estaban experimentando, sus ojos se abrían o se hacían más pequeños, las comisuras de su boca se elevaban, algunos incluso hasta mostraban todos los dientes, ninguno podía permanecer quieto en su butaca, echaban el cuerpo hacia enfrente como si pretendieran meterse al escenario para no perder detalle.

Uno de los puntos más álgidos de la obra es cuando las princesas muestran su rivalidad, la cual provoca una clara división entre el público, los asistentes jóvenes y niños, apoyan al clan de las "princesas jóvenes", mientras que los espectadores adultos se inclinan por las "viejas princesas", esta parte es magia pura ya que el escenario se extiende hasta la pared donde terminan las butacas, es un momento donde todos se vuelven uno, la interacción, los aplausos y la risa de la gente es tal que se rompe la cuarta pared.  Además de todos los otros momentos en que los propios actores interactúan de forma directa con el público.

Y como todo tiene un principio y un fin, "12 Princesas en Pugna", culmina de forma inesperada, con una explosión de emociones que consigue conmover y conectar con al público. Podríamos relatarles el final, sin embargo, preferimos dejarlos con la duda para que vayan al teatro Xola, antes Julio Prieto, que ofrece función todos los jueves en punto de las 20:30 horas y formen parte de este espectáculo que celebra su octavo año en cartelera.

LA IMPORTANCIA DE LA INCLUSIÓN 

Rebeca Moreno además de poner su granito de arena con "12 Princesas en Pugna", trabaja a la par con otros empresarios teatrales para llevar el arte a los grupos más vulnerables, trabajan con gente de la tercera edad, en montajes como "Los Chicos de la banda" para abordar temas de la comunidad LGBTI+, también hacen colectas de libros para formar pequeñas bibliotecas en hospitales de pediatría, entre muchas otras cosas. Estos "pequeños" actos contribuyen a concientizar y sensibilizar a las personas sobre la realidad que viven día a día algunas "minorías".

Siguen haciendo falta actos de inclusión en nuestro país, por eso, después de ocho años, decidimos hacer nuevamente una función que pueda disfrutar y entender la comunidad, explicó Quecho Muñoz director de la puesta en escena.

"Muchas veces este tipo de gente, con discapacidad, no es escuchado y es bien importante darles personajes para que sea sus representantes", cuenta la actriz Lety Amezcua, quien interpreta a Campanita.

   

an