Ventajas y desventajas de los viajes todo incluido

Evalúa si esta opción es la mejor para tus próximas vacaciones

  • RODRIGO GUERRERO
  • 24 de Noviembre de 2021
  • 20:00 hrs.
Ventajas y desventajas de los viajes todo incluido
Viajar con todo incluido puede ser el paraíso...o el infierno. (FOTO TOMADA DE PIXABAY)

Todos amamos viajar y más cuando hemos conseguido una buena promoción que nos ayude a ahorrar. Nos cuesta tanto esfuerzo conseguir dinero, que lo mejor que nos puede pasar es encontrar una oferta que nos permita hacer rendir nuestros ahorros al máximo.

Una alternativa que muchos viajeros han encontrado para no ver demasiado atacada su cartera es apoyarse de los paquetes conocidos como Todo Incluido. Se trata de viajes que, por un único precio, consideran todo o la mayor parte de los servicios necesarios para disfrutar unas vacaciones, como son los traslados, alimentos y alojamiento. Otros más incluyen tours, recorridos y otra clase de atracciones.

Viajar con este tipo de paquetes o a esta clase de hoteles tiene grandes ventajas, pues desde un principio se enlista todo de lo que podremos disfrutar y el costo por persona; así, muchas familias o parejas pueden considerar desde el inicio de las vacaciones su presupuesto y saber si les alcanza y conviene.

Pero esto es sólo su atractivo más obvio, existen otras ventajas y oportunidades en esta clase de servicio.

(FOTO TOMADA DE PEXELS)

ECONOMIZAR

Como ya dijimos, este paquete o estancia ya tiene un precio fijo por todos los servicios incluidos. En contraste, si nosotros elegimos armar nuestro propio plan de viaje con boletos, traslados, alimentos y alojamiento, el costo seguramente subirá notablemente, así que una opción de este tipo siempre será una mejor alternativa para economizar.

ALIMENTOS Y BEBIDAS INCLUIDOS

En lo que se va gran parte del presupuesto cuando viajamos es en las comidas, considerando mínimo tres: desayuno, comida y cena, porque hay quienes hacen más. Así que, si nuestro hotel tiene la modalidad de todo incluido, seguramente su oferta gastronómica y de bebidas será bastante amplia. De ahí que muchos de los que son de este tipo tengan en sus instalaciones gran variedad de restaurantes y estaciones de snacks al servicio de los huéspedes. Claro, dependiendo del tipo de destino y categoría del hotel, es lo que ofrecerá para comer y beber.

(FOTO TOMADA DE PEXELS)

SIN SALIR

La oferta de los hoteles todo incluido resulta atractiva porque dentro de sus instalaciones cuentan con muchos atractivos al servicio del huésped, como albercas, espacios infantiles, jardines, gimnasio, canchas deportivas, centro de masajes, spa, sitios para bailar en la noche, entre otros. Así que, si tu plan es no salir del hotel y quedarte a disfrutar de las amenidades, esta es tu mejor opción.

SEGMENTADO DE ACUERDO A TUS INTERESES

Hay viajeros que buscan descansar y eso incluye no estar en contacto con menores de edad. Es válido. Así que muchos hoteles all inclusive son exclusivos para adultos, por lo que comprar un paquete con ellos te garantizará no atravesarte con un menor.

Por otro lado, para quienes son padres, también hay opciones. Cuando el hotel se define como familiar, grandes y chicos encontrarán actividadescon qué entretenerse.

EL LADO B

Si bien las ventajas del todo incluido resultan atractivas, también hay ciertos inconvenientes cuando se contrata un servicio de esta naturaleza:

HORARIOS Y AGENDA

Los hoteles todo incluido se manejan con horarios muy estrictos para ofrecer un servicio de calidad a sus huéspedes. Por ello, cuando viajamos a sus instalaciones debemos adecuarnos a sus tiempos. Un ejemplo son los restaurantes; tenemos que programarnos para poder llegar en el tiempo establecido para gozar del servicio, o agendar con antelación para poder acceder, porque muchos se manejan con reserva previa.

(FOTO TOMADA DE PIXABAY)

PERDERNOS DE LOS ATRACTIVOS DEL DESTINO

La mayoría de las ocasiones en las que se paga por un servicio todo incluido, la idea es pasar todo el viaje dentro de las instalaciones del hotel y ya no consideramos salir de ahí hasta el regreso a casa. Así que muchas veces se pierde la oportunidad de conocer más sobre el destino al que viajamos por tratar de ´desquitar´ lo que pagamos del viaje

QUE NO SEA COMPLETAMENTE TODO INCLUIDO

Cuando vamos a comprar un paquete de este tipo, debemos visualizar todo lo que implica el viaje para considerar si nos están ofreciendo todo lo necesario. Un ejemplo son los traslados del aeropuerto al hotel y de regreso. Hay agencias de viaje, físicas y en línea, que pueden tener o no este servicio, así que asegúrate de que cuente con todo lo que necesitas y en caso de que no, cotiza con antelación para que no estés haciendo gastos no previstos, que muchas veces resultan muy elevados.

Consulta sobre las actividades que ofrece el hotel, algunas pueden no estar incluidas, como el servicio de spa o las actividades relacionadas con deportes acuáticos.

POCA CALIDAD

Es importante, antes de pagar, preguntar por los menús del hotel, así como las etiquetas de las bebidas alcohólicas disponibles, pues no son necesariamente premium.

Ok, se incluyen alimentos y bebidas, pero debemos investigar cuáles son y si son de nuestro agrado. Ojo, un mismo hotel puede tener distintas categorías para sus huéspedes, consulta cuál es la que te están ofreciendo a ti y si deseas una de mayor o menor categoría.

GASTAR DE MÁS

Como creemos que ya está saldado el viaje, podemos caer en la tentación de hacer algunas compras no previstas, como en souvenirs innecesarios o en el gasto de algunos servicios o atracciones que no estaban contemplados, como un tour o solicitar un aumento de categoría dentro del propio hotel para recibir mejores bebidas y alimentos.

(FOTO TOMADA DE PEXELS)

NADA CÉNTRICO

Consulta la ubicación del hotel para asegurarte de que los atractivos turísticos que tienes contemplado visitar no están demasiado lejos. Considera los trayectos y costo de los transportes. Puede ocurrir que tengas que gastar más en taxis que si te hubieras quedado en un hotel un poco más caro pero más céntrico, al que podrías llegar incluso caminando.

CAER EN LOS EXCESOS

No porque ya estén pagados caigas en el error de abusar de las bebidas y alimentos. Recuerda lo que te costó ahorrar para poder pagar tu viaje, así que no lo eches a perder tomando, bebiendo de más o asoleándote tanto que llegues a provocarte quemaduras.

Mídete en tus consumos y tus disfrutes para que regreses descansado a casa y no arrepentido y con malestares.