¿Qué es la comfort food?

La sopa de fideo que te recuerda a tu abuelita o la pizza que te consuela cuando te sientes triste son buenos ejemplos de comfort food

  • MARISA ZANNIE
  • 23 de Noviembre de 2021
  • 13:00 hrs.
¿Qué es la comfort food?
La comida considerada como reconfortante puede ser alta en carbohidratos y calorías. (FOTO DE MARIA POLNA PARA PXHERE)

De acuerdo con la Wikipedia, comfort food son aquellos alimentos que te producen nostalgia al comerlos o que te traen buenos recuerdos, por ejemplo, la sopa de fideos de tu nana o la receta de pastel de cumpleaños de tu mamá.

Según la misma fuente, el término aparece por primera vez en 1966, cuando una nota del "Palm Beach Post" decía: "Los adultos, cuando sufren de severo estrés emocional, se vuelcan hacia la comfort food, alimentos asociados al sentido de seguridad de la infancia".

(FOTO TOMADA DE DEPOSITPHOTOS.COM)

Sin embargo, existe otra idea de comfort food: dado que lo que buscamos es un sentimiento de placer y seguridad cuando la consumimos, es bien sabido que lo que más placer nos provoca son los alimentos altos en calorías y carbohidratos.

Aunque en la primera definición bien cabe un buen consomé de pollo o una rica sopa de verduras, la segunda alude más bien a un helado de vainilla con bombones y jarabe de chocolate o a una pizza recién horneada, por ejemplo.

(FOTO TOMADA DE PIXABAY)

Un artículo publicado en 2017 en el International Journal of Gastronomy and Food Science (Diario Internacional de Gastronomía y Ciencia de los Alimentos) dice que la comfort food son aquellos alimentos que nos provocan "consuelo o un sentimiento de bienestar", y que son gratos a nuestro paladar, tacto y olfato. Son alimentos francamente dulces o salados y rara vez ácidos o amargos, añade el artículo, y generalmente "son preparaciones sencillas y tradicionales".

Haciendo eco de la segunda definición, la sicóloga Shira Gabriel, de la Universidad de Buffalo, dice que la comfort food se nos antoja cuando nos sentimos solos o rechazados y que, en cierta forma, nos ayuda a aliviar esos sentimientos.

Curiosamente --en contraposición con la opinión de Gabriel--, de acuerdo con la nota del Journal, hombres y mujeres la consumimos por razones distintas: las mujeres tienden a hacerlo cuando se sienten culpables, deprimidas o solas, mientras que los hombres lo hacen como recompensa por "un trabajo bien hecho".

(FOTO DE PAULINA LOHUNKO PARA STOCKSNAP)

PERO ¿SÍ NOS ALIVIA?

Jordan Troisi, investigador de la Universidad de Sewanee, dijo en 2015 a la revista "Time" que la "comfort food son platillos que la gente asocia con relaciones muy cercanas. Son alimentos que tienen que ver con algún miembro de la familia, reuniones sociales o personas que los cuidaron, por estas razones, la mayoría de los platos considerados como comfort food son tradicionales o se sirven en las fiestas".

Sin embargo, algunos estudios han demostrado que el sentimiento de bienestar provocado por consumir estos alimentos no es significativo, aunque la gente asegure sentirse "mucho mejor" después de haberlos comido. En otras palabras, las personas les atribuyen a estos alimentos cualidades que no tienen, así que

¡cuidado con adquirir demasiado confort!

Aún más cuestionable que su capacidad para realmente proporcionarnos alivio, está su efecto en nuestra dieta. Muchos de los alimentos considerados como comfort food son altos en calorías y grasas y por lo mismo, no son precisamente saludables.

Aunque, vale la pena señalar que existen algunas personas para quienes la comfort food pueden ser frutas y verduras. El celebrity chef inglés Hugh Fearnley-Whittingstall, dijo al diario "The Guardian": "Mi clase de comfort food es la que me hace sentir mejor porque la consumo cuando más se me antoja, así que no creo que la etiqueta de ´confortable´ solo deba colocarse a alimentos pesados y ricos en calorías; debería ser todo lo que te haga sentir mejor en el momento, que puede ser desde un pudín de chocolate hasta un smoothie de frutas frescas de temporada. La comida debe ser llamada confortable cuando consumes lo que sea que te haga sentir mejor en el momento en que lo necesitas", y añade "no hay nada que te haga sentir más incómodo que excederte con la comida".

(FOTO TOMADA DE PUBLIC DOMAIN PICTURES)

UNA BUENA SOLUCIÓN

El nutriólogo celebridad, Brian Bender, dice que una buena idea para disfrutar de la comfort food sin que afecte negativamente a nuestra dieta es cambiar algunos ingredientes poco saludables por otros más sanos "que no cambien radicalmente la receta y por tanto, nos provoquen los mismos sentimientos de paz y seguridad". Hoy en día hay recetas sanas de platillos como hot cakes, hamburguesas y aún helados, que no le piden nada en sabor a sus versiones más calóricas.

Toma en cuenta también que el sentimiento de seguridad y tranquilidad puede obtenerse por otros medios que no sean la comida, puedes recurrir a releer un libro favorito o ver una película romántica sin ganar calorías ¡Solamente no la acompañes de palomitas con mantequilla!