Box, el entrenamiento para bajar de peso y definir músculos

Atrévete a desafiar tus miedos. Ponte los guantes y comprueba los beneficios del pugilismo

  • RODRIGO GUERRERO
  • 23 de Noviembre de 2021
  • 16:00 hrs.
Box, el entrenamiento para bajar de peso y definir músculos
Practicar box ayuda a tonificar y definir los músculos del cuerpo. Foto Pexels

Practicar alguna disciplina deportiva se ha convertido en una alternativa para aquellas personas que no tienen tiempo para entrenar en el gimnasio o que no se sienten atraídos por las rutinas repetitivas de ejercicios. Es así como muchos han optado por inscribirse a clases de entrenamientos funcionales, tal es el caso del box.  Aunque siempre se ha practicado, en los últimos años el pugilismo ha tomado relevancia por los beneficios que trae a nivel físico y cerebral, al desarrollar agilidad, destreza y coordinación. 

Se trata de uno de los entrenamientos más completos, donde se trabaja el cuerpo entero y se pone a prueba la fuerza, resistencia y potencia. Practicarlo podría resultar intimidante, pero la realidad es que su entrenamiento va más allá de subirse al ring y golpear al oponente. La percepción que se tiene de que se trata de una actividad riesgosa o agresiva, ha cambiado.  

Si bien se trata de un deporte de contacto, aprender y practicar esta disciplina tiene grandes ventajas, como la disminución de riesgo de lesiones, aumento de la salud cardiovascular, liberación de estrés, activación y trabajo muscular y contribución a la pérdida de peso. 

 

 Foto Pexels

 

 

De pies a cabeza 

A diferencia de otros entrenamientos funcionales, en el box el cuerpo es llevado hasta el límite, esto gracias a la resistencia física que se emplea, favoreciendo la capacidad aeróbica y anaeróbica y mejorando el sistema respiratorio. 

Desde el calentamiento previo, el cuerpo comienza a despertarse y activarse. Es ahí donde se empieza a trabajar la salud cardiovascular, acelerando el sistema circulatorio, encargado de bombear el corazón e irrigar sangre por todo el cuerpo. 

Al tratarse de una disciplina de alto impacto por los golpes que se lanzan, los músculos se definen y tonifican, consiguiendo también que aumenten su volumen. Relacionado a esto, la grasa que se tiene comienza a desaparecer, pues favorece la quema de calorías en cada entrenamiento. Se estima que en una sesión de una hora se pierden entre 700 y 1000 calorías. 

 

 Foto Pexels

 

Los músculos de la espalda y brazos no son los únicos que se favorecen de esta disciplina. El box es de los entrenamientos más completos y se trabaja todo el cuerpo, así que el pecho, el abdomen y las piernas completas también se ven beneficiados. Aunado a ello, la flexibilidad muscular se ve favorecida, esto debido a los movimientos rotativos que se realizan, en los que se aplica fuerza y velocidad. 

La mente también juega un rol importante en el box. Ésta se ve favorecida al mantenerse en estado de alerta como medida preventiva para evitar un golpe del oponente. Es aquí donde se desarrollan la habilidad y los reflejos para esquivar un golpe.  

Se ha comprobado también que el sistema óseo se ve favorecido con el pugilismo, esto debido a la fuerza y al impacto que tienen los ejercicios denominados como funcionales, incrementando la masa ósea.  

Estar bien plantado en el piso para evitar ser derribado por el oponente es una de las tantas lecciones que te da el box, por ello el equilibrio se ve favorecido, cuando se trabaja el control y la estabilidad.  

Adiós al estrés. Es tanta la descarga de adrenalina (y sudor) que el cuerpo se libera de toda la carga que trae consigo, por ello, su práctica se ha vuelto tan popular, pues combate la tensión acumulada.