El chupón: sus pros y sus contras

Conoce cuáles son los riesgos y beneficios que trae el uso del chupón en los niños

  • RODRIGO GUERRERO
  • 18 de Noviembre de 2021
  • 12:00 hrs.
El chupón: sus pros y sus contras
El chupón puede ser un gran aliado de los padres. (FOTO DE KRISTINA PUAKSHTITE PARA PEXELS)

Las recomendaciones sobre el cuidado de los bebés suelen incluir muchos mitos. Todo el mundo tiene opiniones al respecto, desde los familiares hasta los amigos, y por supuesto, otras mamás.


Un tema muy controvertido y que siempre da de qué hablar es el uso del chupón o chupete, incluso hay distintas opiniones al respecto entre pediatras. Mientras algunos especialistas lo recomiendan como una buena opción en cierto periodo de la vida de los infantes, hay otros que desaprueban su uso y advierten sobre los riesgos de su utilización.

 

 

(FOTO TOMADA DE PEXELS)

 

Este aditamento se creó con la intención de entretener y tranquilizar a los bebés. Una vez introducido en su boca, el menor comienza a succionar, una acción que se le da naturalmente, al ser la vía y mecanismo que emplean para obtener su alimento.


El origen de los chupones viene de un artilugio usado por las madres en la Edad Media hasta principios del siglo 20. Las mamás ponían azúcar o algo de comida en un trozo de lino, lo enredaban hasta formar una bolita y se lo daban al bebé a chupar para tranquilizarlo. La sustitución de estos por los hechos de goma se da a partir de la invención de las mordederas de hule para ayudar en la dentición, éstas evolucionaron en chupones también de hule.


Desde entonces la polémica no se hizo esperar. Las madres estaban felices de poder distraer a sus hijos, calmar su llanto o entretenerlos en las noches para que pudieran conciliar el sueño.


Pero algunos médicos propagaron las desventajas de su uso, como malformaciones en los dientes y la boca que se evidenciaban en los niños que lo habían usado.

Con el paso de los años, algunos mitos se han creado mientras que otros se han desmentido, el caso es que aún no hay una decisión clara acerca de si es bueno o no que los bebés usen chupón.

 


(FOTO DE ARIE VAN RAVENSWAAY PARA PEXELS)

A FAVOR

En el documento titulado ´Chupón y lactancia materna´ publicado en el sitio Medigrafic, especializado en literatura médica, los doctores Rosalía Garza, Eduardo de la Teja y Luis Américo Durán enlistan una serie de indicaciones sobre su uso, entre las que destacan:


·       Ofrecerlo únicamente cuando el menor lo requiera.

·       Iniciar su uso a partir del primer mes de nacido, no antes pues puede provocar confusión en el lactante entre el pezón de la madre y el de plástico.

·       Usar las versiones sin azúcar, ya que las adicionadas con miel pueden provocar caries en los primeros dientitos.

·       Es mejor elegir chupones ortopédicos, de forma ergonómica y fabricados en silicón.

·       Usarse cuando el niño tiene la costumbre de chuparse el dedo pulgar, pues de acuerdo con los especialistas, es más fácil retirarles el chupón al hábito del dedo.


Otra razón de peso por la que han aprobado su uso es porque ayuda a reducir la incidencia del síndrome de muerte súbita, esto avalado por la propia Academy of General Dentistry (Academia General de Ortodoncia) de los Estados Unidos.


Según señala el sitio "como los bebés que usan chupones duermen menos profundamente que aquellos que duermen sin chupón, se evita el sueño profundo que puede resultar en el paro respiratorio".

 


(FOTO TOMADA DE PEXELS)

DESVENTAJAS

Entre la lista sobre sus inconvenientes destaca que su uso posterior al año de edad se considera un hábito nocivo, que puede desencadenar en maloclusión, es decir una alineación anormal de los dientes.


Otra contraindicación es que se provoque una mordida cruzada posterior, abierta o protrusión, que es cuando sobresalen los dientes de enfrente; además de posibles infecciones por bacterias, gérmenes y hongos, o infecciones bucales y de oído más frecuentes.


Además, se siguiere jamás anudar o colgarlo al cuello, pues puede provocarle asfixia al menor. En el tema de bebes recién nacidos que son amamantados, puede provocar el síndrome de confusión del pezón.

 

¡ADIÓS, CHUPÓN!

Aunque algunos pediatras sugieren quitar el chupón en los bebés en cuanto cumplen su primer año, hay otros más permisivos que aconsejan extender el periodo un par de años más, es decir, cuando el niño cumple dos o tres años máximo, antes de que ingrese al kínder o jardín de niños.


Como toda transición, debe hacerse paulatinamente y evitar caer en frustraciones o enojo por parte de los padresLos pasos que se recomiendan en la Guía Infantil, que se publica en España, son:

 

·       Limitar su uso a la edad de 18 meses y sólo destinarlo para la hora de la siesta o para dormir.

·       "Olvidarlo" en casa cuando salgan a la calle, así el pequeño sabrá que podrá usarlo cuando regresen. Lo más probable es que se le olvide durante ese momento por estar distraído en su paseo.

·       Jamás retroceder en los logros que se han hecho al dejarlo.

·       Estar siempre al pendiente que el menor no adopte otro hábito para suplir el uso del chupón.

·       Premiarlo y reconocerlo cuando en ocasiones particulares lo ha dejado.

·       De los más extremos es sumergirlo en vinagre y dárselo al menor. Por el sabor, lo rechazará.