Censura: ¿El cine y las caricaturas deben ser políticamente correctas?

Lo políticamente correcto esa línea roja que jamás se debe cruzar, porque corres el riesgo de ser tildado de sexista, racista, homófobo y más

  • REDACCIÓN
  • 07 de Agosto de 2020
  • 22:13 hrs.
Censura: ¿El cine y las caricaturas deben ser políticamente correctas?
“Lo políticamente correcto no está para prohibir ninguna obra, sino para permitir solamente algunas lecturas sobre ellas; asegura de que el espectador vea solo aquello para lo que está preparado y lo demás lo pase por alto”, explica el escritor chileno Rafael Gumucio (FOTO ESPECIAL)

Los episodios de censura en nombre de determinadas reivindicaciones de progresía o tolerancia han ido en aumento, no es la primera vez que el cine, la cultura, o el arte, han estado bajo la mirada inquisidora de la sociedad. Sin embargo, estas críticas y señalamientos han tomado tintes oscuros, los acusadores han obligado a directores, empresas y actores, en el caso del séptimo arte; a disculparse, corregir o eliminar trabajos que consideran ofensivos o políticamente incorrecto. Nos jactamos de ser una sociedad moderna y más tolerante, hablamos de libertad de expresión siempre que esta esté en línea con la nuestra.

Uno de los casos más recientes de censura en el cine, además del mediático veto de HBO a la cinta “Lo que el viento se llevó”, es la prohibición de fumar en sus películas por parte de Disney, no más escenas de gente fumando. Son muchos los ejemplos de esta peligrosa “tendencia” hacia lo aséptico en el mundo del cine. Sin embargo, esta censura de lo políticamente correcto no afecta sólo a Hollywood, ya que prohibiciones un tanto ridículas ha habido en muchos países.

Si antes los desnudos en los cuadros se llegaron a considerar pecado para quien los pintaba o incluso para quien los admiraba, ahora la corrección política nos lleva a descartar películas o series de otras décadas con la mentalidad equivocada: pensar que deben ser ejemplarizantes, reflejo de una sociedad perfecta, igualitaria. Una corrección que nos lleva a considerar al espectador una esponja que no sabe diferenciar entre la realidad y la ficción, entre el ayer y el ahora, un menor de edad expuesto ante actitudes incorrectas.

Según Javier Portús, conservador del Museo Nacional del Prado, la censura ha ocurrido en todas las épocas. “Lo que cambia son los limites de la moral, de lo que se considera admisible y no admisible y dentro de eso esta también la idea de lo publico y lo privado. De lo que se puede consentir de manera privada pero no en su exposición y en lo que ésta tiene de propaganda pública. Eso es algo inherente al a ser humano como animal social, siempre han existido una serie de limitaciones y lo que con el tiempo cambia es la definición”.

Antes, sin series y sin películas, las que sufrían eran las obras de arte y el teatro. Ahora, la televisión y el cine son las principales dianas de esa censura moral.

DE “CARMEN” A “EL SEÑOR DE LOS ANILLOS”

El año pasado, en 2019, el director de escena Leo Muscato autocensuró la obra Carmen. En ella, una mujer es asesinada por un hombre por celos. Muscato decidió que aquel final no era el correcto para esta época y cambió el arma de mano, dándosela a ella. Una obra del siglo XIX, una de las más conocidas óperas de Bizet fue transformada para que el público no la intuyese machista y para que esta no influenciara en su comportamiento. Muchos lo tildaron de “ridículo buenista”, otros aplaudieron efusivos el cambio.

 

Este año le tocó el turno a “El señor de los anillos”, no sólo a la película, también a la obra literaria publicada a mediados de los años 50. La tacharon de machista por tener pocos personajes femeninos, de no representar a la sociedad como es. Hablamos de una obra con elfos, hobbits y orcos.

 

En un contexto donde las libertades son mayores, se multiplica el examen. Eso no es lo suficientemente feminista; aquello es maltrato animal; aquí se huele algo de racismo. Se juzga y se sentencia con presunciones. Las cortapisas surgen en el lugar que más ha sufrido históricamente la censura:  la cultura, que es la esfera natural de la representación simbólica, el centro del conflicto y el escenario de producción de sentido. De subjetividad. Por eso ha sido objeto de presiones a lo largo de la historia. Y sigue siéndolo.

Lo políticamente correcto es un sistema que permite ver las películas sin verlas. Quienes lo comparan a la Inquisición o al estalinismo no entienden que lo políticamente correcto aprendió una ley básica justamente de Stalin y de los inquisidores; prohibir solo fomenta lo que se quiere acallar. Lo políticamente correcto no solo convive con una cultura del escándalo y la provocación permanentes, sino que los necesita para justificarse.

 

Lo políticamente correcto no está para prohibir ninguna obra, sino para permitir solamente algunas lecturas sobre ellas; asegura de que el espectador vea solo aquello para lo que está preparado y lo demás lo pase por alto, explica el escritor chileno Rafael Gumucio.

 

PELÍCULAS QUE SERÍAN CONSIDERADAS POLÍTICAMENTE INCORRECTAS

“DESAYUNO CON DIAMANTES”

Cuando pensamos en “Desayuno con diamantes” nos viene a la cabeza sin dudarlo Audrey Hepburn cantando dulcemente Moon River en su ventana acompañada por la orquesta dirigida por Henry Mancini, una dulce melodía para nuestros oídos.

Sin embargo, lo que convierte a “Desayuno con diamantes” en una película clásica políticamente incorrecta es la caricatura que se hace de la cultura japonesa a través de Mickey Rooney interpretando al señor Yunioshi. Igual 16 años todavía no eran suficientes para estas bromas tras lanzar dos bombas atómicas en suelo japonés.

“TAXI DRIVER”

La obra maestra de Martin Scorsese, “Taxi Driver”, se estrenó probablemente en la única época en la historia del cine donde una película de estas características podría colarse sin levantar una enorme polvareda de feedback negativo. Y aún así algo tuvo.

Y es que aunque todos recordamos a Robert De Niro hablando ante el espejo, no podemos olvidar que una niña de 12 años interpretaba a una prostituta. En efecto, hablamos de la jovencísima Jodie Foster que, aunque solo se tratara de un personaje, no se puede evitar que muchos encuentren la película como políticamente incorrecta.

“LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ”

A pesar de que “Lo que el viento se llevó” es un clásico imposible de bajar del pedestal en el que Hollywood la ha colocado, la película no estuvo exenta de polémicas y hasta fue censurada por el trato que se les dio en su momento a los personajes de raza negra o afrodecendientes, quienes solo podían representar el papel de "esclavos".

Muchos han criticado esta versión de revisionismo histórico que parece representar el Sur durante la Guerra Civil americana como un lugar idílico para los esclavos. Aún así, y a pesar de que consideremos en ese particular a “Lo que el viento se llevó” como una película políticamente incorrecta, Hattie McDaniel se llevó el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto abriendo el camino para muchos intérpretes afroamericanos que le seguirían con los años.

“LÍMITE 48 HORAS”

Las buddy movies se hicieron muy populares en la década de los 80. Son aquellas películas que obligan a colaborar a dos personas radicalmente diferentes que acaban forjando unos fuertes lazos de amistad, claro, con sus respectivos toques de humor. Una de las más memorables es “Límite 48 horas” con Nick Nolte y Eddie Murphy.

Lo que convierte a “Límite 48 horas” en una película clásica políticamente incorrecta es el uso a granel de la palabra "negro", especialmente por parte del personaje de Nick Nolte. Al día de hoy es difícil que ese uso tan ligero de la expresión no cause malestar entre ciertas comunidades.

LAS PRIMERAS PELÍCULAS DE "JAMES BOND"

Corrían los años 60 cuando la primera franquicia del cine echaba a andar, esta era la de “James Bond”, una de las más largas del cine en lo que a número de películas se refiere, pero no por ello está exenta de tener películas políticamente incorrectas.

De nuevo los estereotipos culturales o la costumbre de convertir a los miembros afroamericanos del reparto en gángsteres o sacerdotes de vudú que hubo durante las películas de Sean Connery y Roger Moore marcaron la franquicia de 007 con esta nota negativa en su haber. Sin mencionar que en ellas también se sexualiza a la mujer como un objeto de placer.

"EL SILENCIO DE LOS INOCENTES"

Uno de los grandes thriller que nos dejó la década de los 90 es sin duda “El silencio de los inocentes”. A pesar de que hay muchos temas que podrían haber despertado alarma, el que llamó la atención fue el menos imaginado.

En los Oscar de 1991, el colectivo gay amenazó con irrumpir en la ceremonia por la representación que tenían la comunidad gay en “El Silencio de los inocentes” a través del personaje de James Gumb, un asesino de “género confuso” y excéntrico que solamente es amable con su mascota.

"LOCO POR MARY"

Los hermanos Farrelly han incluido en más de una ocasión a personajes con discapacidades físicas en sus películas. Sin embargo, en “Loco por Mary”, Lee Evans representa a un acosador que se hace pasar por discapacitado físico para acercarse a la chica, cosa que no gustó, como tampoco gustó el tratamiento que dio el personaje de Matt Dillon a los estudiantes con necesidades especiales.

CARICATURAS POLÍTICAMENTE INCORRECTAS

"REN Y STIMPY"

El caso “Ren y Stimpy” es uno de los más conocidos, quizá no lo sepas pero el programa protagonizado por el chihuahua neurótico y el gato bobalicón es una serie producida por Nickelodeon. Un programa para adultos hecho en una cadena infantil.

John Kricfalusi, es conocido por ser el primero en crear una caricatura de este tipo y esta es considerada la primer serie animada irreverente emitida en la pantalla chica.

Aunque la serie también fue transmitida por MTV y VHI en un horario para adultos e inclusive con dos versiones, con un total de 52 capítulos, esta serie fue enterrada por su cadena original aunque se pueden encontrar las temporadas en DVD.

"LOONEY TOONS"

Quién diría que Bugs Bunny y sus amigos tendrían algún episodio censurado, resulta que existieron en 1931 y 1944 una serie de 11 episodios los cuales fueron censurados en 1968 por su contenido racista.

En estos shows se presentan diferentes situaciones que van desde una versión de Blancanieves con personajes negros, hasta Ricitos de Oro con osos que tocan jazz.

"POKEMÓN"

Para quienes no recuerden, en 1997  Pokemón fue el protagonista en los noticiarios que anunciaban que ver esta serie causaba convulsiones en los niños.

Este capítulo fue emitido una vez y en Japón y aunque esta escena no volvió a ser transmitida en televisión, claramente se puede encontrar en Youtube.

A partir de este suceso, la escena ha sido utilizada como objeto de estudio ayudando a diseñar juegos electrónicos y dibujos animados más seguros para su público infantil.

"SPEEDY GONZALES"

"Speedy Gonzales" es conocido por ser el ratón más rápido del México, pero también es conocido por ser un personaje que cae en los peores estereotipos que existen del mexicano.

Aunque la serie fue archivada por Cartoon Network, los seguidores de este personaje, incluyendo a la comunidad latina, exigieron su regreso, por lo que en 2002 volvió pues para muchos es considerados como un ícono cultural.

"SOUTH PARK"

"South Park" es una serie animada cuyo público definitivamente no es infantil, y por las temáticas que utiliza ha tenido problemas de censura. Muchos de sus capítulos hacen referencia a casos que han sucedido en la vida real.

Uno de sus capítulos censurados fue el que incluía la participación del entonces presidente Felipe Calderón que no llegó a ser transmitido en México, se dice que fue por cuestiones de derechos en el uso de la bandera nacional. Cabe mencionar que Felipe Calderón ha participado dos veces dentro del show.

"BEAVIS Y BUTT-HEAD"

Serie nacida en el canal MTV que jamás enseñó alguna cosa útiles, sus personajes maldecían, desobedecían a todo el mundo, e incluso incitaban al uso de alcohol, drogas, violencia y pirotecnia. Sin embargo, fue retirada del aire por su alto contenido violento.

"DUMBO"

¿Recuerdas a los cuervos con los que se encuentran Dumbo y Timothy el ratón en el clásico de animación de Walt Disney? Pues alguien consideró que eran ofensivos y eso convirtió a Dumbo en una película políticamente incorrecta.

Varios colectivos afroamericanos señalaron que los cuervos eran una mala representación de la comunidad afroamericana usando el color del plumaje y la forma de vestir como excusa para blandir sus teorías para estar ofendidos.


(Imelda Téllez)