Paternidad en revolución: ¿cómo la viven los famosos y la sociedad?

El concepto de paternidad a través de la historia ha ido evolucionando y hasta revolucionando, dejando atrás los viejos esquemas de crianza

  • REDACCIÓN
  • 20 de Junio de 2020
  • 17:35 hrs.
Paternidad en revolución: ¿cómo la viven los famosos y la sociedad?
Para experimentar una "nueva"paternidad se ha tenido que redefinir al mismo tiempo la maternidad, ya que la actitud de la madre puede estimular o rechazar la implicación del padre en lo que tradicional o culturalmente ha pertenecido a ella (FOTO ESPECIAL)

El concepto de padre a través de la historia ha ido evolucionando y hasta revolucionando, durante décadas percibimos al progenitor masculino con una figura autoritaria y pragmática; el modelo de padre ideal correspondía al hombre varonil, ocupado de lo económico, con posición en la esfera pública, y siendo una figura de autoridad en la esfera privada. Sin embargo, hoy día, factores como las condiciones económicas y laborales, la emancipación de la mujer y el relevo generacional, han cambiado ese arcaico concepto.

Los padres ahora son vistos como figuras que corresponden más con la participación equitativa en la crianza, y en todos los aspectos de la misma: en el plano material, el afectivo, el de la responsabilidad y sensibilidad, así como al de las destrezas para llevar a  cabo determinados cuidados en todo momento, desde la concepción, embarazo, parto, y cada una de las etapas vitales por las que irán pasando los hijos evolutivamente.

En 1980, el 60% de los padres que participaron en una encuesta de la consultora Gallup sobre conciliación familiar y laboral declararon que sus familias eran "el elemento más importante de su vida" en ese momento, según Fathers.com. Y a la pregunta de qué era lo que les reportaba más satisfacciones personales, la mayoría de hombres respondió que sus hijos. Poco después, en 1987, una encuesta de la revista Fortune arrojaba el dato de que el 30% de los progenitores masculinos había rechazado ofertas laborales y promociones internas porque aceptarlas hubiera supuesto tener que pasar menos tiempo con su familia.

Estos resultados, inéditos hasta entonces en investigaciones similares, refrendaron un cambio importante en el rol que el padre venía manteniendo en la familia y la paternidad.

LA VISIBLE REVOLUCIÓN

Aunque muchos progenitores siguen repitiendo el esquema en el que fueron criados, lo cierto es que otros, han optado por un concepto más amable de la paternidad. En nuestros días, el padre ya no está sólo para mandar y traer el dinero a casa. El cambio de actitudes empezó a verse también en el cine infantil, quizás uno de los géneros en el que más se habla de la familia. El progenitor de Mary Poppins, inspirado en el de la obra de P.L. Travers, encarna en términos sintéticos la propia evolución de la imagen del padre y el hombre. En el filme, empieza siendo una figura profesional y distante para evolucionar a una doméstica y cariñosa que, a su vez, acepta las ideas políticas de su mujer, una sufragista.

La paternidad ahora goza de un abanico más amplio en el esquema social, los padres no sólo se han vuelto más afectuosos con sus hijos de forma natural; también son más conscientes de que, para mantener a su familia, necesitan cuidar de ella.

Sin embargo, es importante destacar que definir la paternidad significa redefinir al mismo  tiempo la maternidad, ya que la actitud de la madre puede estimular o rechazar la  implicación del padre en lo que tradicional o culturalmente ha pertenecido a ella, y aunque existen muchas mujeres que desearían que sus parejas estuvieran más comprometidas con el cuidado de los hijos de lo que lo están, otras ni siquiera están interesadas en que tenga ningún tipo de implicación. Con ello se afirma que la madre es  la reguladora de la mayor o menor implicación del padre en la crianza según sus creencias sobre  el rol paterno,  pero no es la única variable influyente. Entre otras podemos destacar: creencia del futuro padre en la implicación del cuidado de los hijos, relaciones conyugales, la preparación psicológica para rol paterno, concesión de menor importancia a su trabajo, bajo nivel de ansiedad de la mujer, buenas relaciones con las familias de origen, etc.

 

PATERNIDAD LIBERADORA

Aunque pudiera parecer que muchos de estos cambios están dirigidos en exclusiva al beneficio de los hijos, lo cierto es que ahora los propios padres disponen de más libertad a la hora de elegir cómo educar a su progenie y pueden recibir con mayor naturalidad el feedback emocional de los mismos, que no tienen por qué ver en él la figura distante e imperativa que era en el pasado.

EL PADRE AMIGO

También existe otro extremo: los padres amigos, aquellos que pretenden ser cercanos a sus hijos convirtiéndose casi en sus colegas. Carecen de las habilidades sociales y emocionales con que relacionarse con ellos y con frecuencia, se sienten frustrados e incomprendidos.

Los expertos señalan que ninguno de los extremos es del todo recomendable para ninguna de las partes: el padre que los especialistas de hoy consideran más saludable conjuga el cariño con la figura disciplinaria que en ocasiones demanda la educación de un hijo.

PAPÁS SIN GÉNERO

Aunque la paternidad entre dos personas del mismo sexo sigue siendo un tema tabú para algunos sectores de la sociedad, famosos como Elton John y Ricky Martin, han contribuido a cambiar esa imagen.

Ricky Martin

Cuando el cantante puertorriqueño reconoció su homosexualidad por medio de una carta publicada en su web oficial, ya era padre soltero de los mellizos Mateo y Valentino, fruto de una madre sustituta. Martin cría a sus hijos junto con su pareja, el pintor Jwan Yosef, con quien desde hace años mantiene una sólida relación y una familia en crecimiento a la que se han sumado dos nuevos integrantes.

Neil Patrick Harris

Neil Patrick Harris, Barney en la afamada serie "How I met your mother", y su pareja David Burtka, ambos de 37 años, fueron padres de mellizos en octubre de 2010: una niña y un varón. Pese a que en el estado de California no es todavía viable el matrimonio homosexual, ellos luchan por los derechos gays. Mientras, disfrutan de la paternidad conjunta con Gedeón Scott y Gracia Harper.

B.D. Wong

Quien interpretara al psiquiatra en la serie "La Ley y el Orden", Wong, también ha asumido su homosexualidad públicamente. El actor tuvo hijos gemelos en el año 2000 con quien fuera su pareja, Richie Jackson. Hijos de madre sustituta, desgraciadamente uno de los bebés murió poco más de una hora después de nacer. La pareja se separó cuatro años después.

Elton John

Otro caso de padres del mismo sexo son el cantante pop Elton John y su marido David Furnish. Se conocieron en el año 1993 y se casaron en Inglaterra doce años después. Ambos se convirtieron en padres en Navidad del 2010, con la llegada de Zachary Jackson Levon Furnish-John. Y fueron padres por segunda vez en enero de 2013.

LA PATERNIDAD DESPUÉS DEL DIVORCIO

Estos famosos han encontrado el balance entre ser una pareja divorciada y velar por el bienestar de sus hijos, al punto de convertirse en una familia totalmente moderna.

Marc Anthony

A pesar de no llevarse muy bien con las madres de sus primeros tres hijos (Debbie Rosado y Dayanara Torres, respectivamente), Marc Anthony sí ha mantenido una estrecha relación con Jennifer López, mamá de Emme y Max, sus gemelos. La pareja se divorció en 2014, tras casi nueve años de amores. Pero eso no fue impedimento para criar a sus hijos en un ambiente armonioso; de hecho, ambos se reúnen para cumpleaños y ocasiones especiales, admitiendo que "se amarán para toda la vida y siempre estarán presentes el uno para el otro".

Mijares

Tras una de las de bodas más esperadas y aplaudidas en México y el mundo (recordemos que ambos eran los cantantes más populares en ese tiempo), Lucero y Mijares se divorciaron en 2011, luego de 14 años de matrimonio. Aunque todo apuntaba a que iban a terminar peleados (rumores de infidelidades entre lado y lado, además de problemas de conducta y "terceros", como la mamá de Lucero y su posible novio), los artistas han sabido mantenerse al margen, compartiendo la crianza de sus hijos José Manuel y Lucerito. Lo maravilloso es que a pesar de estar en nuevas relaciones, aún se dan el tiempo para convivir como buenos amigos y ser parte de los logros de cada uno.

Eduardo Santamarina

Otra boda apoteósica fue la de Eduardo Santamarina e Itatí Cantoral, quien en el año 2000 dieron el sí en una ceremonia de cuento de hadas. Fruto de su relación, nacieron los gemelos Eduardo y Roberto. Cinco años más tarde, la pareja anunció su divorcio y el escándalo de infidelidad estalló (Eduardo engañó a Itatí con la actriz Susana González, y luego le fue infiel a esta con Mayrín Villanueva, su actual esposa). Si bien le tomó tiempo a Cantoral para superar esa etapa, ahora ella y Eduardo comparten la crianza de sus mellizos y hasta se reúnen como la típica familia moderna junto a los hijos de Mayrín de otro matrimonio, Romina y Sebastián, la pequeña Julia (hija de Eduardo y Mayrín) y María, la hijita menor de Itatí con su esposo Carlos Cruz.

Ben Affleck

Dos años después de su separación, se llevan tan bien que no es nada extraño que incluso pasen las fiestas como Acción de Gracias o Pascua juntos. Tienen 3 hijos que disfrutan mucho de la unidad familiar, y se han puesto de acuerdo sobre cómo actuar con los niños respecto a las personas con las que salen a partir del divorcio.

Antonio Banderas

Durante muchos años fueron uno de los matrimonios más estables en Hollywood, pero incluso después de haberse separado son un gran apoyo el uno para el otro. No faltan en ningún evento importante de su hija Stella del Carmen, y sus encuentros no son para nada incómodos, sino los de dos buenos amigos.

Chris Martin

La actriz y el cantante de Coldplay siempre han sido un modelo de familia. Después de separarse, ambos han expresado el profundo cariño y respeto que se tienen. No es nada raro ver a toda la familia de viaje, disfrutando de alguna playa y a las dos celebridades charlando como buenos amigos.

Diego Luna

Aunque ambos han continuado con su vida sentimental, se apoyan en sus carreras y siempre están el uno para el otro en los momentos más importantes, mostrándoles a sus hijos que siempre serán una familia.

Las cosas cambian, pero todavía hay un largo camino por recorrer. Los estereotipos masculinos restrictivos y las presiones culturales siguen reteniendo a los hombres, lo que puede llevar a una baja aceptación de la licencia de paternidad. Mientras que muchos hombres se convierten en padres por primera vez y aprovechan la oportunidad de cuidar a su recién nacido, otros no son tan afortunados.

 

(Imelda Téllez)