Canibalismo, esquizofrenia, apotemnofilia y más; cintas que retratan el oscuro mundo de las enfermedades mentales

Los seres humanos, su psicología, relaciones, comportamiento y entorno, han sido la musa por excelencia del séptimo arte; el cual, ha reflejado en más de una ocasión el oscuro mundo que existe detrás de las enfermedades mentales

  • REDACCIÓN
  • 29 de Noviembre de 2019
  • 20:00 hrs.
Canibalismo, esquizofrenia, apotemnofilia y más; cintas que retratan el oscuro mundo de las enfermedades mentales
En un mundo donde la cultura es influenciada por el cine y televisión, es muy importante encontrar personajes con los que sentirse identificados. Por ello, es igual de importante que las personas que sufren de enfermedades mentales o que tienen personas cercanas que las sufren, se sientan identificados con personajes cinematográficos (FOTO ESPECIAL)

Los seres humanos, su psicología, relaciones, comportamiento y entorno, han sido la musa por excelencia del séptimo arte. Directores, guionistas y novelistas, han desarrollado interesantes y hasta escalofriantes cintas que retratan el oscuro mundo de las enfermedades mentales.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, gran parte de la población humana padece una enfermedad mental, hay de diversos tipos y unas son más complejas que otras. El 20% de los niños y adolescentes tienen algún trastorno mental, los cuales se manifiestan antes de los 14 años de edad.

¿QUÉ SON LAS ENFERMEDADES MENTALES?

Las enfermedades o trastornos mentales son afecciones que impactan el pensamiento, sentimientos, estado de ánimo y comportamiento. Pueden ser ocasionales o duraderas (crónicas). Pueden afectar la capacidad de relacionarse con los demás y funcionar cada día.

En un ejercicio desafiante, cineastas como: Ridley Scott (Hannibal 2001), Brad Anderson (El maquinista 2004), M. Night Shyamalan (Fragmentado 2016, El protegido 2000, y Glass 2019), Mary Harron (Psicópata americano 2000) Ron Howard (Una mente brillante 2001) y muchos otros. Han retratado patologías que dotan a los personajes de una mayor riqueza y complejidad. Aun cuando prácticamente cualquier película puede ofrecer una lectura psicológica de sus personajes o de la manera de pensar de quien la ha dirigido, lo cierto es que la interpretación forma parte fundamental para realmente conectar con el público, ejemplo de ello es el "Joker", la cinta más reciente del director Todd Phillips, la cual fue interpretada de forma magistralmente por el actor Joaquin Phoenix, quien dio los matices necesarios a su personaje para retratar la psicosis, el trastorno de personalidad social, trastorno límite de la personalidad, trastorno histriónico de la personalidad, insensibilidad congénita al dolor, trastorno obsesivo-compulsivo y por supuesto la labilidad emocional o síndrome pseudobulbar (Risa). Un combo de enfermedades mentales en un solo personaje y en un solo hombre.

LA TAN TRILLADA FRASE DE "LA REALIDAD SUPERA A LA FICCIÓN", NO PUEDE ESTAR MEJOR APLICADA EN ESTAS CINTAS QUE RETRATAN EL OSCURO MUNDO QUE ENFRENTAN MUCHAS PERSONAS DE LA VIDA REAL

CANIBALISMO - (HANNIBAL 200)

La inteligencia que posee el personaje de Hannibal Lecter, así como su personalidad agresiva, narcisista, y su canibalismo, propician vulnerabilidad en el espectador. ¿Cuáles son las razones de sus psicopatías? Una personalidad psicópata está relacionada con eventos de extrema violencia y déficits afectivos en la infancia; también con anomalías específicas en el lóbulo frontal del cerebro de etiología posiblemente genética. A los seis años, Lecter vio cómo fueron asesinados sus padres. Posteriormente, tuvo que cuidar de su hermana, de la que se alimentó, durante la invasión nazi a Lituania, forzado por un grupo de agresores. El resultado de estos acontecimientos: un alto grado de impotencia y frustración, así como una regresión parcial a una de las etapas más arcaicas de la mente que activa una fuerte fijación oral sádica de penetrantes ansiedades persecutorias.

Lecter juega un rol activo para negar su condición original de víctima. En algunas culturas primitivas se observaba que los miembros de la comunidad practicaban el canibalismo con los parientes recientemente fallecidos para incorporarlos salvajemente a sí mismos, y, de esta manera, negar su muerte. Lecter niega la muerte de su hermana comiéndosela para retenerla dentro de sí como un mecanismo incorporativo melancólico que lleva al empobrecimiento de su mundo interno.

INSOMNIO FAMILIAR FATAL – (EL MAQUINISTA 2004)

Este síndrome, como su nombre lo sugiere, tiene que ver con el insomnio, pero en su versión más fatal. Quienes padecen este síndrome pierden por completo la capacidad de dormir, sin importar cuán cansados estén o cuánto necesiten descansar. Al cabo de unos días, el paciente empieza a sufrir alucinaciones, fobias e incluso puede llegar a la demencia extrema, para finalmente morir inevitablemente. Esto le puede ocurrir a cualquier persona si no duerme por mucho tiempo.

En la cinta "El Maquinista", Trevor Reznik, interpretado por Christian Bale, es un empleado de una fábrica que padece desde hace tiempo un grave problema de insomnio, mal que él esconde y que le provoca serias alucinaciones. Trevor no duerme desde hace un año. La fatiga le ha comportado un horrible deterioro de su condición física y su salud mental. Repelidos por su aspecto físico, sus compañeros de trabajo primero le evitan, y después se vuelven contra él cuando uno de ellos pierde un brazo en un incidente en el que Trevor se ve involucrado. Se ha convertido en una carga para sí mismo y los demás.

Atormentado por la culpa, la vergüenza de Trevor se transforma en sospecha, y después en paranoia, cuando parece que sus compañeros conspiran para conseguir que sea despedido o algo peor. Primero encuentra crípticas notas que alguien ha dejado en su apartamento. Seguidamente, se le dice que el misterioso compañero también involucrado en el accidente no existe. ¿Son todos estos misterios parte de un plan para hacer que Trevor se vuelva loco? ¿O es la fatiga lo que le está haciendo perder la razón?

ESQUIZOFRENIA – (UNA MENTE BRILLANTE 2001)

La esquizofrenia es un desorden mental que se caracteriza por provocar a los que la padecen una falsa percepción de la realidad y una alteración de la percepción. En los casos más graves, los esquizofrénicos escuchan voces de la nada y sufren de alucinaciones severas, síntomas que le hacen la vida al paciente una pesadilla. Los psiquiatras, al recibir algún paciente con este desorden mental, les piden que hagan dibujos; los resultados a veces son bastante perturbadores, como éste. El Dr. John Nash, interpretado por Russell Crowe, retrata la vida de un prodigioso matemático que padece esquizofrenia, enfermedad que intervino en su trabajo, sus estudios y su vida personal. La vida de Nash siempre estuvo en juego, debido a que dudaba de su realidad y, al mismo tiempo, trabajaba en proyectos ultra secretos para el Gobierno.

SÍNDROME DE AMOK- (EL RESPLANDOR 1980)

Este síndrome es simplemente horripilante. Consiste en una repentina explosión de rabia y locura, que provoca que quien la padezca corra alborotadamente con un arma y asesine indiscriminadamente a algún hombre, mujer o animal, sin importar si es un familiar, conocido,  extraño o su mascota; cuando la explosión de rabia llega a su fin, el paciente queda inmovilizado y amnésico, sin recordar nada de lo que pasó. Jack Torrance, interpretado por Jack Nicholson, es un escritor y maestro adicto al alcohol que termina despedido luego de golpear a un estudiante que le poncho los neumáticos de su auto. Los ataques de ira no terminan para Torrance, quien golpea su hijo y para sanar su situación familiar consigue trabajo en un hotel que él supone esta poseído por fantasmas que quieren el alma de su hijo.

PSICÓPATA – (PSICÓPATA AMERICANO 2000)

Los psicópatas suelen mostrarse ya desde la infancia. Fácilmente podría ser un compañero de clase que se dedica a hacer bulling, maltratar animales, vandalismo y atacar verbalmente sin prácticamente inmutarse del daño que hace. Es tal el estado de excitación que alcanzan y la falta de empatía cuando desempeñan una de estas acciones que lo convierte en un trastorno difícilmente tratable. Su tratamiento se basa en una especie de entrenamiento en el que el individuo adopta varios papeles (role-play) en diferentes situaciones cotidianas para de esta forma ir desarrollando una consciencia de los sentimientos de las personas que le rodean.

Christian Bale interpreta a Patrick Bateman un hombre exitoso y obsesionado por la competencia y por la perfección material, quieren ser de los mejores, los más ricos y los más poderosos. Usa corbatas, zapatos y relojes de marca. Pasan horas frente al espejo, se broncean en cámaras especiales y simulan una agenda muy apretada. Tratan a los demás como si la vida fuera una eterna campaña política —se despiden con golpecitos en la espalda y sonríen en los restaurantes de moda como si en cualquier momento pudieran tomarles una foto—, se siente estimulado por la farsa de la pornografía y, obsesionado con su propia máscara.

Sufre con los horrores de su propio monólogo pero no tiene nada que decirles a los demás. Como el personaje de The Sound of Silence, la canción de Paul Simon, experimenta el mundo —les rinde culto a dioses de neón, es sordo a las palabras ajenas y emite mensajes sin significado— pero no es capaz de expresarlo. Por eso recurre a la violencia. Porque no puede hablar. Y porque, así como el resultado es un desastre cuando no se asimila ni se digiere bien lo que se come, así, de la misma manera, cuando no se logra la comunicación, se termina, más temprano que tarde, en la agresión.

APOTEMNOFILIA – (ARMLESS 2010)

Este raro desorden mental es simplemente horrible. Quienes padecen este trastorno tienen un irresistible deseo de amputarse alguna extremidad de su cuerpo. Los apotemnofílicos se sienten incompletos con sus 4 extremidades, y por ello gastan dinero en una operación para amputarse una o más de ellas, o peor, lo hacen en sus propias casas con algún objeto afilado. Al amputarse una extremidad, el paciente siente placer, satisfacción y bastante alivio. Esta comedia que raya en el horror, retrata la vida de John, interpretado por Daniel London, un hombre que, como todo el mundo, tiene secretos, solo que los suyos son un poco más extraños que los del resto de los mortales: él quiere que le corten los brazos. Para poder cumplir con esta fijación, John se lanza a una búsqueda desesperada de un médico que acepte amputarlo, mientras su mujer, abandonada y manipulada por su madre, se convence de que su marido la engaña y lo persigue para cortarle los testículos, una irónica venganza que podría terminar siendo de lo más placentera para su pareja.

TRASTORNO DE PERSONALIDAD Y TRASTORNO MÚLTIPLE - (FRAGMENTADO 2016, EL PROTEGIDO 2000, Y GLASS 2019)

En el trastorno de identidad disociativo, antes conocido como trastorno de personalidad múltiple, la persona está bajo el control de dos o más identidades distintas de forma alternativa. Además, la persona no puede recordar información que normalmente recordaba fácilmente, como los acontecimientos cotidianos, información personal importante y/o acontecimientos traumáticos o estresantes.

Un acontecimiento altamente estresante ocurrido durante la infancia puede impedir en algunos niños la integración de sus experiencias en una identidad única.

En la forma de posesión, las diferentes identidades de la persona aparecen como si se tratara de un agente externo que ha tomado el control de la persona. Este agente externo puede describirse como un ser o espíritu sobrenatural (a menudo un demonio o dios, que puede exigir castigo por acciones pasadas) pero a veces es otra persona (a menudo alguien que ha muerto, a veces de manera dramática). En todos los casos, las personas hablan y actúan de manera muy diferente a la que lo hacen normalmente. De este modo, las diferentes identidades son obvias para las demás personas. En muchas culturas, estados de posesión similares son una parte normal de la cultura o la religión locales y no se consideran un trastorno. Por el contrario, en el trastorno de identidad disociativo, la identidad alternativa no es deseada, provoca una angustia y un deterioro importantes y aparece en momentos y lugares que no son apropiados para la situación social, la cultura y/o la religión de la persona.

Esta descripción encaja perfecto con la trama de la trilogía del director M. Night Shyamalan, quien a través del personaje de Kevin (James McAvoy), refleja este trastorno. Kevin es un hombre que, luego de una infancia llena de abusos, ha desarrollado el síndrome conocido como trastorno de identidad disociativo. En su mente, se han formado veintitrés personalidades con características únicas. Pero Kevin, en realidad, ha estado permitiendo que sólo unas cuantas sean las dominantes. Una de ellas ha secuestrado a tres adolescentes, manteniéndolas encerradas y atemorizadas con sus diferentes y, a veces, violentas personalidades. Pero algo más peligroso se esta formando y su cautiverio forma parte de una transformación total de Kevin, que pondrá en peligro a cualquiera que cruce su camino.

TRASTORNO ANTISOCIAL DE LA PERSONALIDAD – (LA NARANJA MECÁNICA 1971)

El trastorno de personalidad antisocial, a veces llamado sociopatía, es una afección mental en la que una persona no muestra ninguna consideración por lo bueno y lo malo, e ignora los derechos y los sentimientos de los demás de manera sistemática. Las personas con trastorno de personalidad antisocial tienden a oponerse a los demás, manipularlos o tratarlos duramente o con una cruel indiferencia. No muestran culpa ni remordimiento por sus comportamientos.

Los individuos con trastorno de personalidad antisocial suelen quebrantar las leyes y convertirse en delincuentes. Pueden mentir, comportarse violenta o impulsivamente, y tener problemas con el consumo de drogas y alcohol. Debido a estas características, las personas que presentan este trastorno típicamente no pueden cumplir con sus responsabilidades relacionadas con la familia, el trabajo o la escuela.

La cinta de Stanley Kubrick, sobre un futurista Londres, en el que Alex DeLarge (Malcolm McDowell, 'Héroes', 'The Artist'), un joven excéntrico amante de Beethoven, es el líder de una macabra banda juvenil formada en la parte más decadente de la metrópoli de Hortaleza: Los drugos. Sus seguidores son Pete, Georgie y Dim y junto a su líder llevan a cabo ultra violentas situaciones ataviados con una característica vestimenta. Su única diversión consiste en la violencia extrema: pegar palizas, robar y violar mujeres sin ningún motivo.

"La naranja mecánica" cuenta la drástica evolución del joven y bien dotado Alex, desde sus comienzos en los que su vida se centraba en la violencia y la tragedia de los demás, hasta convertirse en un ciudadano civilizado sin ansias de fornicar, sometiéndose al tratamiento Ludovico. Un duro método psicológico con efectos secundarios que tratará de eliminar definitivamente su inadecuada conducta. Consiste en enlazar duras imágenes desde la zoofilia hasta las grandes guerras.

JOKER (2019) - REPRESENTA TODO UN CONGLOMERADO DE PSICOPATÍAS

La cinta de Todd Phillips, mostró por primera vez los orígenes del icónico archienemigo por excelencia de Bruce Wayne/Batman, Joker/Guasón. La historia sigue de cerca la vida de Arthur Fleck (Joaquin Phoenix), un hombre con problemas psiquiátricos que vive una serie de acontecimientos que le harán convertirse en uno de los grandes villanos de DC Comics. El Príncipe Payaso del Crimen se cruzará en el camino de Thomas Wayne (Brett Cullen) y se acercará a su hijo, el futuro Caballero Oscuro en su versión joven (Dante Pereira-Olson).

Psicosis

Hay quienes aseguran que el Joker sufre de psicosis pues quienes lo padecen suelen perder contacto con la realidad y no ver las cosas como realmente son. Quizá el padecimiento del personaje no lo rebasa al grado de hacerlo inoperante pero sí forma parte de su esencia.

Trastorno de personalidad social

Es un padecimiento donde se pierde todo el sentido de las normas y las reglas, no entienden lo que es ilegal o lo que conlleva la moral, debido a que para ellos estos conceptos no existen. Por eso el enemigo de Batman no respeta demasiado a los demás.

Trastorno límite de la personalidad

Estas personas suelen realizar frenéticos esfuerzos para evitar un abandono real o imaginado. Además presentan un patrón de relaciones inestables e intensas. Pueden idealizar a quienes se ocupan de ellos o a alguien cercano, las primeras veces que se tratan. Sin embargo, cambian rápidamente de idealizar a los demás a devaluarlos, pensando que no son lo que ellos esperaban o que no son tratados como deberían.

Dicha actitud la podemos ver en diversos medios en los que el personaje presenta un severo caso de querer la atención ya sea de Murray Franklin (Robert De Niro), sus compañeros de trabajo, su vecina Sophie Dumont (Zazie Beetz), Thomas Wayne (Brett Cullen) el padre de Bruce Wayne/Batman, o de la ciudad.

Trastorno histriónico de la personalidad

Los sujetos con trastorno histriónico de la personalidad no están cómodos o se sienten despreciados cuando no son el centro de atención. Se caracterizan por la autodramatización, la teatralidad y una expresión exagerada de la emoción

Insensibilidad congénita al dolor

Es una condición que se presenta desde el nacimiento, en la no se puede percibir el dolor físico. Joker rara vez muestra sentirse afectado por el dolor que le causan los golpes y caídas que sufre durante sus enfrentamientos de los cuales puede levantarse como si nada y reír.

Trastorno obsesivo-compulsivo

Quizá uno de sus rasgos más característicos es su relación con Batman y la manera en cómo busca por todos los medios demostrar su punto o simplemente bajar al murciélago a su nivel para sacarle una sonrisa.

Los que padecen este trastorno son personas que suelen tener comportamiento obsesivo con ideas, pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes y persistentes que no son experimentados como producidos voluntariamente, sino más bien como pensamientos que invaden la conciencia.

Labilidad emocional o síndrome pseudobulbar (Risa)

Joker muestra la emblemática risa del payaso no es producto de su show, si no que es algo involuntario que lo hace sufrir.

Es un trastorno en el sistema nervioso que no tienen cura, y solo se puede atenuar mediante terapia y antidepresivos. Se caracteriza por la aparición de risas incontrolables en momentos de intensa tristeza seguido de llanto. Esto genera altibajos en las personas y momentos intensos de frustración.

La mayoría de estos trastornos y enfermedades mentales hacen del Joker uno de los villanos más temibles y complejos del mundo de los cómics y ahora del universo cinematográfico.


nl