Wolverine pudo estar inspirado en un guerrero prehispánico

Como dice el dicho “la realidad supera la ficción”, la historia de un héroe de la vida real supera por mucho a la ciencia ficción que se presenta en los X-Men

  • REDACCIÓN
  • 16 de Agosto de 2017
  • 00:00 hrs.
Wolverine pudo estar inspirado en un guerrero prehispánico
Así como en las historias de la liberación de México remarcamos la importancia de personajes como El Pípila, en Chile, Galvarino es un héroe (FOTO TOMADA DE WEB)

Las similitudes entre el superhéroe de Marvel y el guerrero prehispánico, surgen de una historia bélica ocurrida hace cientos de años, cuando un pueblo enfrentó una sangrienta batalla para defenderse de los invasores españoles.

De acuerdo con Cultura Colectiva, en la Guerra de Arauco, la comunidad Mapuche defendió por todos los medios sus tierras de los atacantes españoles durante la conquista, alrededor de 1536.

Dentro de las crónicas que narran los sucesos de ese enfrentamiento, destaca la historia del guerrero conocido como Galvarino, personaje que pudo haber inspirado al icónico superhéroe de los X-Men, Wolverine.

La Guerra de Arauco no fue un enfrentamiento de poca duración como lo fue el conflicto entre españoles y mexicas. Las hostilidades se llevaron a cabo en Araucanía  (lo que hoy conocemos como Chile) y duraron poco menos de 300 años. Los Mapuche es una de las pocas civilizaciones que hicieron frente a los invasores con éxito y aún existen como una comunidad independiente

Así como en las historias de la liberación de México remarcamos la importancia de personajes como "El Pípila", en Chile, Galvarino es un héroe de una de las batallas más importantes de la Guerra de Arauco.

Galvarino fue un valiente guerrero durante la guerra, pero es mejor conocido por haber sido prisionero después de la Batalla de las Lagunillas en contra de García Hurtado de Mendoza, general encargado de la conquista, que después se convirtió en Virrey de Perú. Los Mapuches decidieron crear una defensa para anticipar el ataque de Mendoza, pero no fue suficiente, 150 hombres fueron hechos prisioneros y entre ellos se encontraba Galvarino, uno de los mejores peleadores de los nativos.

Como castigo por su fiereza le cortaron las manos y después lo dejaron libre, como método de intimidación a sus compañeros para mostrarles lo que les sucedería si no se rendían. A pesar de la amputación de ambas manos, los conquistadores no lograron romper su espíritu y en su lugar, Galvarino desarrolló una sed de venganza. Cuando el guerrero regresó a informarle al general Caupolicán, líder de los Mapuches, exigió que se hiciera justicia y que se alzara el pueblo en contra de los invasores europeos.

El guerrero fue nombrado un comandante con su propio escuadrón para tomar represalias y no mostró debilidad por haber perdido ambas manos. Como un héroe de todas las leyendas de este tipo, hizo algo impensable, puso cuchillos en el lugar donde debían estar sus extremidades y emprendió su camino hacia la siguiente batalla. ¿Te suena familiar?

Galvarino dirigió a sus hombres y planeó una emboscada en contra de Mendoza. Este suceso fue llamado la Batalla de Millarapue y aunque los Mapuche perdieron una vez más, su valentía fue hecha leyenda en las crónicas que relatan la historia de Chile.

Una historia que es reconocida como oficial, es que el creador que tenía la misión de diseñar el personaje de Wolverine, se inspiró en la leyenda de Galvarino es una de las más impresionantes de la época colonial.

nl