Niños de Hollywood: abusos, depredadores y fama

El lado oscuro de Hollywood, estrellas infantiles relatan cómo sus sueños dorados se convirtieron en su peor pesadilla

  • REDACCIÓN
  • 14 de Agosto de 2020
  • 22:21 hrs.
Niños de Hollywood: abusos, depredadores y fama
Cuando vemos a las estrellas infantiles, rara vez nos preguntamos si sus derechos de infancia están siendo respetados (FOTO ESPECIAL)

Hollywood es considerada como la “fábrica” de talento infantil más grande del mundo, cada año, motivados por un deseo propio o por la presión de sus padres, más de 20 mil niños audicionan con la esperanza de convertirse en estrellas. Ser un niño de Hollywood conlleva grandes responsabilidades y riesgos, el sueño dorado puede convertirse en una pesadilla; así lo relata el director Alex Winter -quien también fue un actor infantil- en el recién estrenado documental de HBOLos niños de Hollywood” (Showbiz kids en su título original)

 

Winter hizo una representación de la infancia en el mundo del espectáculo a través de los testimonios de actores como Henry Thomas, quien se hiciera popular por la película de los 80, “E.T. el extraterrestre”; Mara Wilson, por “Matilda” y “Señora Doubtfire”; Milla Jovovich, por “Hellboy” y “Tren nocturno a Kathmandu”; el fallecido actor Cameron Boyce, por “Jessie”; Wil Wheaton, por “The Big Bang Theory” y “Cuenta conmigo”, Jada Pinkett Smith “Gotham” y Diana Serra Cary, por “Babby Peggy”.

Una de las entrevistadas, Evan Rachel Wood “Westworld”, dice una frase que invita a la reflexión del espectador: “Se puede distinguir a una estrella infantil por la capacidad que tiene para buscar distracciones en solitario”.

¿Quién de niño no ha querido ser como Britney Spears, Justin Bieber, Shia LaBeouf o Demi Lovato? La mayoría de las estrellas infantiles con las que crecieron varias generaciones, tienen en su haber oscuras historias que involucran explotación, abuso psicológico y sexual, bullying, trastornos alimenticios, mentales; han sufrido de ansiedad y estrés,  además, han estado expuestos desde su infancia, adolescencia y adultez  a los depredadores sexuales de la industria, sin mencionar los que han tenido que lidiar con la presión de padres avariciosos que los han usado como carnadas para llenarse los bolsillos.

PADRES EXPLOTADORES

La familia es el primer lugar en que el niño/a se mueve y desarrolla. Es aquí donde va a ir adquiriendo los hábitos y reacciones típicas de su comportamiento y donde va a estar sometido a los primeros modelos de conducta. Ese ambiente familiar es el que irá conformando su conducta y el desarrollo de la personalidad. Existen padres de famosos que intentan a toda costa que sus hijos mantenga una infancia sana en su camino al éxito; sin embargo, hay otros que proyectan sus propios deseos frustrados de fama y reconocimiento en sus hijos, se convierten en sus managers, se apoderan de la vida, el talento y carisma de los pequeños para manipularlos a su antojo.  

MICHAEL JACKSON

La infancia del Rey del Pop no fue nada sencilla. Era la estrella de los Jackson 5, pero su padre, Joe, lo explotaba y lo golpeaba. El médico personal de Michael reveló que Joe “castró químicamente” al cantante para evitar que su voz se volviera grave cuando creciera.

BELINDA

La cantante tenía a sus padres como managers, y por años se dijo que vivían a costa de su trabajo. Hasta se llegó a decir que había intentado suicidarse por la presión que ellos ejercían sobre ella. Belinda terminó por alejar a sus padres de su carrera.

MACAULAY CULKIN

Tras filmar “Mi Pobre Angelito” se convirtió en el niño mejor pagado de Hollywood, pero cuando sus padres, Kit y Patricia, se separaron, empezaron a repartirse la fortuna de su hijo. Su caso llegó a la Corte.

GARY COLEMAN

El actor conocido por protagonizar la serie “Blanco y Negro”, llevó a sus padres y a su manager ante la Corte, por malversar el dinero que ganó durante su paso en dicho programa. A pesar de ganar la demanda no recuperó su fortuna y se declaró en bancarrota en 1999.

DREW BARRYMORE

La actriz saltó a la fama en 1983, en la cinta “E.T. El Extraterrestre”, pero a los 9 años de edad cayó en problemas de drogas y alcohol. Acusó a su padre, John Barrymore, de haberla llevado por ese camino. Se alejó de él y solo se acercó nuevamente en 2004, cuando él murió.

LINDSAY LOHAN

Sus padres solían dar declaraciones públicas que hacían notar la mala relación al interior del matrimonio. La madre, Dina, culpó a su ex esposo de las adicciones y problemas de Lindsay, quien ha estado varias veces en rehabilitación.

LUIS MIGUEL

Gracias a la bioserie de “El Sol” supimos que su padre, Luisito Rey, lo explotó durante años. Lo sacó de la escuela y hasta lo drogó para que rindiera más en el trabajo. A los 18 años, Luis Miguel se dio cuenta de los malos manejos de su padre, así que lo despidió y se distanciaron.

LUCERO

Aunque la cantante mexicana ha aclarado en más de una ocasión que nunca fue una niña explotada, su madre Lucero León, fue señalada incontables veces por productores, actores y periodistas, de controlar la carrera de su hija y vivir a través de ella sus sueños frustrados de ser una estrella.

DEPREDADORES DE LA INDUSTRIA

El destape de los abusos sexuales del productor Harvey Weinstein, abrió otra cloaca de Hollywood, el abuso a menores; varias voces lideradas por el actor Corey Feldman, comenzaron a señalar a los depredadores de la industria, con sórdidos relatos de las vejaciones de las que fueron víctimas.

En el documental “(My) Truth: The Rape of Two Coreys”, Corey Feldman enumeró a los hombres que dice lo agredieron sexualmente a él y a su amigo el también actor Corey Haim cuando eran estrellas infantiles. Entre los nombres, Feldman alegó que Haim había dicho que el actor Charlie Sheen lo violó mientras hacía la película “Lucas” de 1986.

Corey Feldman nombró por primera vez a tres hombres a los que había acusado previamente de abuso sexual él mismo: Jon Grissom, un actor que tuvo pequeños papeles en “License to Drive”  y  “Dream a Little Dream” coprotagonizada por Feldman y Haim, el dueño del club nocturno Alphy Hoffman y ex gerente de talentos Marty Weiss. También dijo que Dominick Brascia, un ex actor y amigo de ambos Coreys que murió en 2018, había abusado sexualmente de Haim.

Por otro lado, el suicidio del actor Isaac Kappy, destapó una red de pedofilia de la que dejó testimonió en un mensaje póstumo que compartió en Instagram.

En la extensa carta, Kappy habla claramente sobre todos los pedófilos a los que de cierta forma llamaba sus amigos. Igualmente, pide perdón a todas aquellas personas a las que inspiró de cierto modo y los incita a seguir adelante. También se declara a si mismo como Judas Iscariot, el hombre que traicionó a Jesús, pues es así como él se siente, un traicionero que al mismo tiempo declara y acepta que se está poniendo en una situación peligrosa al estar diciendo toda la verdad de Hollywood.

CASOS DE ABUSO EN MÉXICO

La meca del cine no es la única que se ha visto envuelta en escándalos de abuso sexual a menores, en Méxíco, la cantante Gloria Trevi y el productor musical Sergio Andrade estuvieron involucrados en el caso al que se denominó como el clan “Trevi - Andrade”

Eran a mediados del año 2000 cuando el llamado 'Clan Trevi-Andrade’ acaparaba todos los medios. La historia de una estrella del pop y un productor musical, consignados por delitos de secuestro y corrupción de menores en Brasil, estallaba en México.

Sergio Andrade solía ser un maestro de la manipulación que se dedicaba a “reclutar” jóvenes y niñas con la supuesta intención de ayudarles a cumplir sus sueños de volverse estrellas, a decir de algunas implicadas, lejos de esa meta, durante 15 años se ocupó de formar un harem particular en el que ejercía dominio total sobre las jóvenes.

Aline Hernández, ex esposa del productor, sería la primera en ventilar los actos en 1997, interpuso una demanda en su contra por los cargos de corrupción de menores, lenocinio y sacó a la venta el libro "La Gloria por el Infierno", donde relata su experiencia al lado de Sergio Andrade.

Otro nombre que salió a relucir en el escándalo, fue el de la cantante Lucero, quien a los inicios de su carrera comenzó a trabajar de la mano de Andrade, con quien se dice entabló una relación sentimental que fue interrumpida a tiempo por la madre de la cantante, quien se encargó de ocultar la historia y negarla ante la prensa.

¿QUÉ HACE HOLLYWOOD ANTE ESTAS SITUACIONES?

Lo importante de todo esto es: ¿qué está haciendo Hollywood para sus estrellas infantiles no sufran estas situaciones? Como recoge “Buzzfeed”, las leyes que protegen en EU a los niños actores se remontan a 1939, aunque varían de estado a estado, y el SAG (Screen Actors Guild), el sindicato del gremio, introdujo varios requisitos en los años 80. La figura más importante es el profesor del estudio, encargado de la educación de los intérpretes menores de edad, pero también de su protección física y emocional, de salvaguardar su bienestar de los intereses de los directores y productores. Pueden negociar con el equipo creativo el contenido de las escenas en que participan los pequeños, pero también clausurar la producción de la película si pone en peligro a los jóvenes.

No obstante, sus limitaciones son casi mayores que sus poderes. Por un lado, su función se restringe al horario de rodaje, por lo que los niños y adolescentes pueden hacer lo que quieran después de trabajar, a veces en ciudades y países lejos de casa, si no los atienden sus padres o tutores legales. Por otro, no pertenecen a una autoridad externa, sino que están contratados por la propia productora, que puede cambiar a un profesor por otro, en cuestión de horas, si el primero les pone las cosas difíciles. Además, el portal especializado 'Deadline' informó en 2014 y 2015 de que varias personas que trabajaban como tal habían falsificado el certificado que el estado de California concede a estos profesionales. El sistema no es realmente fiable.

Está claro que las productoras no son las responsables últimas de las estrellas infantiles, sino sus padres o tutores, pero sí deben establecer iniciativas que sirvan como observatorio.

Por ello, todos los mecanismos que la industria pueda habilitar para garantizar la seguridad de las estrellas infantiles son pocos y tremendamente importantes. Desde 2003, el SAG trabaja para que los servicios psicológicos y emocionales para los menores sean cada vez más habituales y accesibles en los rodajes. Hollywood no debe solo actuar como una meta de ensueño, sino como una autoridad que trascienda sus intereses laborales y proteja a los pequeños también cuando se apagan los reflectores.


(Nayelli Langarica)