10 prendas que no pueden faltar en tu guardarropa

Conoce cómo debes integrar el llamado "fondo de armario"

  • RODRIGO GUERRERO
  • 18 de Noviembre de 2021
  • 13:30 hrs.
10 prendas que no pueden faltar en tu guardarropa
Con 10 prendas puedes crear un guardarropa completo. (FOTO TOMADA DE PEXELS)

En la moda se habla de muchos conceptos que están relacionados con este fascinante mundo, como tendencias, estilos, inspiraciones, colecciones o temporadas, entre otros más. Hoy, hablaremos de los básicos que te ayudarán a formar lo que se llama "un fondo de armario", es decir, una serie de prendas que te servirán para estar bien presentada en cualquier ocasión.

La RAE define la palabra "básico" como aquello que: "tiene carácter de base o constituye un elemento fundamental de algo", es decir, habla de los cimientos o de todo aquello considerado como esencial o indispensable. Aplicado en la moda, se traduce a todas aquellas piezas que se deben tener para formar un guardarropa esencial y de las que nos vamos a apoyar para combinar entre sí o con otras prendas que no necesariamente pertenezcan a este grupo.

Aunque el número suele variar entre expertos y analistas de moda, la mayoría coincide en que son 10 las prendas básicas que toda mujer debe tener, con la que se le garantiza cubrir cualquier compromiso luciendo siempre arreglada.

En todas estas prendas debe existir una característica en común y esta es la calidad. Por tratarse de prendas que estaremos usando continuamente y combinando con otras, deben perdurar a través del tiempo, por ello, es importante que inviertas en cada una, pues eso te garantiza que duren años y luzcan siempre presentables a pesar del uso. Así que no escatimes en ellas.

¿Lista? ¡Iniciamos!


(FOTO TOMADA DE H&M)

10. Blusa o camisa blanca

Así como los lienzos de los pintores y artistas, la camisa o blusa blanca nos va a servir como apoyo para poder coordinar con otras prendas y accesorios. Por tratarse de un tono neutro, nos garantiza que no habrá problema para combinar con otros tonos.


(FOTO TOMADA DE MANGO)

9. Little black dress (pequeño vestido negro)

Esta pieza es sinónimo de elegancia y se la debemos a Coco Chanel. La diseñadora francesa fue la precursora de esta pieza, quien lo diseñó de corte clásico, liso y sin detalles llamativos, pues para atraer la atención están los accesorios. El escote, por ejemplo, debe ser discreto, nada escandaloso.

La longitud ideal deberá rozar las rodillas o unos centímetros por debajo de la rodilla.


(FOTO TOMADA DE STRADIVARIUS)

8. Falda

Sin importar el tipo de cuerpo, la falda es una pieza muy versátil para las mujeres, pues gracias a su forma se adecua a su silueta. Ésta debe ser de un tono neutro oscuro, que puede ser negro o azul marino. Al momento de probártela, elige aquella que no te produzca "rollitos" en las caderas o cintura. Debe ajustarte bien y tener una caída natural que te favorezca y no que juegue en tu contra.


(FOTO TOMADA DE STRADIVARIUS)

7. Jeans

Todos tenemos más de un par en nuestro clóset, pero del modelo del que hablamos es aquel pantalón de mezclilla neutro, es decir, de un color sólido —azul oscuro o el clásico claro—, sin deslavados, aplicaciones o rotos. Imagina que este par es el mismo que usarás para ir al cine, una salida al parque, una cena, fiesta o reunión, únicamente cambiando la blusa o playera y el calzado: flats, tenis o stilettos.


(FOTO TOMADA DE H&M)

6. Pantalón de vestir

Para las ocasiones más formales es importante contar con un pantalón de vestir. De nueva cuenta el básico será aquel de color neutro, como negro, azul marino, gris, incluso el beige. La tela aquí jugará un papel importante, entre más fina y de calidad sea, tendrá una mejor caída y se ajustará perfectamente a tu silueta.


(FOTO TOMADA DE MANGO)

5. Blazer

Ya sea para combinar con la falda o el pantalón de vestir, el blazer te ayudará para armar un conjunto ganador. Procura elegir un blazer liso, sin adornos, cierres o aplicaciones. En su lugar, apuesta por aquel que tenga una botonadura fina, elegante y clásica, pero sobre todo discreta. Nuevamente, el de color neutro es la mejor opción: negro, gris o azul marino


(FOTO TOMADA DE PEXELS)

4. Trenchcoat (gabardina)

Para protegerte de la lluvia nada como un trenchcoat. Se trata de la clásica gabardina que será tu mejor aliada para los días lluviosos y con la que también podrás abrigarte, en especial en el entretiempo. De esta prenda, la clásica es la de color caqui, pero, de acuerdo con el experto de moda Tim Gunn, en este caso puedes hacerte de una de cualquier otro color, como rojo, azul, verde, cualquiera que sea tu favorito. No importa el material que elijas, puede ser gabardina, algodón, rayón o seda, lo importante es sea de calidad para que dure.


(FOTO TOMADA DE ZARA)

3. Vestido para el día

Se trata de un diseño formal, de preferencia de un solo color, o con algún estampado discreto, como lunares, que podrás usar para la oficina, por ejemplo, atender una reunión o una comida/cena de negocios. No lo confundas con los vestidos de coctel, que son para las fiestas o salidas a bailar. Este vestido para el día es para usarse principalmente en el trabajo.


(FOTO TOMADA DE ZARA)

2. Jersey de cashmere

Aquí sí es importante que sea del material que corresponde. Del resto de los jerseys o suéters, el de cashmere es la versión más elegante de todas por eso es importante que al menos tengas uno en tu clóset. Aquí no escatimes en costo, es caro, pero la inversión bien vale la pena. En cuanto a colores, decántate por las tonalidades suaves, como beige, nude, gris o aún tonos pastel, como azul o rosa. 


(FOTO TOMADA DE H&M)

1. Pants alternativos

Llegamos a la última prenda, definida como pants alternativos o sweatsuit alternative. De acuerdo con la definición de Tim Gunn "es un artículo que es fácil de poner, que te permite lucir sofisticada y pulida y es una alternativa a los pants clásicos".

Para muchos puede ser un pantalón cómodo y casual, pero sin llegar a ser deportivo, como unos joggers. Otros lo sustituyen por un vestido de algodón, puede ser un estilo camisero, por ejemplo. La idea de esta pieza es que luzcas arreglada y bien vestida, pero en equilibrio, ni muy fachosa, ni muy elegante.