El acervo filmográfico de la Secretaría de Salud de México

La académica María Rosa Gudiño, hace un recorrido por el acervo filmográfico de la Secretaría de Salud de México

  • REDACCIÓN
  • 09 de Junio de 2021
  • 13:10 hrs.
El acervo filmográfico de la Secretaría de Salud de México
En México, este proyecto inició en 1943 y en materia de educación higiénica el cine fue su principal herramienta de difusión (FOTO CORTESÍA)

El libro Educación higiénica y cine de salud en México 1925-1960, de María Rosa Gudiño Cejudo, académica de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) Unidad Ajusco, obtuvo el Premio Francisco Javier Clavijero en Historia y Etnohistoria a la mejor investigación, que otorga el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

(FOTO CORTESÍA)

El trabajo de María Rosa revela que desde finales de la década de 1920, el cine se usaba como una herramienta de educación higiénica que se popularizó en México y, a lo largo de los años, se convirtió en un eficiente medio de propaganda para que el Estado y las autoridades sanitarias promovieran sus proyectos, recreando en las películas la imagen de un país sano y moderno.

El texto muestro los resultados del trabajo de rescate y catalogación del acervo filmográfico de la Secretaría de Salud los cuales me han permitido reconstruir la cartelera cinematográfica nacional e internacional – principalmente estadounidense – que se vio y se produjo en México entre 1943 y 1960.

(FOTO CORTESÍA)

El cine fue una herramienta de educación higiénica de gran importancia en las campañas de salud nacionales en el siglo XX. A la par que buscó educar al espectador, lo entretuvo e involucró en tramas en donde la salud versus enfermedad se representó de diferentes formas. Desde la heroica entrega de los médicos a su oficio de curar hasta las tragedias individuales o familiares provocadas por la negligencia o ignorancia de quienes, al no tomar medidas preventivas contra la enfermedad, oscilaban entre la vida y la muerte.

En aras de promover cómo conservar la salud, las películas siempre mostraron los métodos para evitar el paludismo, la tuberculosis y la sífilis, entre otras enfermedades, y fomentaron los beneficios de la vacunación y las prácticas de hábitos higiénicos. El Departamento de Salubridad Pública, desde 1917 y a partir de 1943, la Secretaría de Salubridad y Asistencia (SSA) utilizaron el cine como un instrumento de educación higiénica para las campañas que organizaron. Así lo demuestran los informes de médicos, brigadistas y maestros rurales que solicitaron películas para proyectarlas en sus jornadas educativas. Por su parte, el Boletín del Departamento de Salubridad publicaba los títulos de las películas utilizadas en las campañas de salud.

(FOTO CORTESÍA)

Con esta información fue posible constatar que en el marco de la Campaña Nacional Contra las Enfermedades Venéreas, iniciada en 1927 en la ciudad de Toluca (México), se exhibieron las películas estadounidenses Al final del camino (The end of the road; 1919)1 y Listos para vencer (Fit to win; 1919)2 que todavía a mediados de los años 1930 eran solicitadas por médicos para proyectarlas en comunidades campesinas. Las mismas fuentes reportan actividades de la campaña estadounidense Salud Para las Américas (Health for the Americas), promovida por Nelson Rockefeller desde la Oficina del Coordinador de Asuntos Interamericanos (Office of Inter American Affairs, OIAA) que se implementó en América Latina durante la década de 1940 para educar ´higiénicamente´ a la población rural.

En México, este proyecto inició en 1943 y en materia de educación higiénica el cine fue su principal herramienta de difusión. Lo novedoso en este proyecto de educación higiénica fue la participación del cineasta Walt Disney quien produjo 13 cortometrajes con dibujos animados. Más allá de una simple animación para niños, esta serie formó parte de la amplia filmografía estadounidense en temas de salud e higiene que fue exhibida en México en el marco de las campañas sanitarias y sus programas de educación higiénica llevadas a cabo durante la primera mitad del siglo XX.

(FOTO CORTESÍA)

El único referente sobre el tipo y procedencia de películas que se veían en México en materia de salud pública hacia finales de la década de 1940, apunta al cine estadounidense. Aún no había sido posible corroborar la existencia de películas mexicanas y, mucho menos, reconstruir el stock cinematográfico de la Secretaría de Salubridad y Asistencia.


(Imelda Téllez)