La historia: Emmy Awards 2020 en la era del covid

Llega la más importante entrega de premios para la televisión, la cual se convirtió en un escape para millones de personas durante el confinamiento

  • REDACCIÓN
  • 19 de Septiembre de 2020
  • 18:22 hrs.
La historia: Emmy Awards 2020 en la era del covid
Los Emmy Awards 2020 pasarán a la historia como la primera premiación en la era del covid-19; sin audiencia, ni alfombra roja o conciertos en vivo, y con una temporada de películas del verano perdida después de seis meses de cuarentena (FOTO ESPECIAL)

La televisión realmente ha dominado y ayudado a las personas en los últimos seis meses de pandemia. Por lo tanto, quizás haya una sensación de querer ver cómo les irá el domingo a estas producciones que descubrimos durante la cuarentena o que volvimos a ver, dijo Gerrad Hall, editor senior de televisión de Entertainment Weekly.

La pandemia mundial por el coronavirus lo vino a cambiar todo, el show debe continuar, pero todos están conscientes que nada volverá a ser igual; los Emmy Awards 2020 pasarán a la historia como la primera premiación en la era del covid, sin audiencia ni alfombra roja, ni conciertos en vivo y con una temporada de películas del verano perdida después de seis meses de cuarentena.

Cabe señalar que La Academia de Televisión fue de las últimas en admitir que sus premios no se entregarían físicamente y tuvo que preparar contrarreloj la primera gran gala de la 72ª edición, durante la pandemia.

Los productores de los Emmy dicen que están buscando hacer algo divertido e inesperado, al tiempo que son conscientes de los gigantescos problemas que rondan a Estados Unidos, como los incendios forestales, la propia pandemia y una divisiva campaña electoral por la presidencia de su país.

No somos sordos. Estamos tratando de hacer este show en el contexto de muchas cosas que suceden en este país (EU), señaló el coproductor Ian Stewart.

¿CÓMO SERÁN LOS EMMY 2020?

Uno de los aspectos más importantes de esta gala es que el 71% de la premiación se realizará por vía remota, así que los aficionados a la alfombra roja de estos premios tendrán que quedarse con las ganas de ver a sus estrella en su máximo esplendor porque no habrá desfile de vestidos y trajes. Tampoco público, de forma que Jimmy Kimmel, presentador de la edición, no podrá interactuar ni con ellos ni con los nominados desde el Staples Center de Los Ángeles.

Esto implica que las casas de los propios actores pueden convertirse en las verdaderas protagonistas de la noche. Así lo han explicado los productores ejecutivos del evento, Ian Stewart y Reginald Hudlin, a Variety, quienes solicitaron a los candidatos que “si quieren estar en pans o pijama en su sofá, también estará bien”. También señalaron que cualquier escenario será válido: casa, jardín, hotel o la propia calle. “Es irrelevante siempre y cuando se sientan cómodos”.

El objetivo es realizar una gala “mucho más informal, divertida” y “reinventar cada aspecto” de la misma. Además, apuntaron que “muchas veces los ganadores dedican sus premios a sus hijos. Esta vez podrán estar a su lado. Quizás estés agradeciendo el galardón desde su habitación”.

Para ello se desplazará a un cámara hasta el lugar donde se encuentre el nominado en cuestión para que la grabación sea de máxima calidad. “Estamos intentando no hacer los Zoomies, sino los Emmy”, dijeron, insistiendo en que se eviten plataformas como Zoom o Skype.

Por último, los productores ejecutivos de los premios no han desvelado qué ocurrirá con los números musicales de la gala. Si bien es cierto que Kimmel estará acompañado, bien física como virtualmente por otros copresentadores, se desconoce cómo se reemplazará a la orquesta que toca desde el escenario. Los rumores señalan que la gran sorpresa será el despliegue tecnológico que podría incluir hasta hologramas y muchas otras cosas.

LA RELEVANCIA DE LA TV DURANTE EL CONFINAMIENTO

Durante el confinamiento por la pandemia, la TV demostró ser un escape para millones de personas alrededor del mundo. En México, empresas de datos, conocimiento y consultoría reportaron un incremento considerable en el uso de redes sociales, TV abierta, servicios de paga y plataformas digitales o streaming.

Fue una consecuencia natural que el llamado a la ciudadanía a permanecer en casa ante la emergencia sanitaria por el covid-19, haya derivado en un mayor consumo de contenido audiovisual.

Este considerable aumento en el consumo de programas por TV o por internet obedece a que las personas buscan medios para entretenerse y, a pesar de tener varias opciones, la TV abierta va a la cabeza a nivel de audiencia, de acuerdo con un análisis de Nielsen IBOPE México.

Se estima que a nivel global el coronavirus ha confinado a poco más de 3,000 millones de personas a sus hogares, o bien, casi el tercio de la población mundial, incluido México.

Aunque, el avance de la epidemia se ha dado de forma escalonada, en México entró en una fase oficial de aislamiento desde el 23 de marzo.

Durante la contingencia por covid-19, los niveles de rating en TV abierta mostraron un incremento comparados con la audiencia en semanas anteriores, de acuerdo con la firma de análisis de datos.

Así se movió el rating en TV abierta, de paga y otras plataformas, según Nielsen IBOPE:

(IMAGEN: Nielsen IBOPE México)

De hecho, la audiencia pasó más tiempo frente a su televisor, pues dedicaron más minutos para ver contenidos en la TV durante la última semana, es decir 12.04% más comparado con la semana 10.

En cuanto a los niveles de alcance, la TV llegó a 1 millón 58 mil personas más en comparación con la semana 10, la primera semana de marzo tomada como referencia.

Esto es lo que más se vio en la TV del 30 de marzo al 5 de abril, preferencias de la audiencia donde también destacan las conferencias diarias de la Secretaría de Salud sobre covid-19:

¿DIVERSIDAD EN LOS EMMY?

En este año, los programas que compiten por un Emmy están lejos de ser frívolos, la lista más fuerte recae sobre los temas de diversidad.

La lista de los nominados a los premios Emmy incluye una cantidad sin precedentes de personas de minorías. Sin embargo, la industria de la televisión debe tomar medidas concretas acerca de las promesas de nutrir a guionistas que no sean “blancos” para garantizar que la ceremonia de premios de 2020 no sea solo algo provocado por las protestas contra el racismo sistémico en Estados Unidos, señalan analistas.

Estoy seguro de que lo último que quería la Academia de Televisión era tener una controversia sobre un 'Emmy muy blanco' en medio de eso, dijo Eric Deggans, crítico de televisión de la National Public Radio.

Así que no me sorprende que presten especial atención al trabajo de los artistas negros, agregó el autor del libro 'Race Baiter', de 2012.

Las nominaciones récord a los Emmy para personas de minorías incluyeron a Kerry Washington ("Little Fires Everywhere" y"American Son"), Sandra Oh ("Killing Eve"), Billy Porter("Pose"), Regina King ("Watchmen"), Issa Rae ("Insecure") y Sterling K. Brown ("This is Us" y "Watchmen").

A nadie se le escapa el mensaje implícito en las 26 nominaciones de “Watchmen”. En un país sumido en un profundo conflicto social, derivado del racismo y violencia hacia la comunidad afroamericana, el triunfo de la serie de Damon Lindeloff (que arranca con una sobrecogedora reconstrucción de la matanza de Tulsa en 1921) equilibra el peso de la exitosa “Succession”, una gran serie, sin duda, pero una serie protagonizada por “rich white people”.

Las nominaciones abren puertas para otros negros, asiáticos y latinos y dan forma a las percepciones más allá del mundo del entretenimiento, dijo Rashad Robinson, presidente de la organización de justicia social Color of Change.

Lo que estos premios representan es la forma en que la industria crea un sistema para permitir que la gente ingrese, para crear acceso a empleos y oportunidades, dijo Robinson.

Dicta las historias que podemos ver en el mundo sobre quiénes somos y eso tiene implicaciones profundas en las reglas no escritas sobre cómo nos tratan en los hospitales, los jueces y en las escuelas, agregó.

Los nominados al Emmy provienen de programas que fueron realizados antes de que Estados Unidos iniciara una dolorosa reflexión cultural sobre el racismo este verano.

Deggans señaló que el talento latino todavía se pasa por alto en los Emmy, a pesar de que sigue siendo el segundo grupo étnico más grande de Estados Unidos después de los blancos.

“Es lamentable que gran parte del reconocimiento recayera en los intérpretes negros y no hubiera un poco más en lo que respecta a los latinos especialmente", dijo Deggans, al notar que programas como "Gentefied", "Vida" y "One Day at a Time" no se tuvieron muy en cuenta.

La causa de la representación de los latinos en Hollywood está algo rezagada, digamos que donde los negros estaban hace 10 años, agregó Deggans.

LA GUERRA DEL STREAMING EN LOS EMMY 2020

Si nos remontamos a la primera vez que Netflix consiguió presencia en estos galardones —año 2013, con 13 nominaciones—, nos podemos hacer una idea de lo colosal que resulta esta cifra, y lo grande y global que se ha vuelto el mercado televisivo. La televisión es ahora un enorme mercado mundial con unas demandas de contenido muy elevadas y con unas preocupaciones en cuanto al discurso de las que estos Emmys son un reflejo evidente.


Si descendemos al detalle, vemos que el triunfo de Netflix tiene una segunda lectura. Es la plataforma con más nominaciones pero solo cuela un programa (Ozark, con 18) en el top 7. Esto ilustra a la perfección la filosofía de contenidos de la compañía: volumen. Cuando tu producción es tan prolífica aumentan las posibilidades de presentar contenidos a consideración en cada categoría y, por extensión, multiplicar tus posibilidades. Cuantitativamente HBO está por detrás, pero el ratio de nominación por programa es mucho más elevado: ha logrado 107 candidaturas con 21 programas, menos de la mitad que Netflix.

En esta edición, la Academia ha tenido de dar respuesta al notable aumento en el volumen de programas (+15% respecto a 2019, en gran medida impulsado por las plataformas de streaming) para tratar de conseguir una mayor representación. Tal como explicaba el presidente y CEO de la Academia, “el aumento de candidaturas presentadas es un reflejo del número de nuevas voces, nuevas plataformas de televisión y un tremendo crecimiento en contenido de las plataformas ya existentes en nuestra industria”. Ahora el número de nominados se elige en función de los programas presentados.

1-19 candidaturas: 4 nominaciones

20-80 candidaturas: 5 nominaciones

81-160 candidaturas: 6 nominaciones

161-240 candidaturas: 7 nominaciones

+ 240 candidaturas: 8 nominaciones

Las nuevas plataformas han conseguido hacerse un hueco sin haber cumplido todavía el año de existencia. El combo Disney+, AppleTV+ y Quibi acapara 47 nominaciones. Las dos primeras han logrado colocar sus títulos estrella (The Mandalorian y The Morning Show han conseguido 15 y 8 candidaturas, respectivamente). Y las 10 nominaciones de Quibi, todas ellas en la categoría de cortometraje, se han recibido como una bocanada de oxígeno, sobre todo teniendo en cuenta la difícil situación que atraviesa la compañía. 

Todas las plataformas de streaming saben que tienen en los Emmy un fantástico trampolín para los supercontenidos de su catálogo, de cara a reforzar la percepción de que están haciendo programas que merece la pena ver e impulsar las altas en su servicio. Ahora solo les queda cruzar los dedos para que les lluevan los galardones.

LA HISTORIA DE LOS EMMY

Los Premios Emmy llegan este año a su 72 edición con un extenso recorrido de momentos estelares y curiosos que han marcado a estos codiciados premios.

EL ORIGEN DEL NOMBRE

En la década de 1940, la Academia de Televisión necesitaba un título para su nueva ceremonia. Un miembro sugirió Immy, el nombre de un tubo dentro de cámaras de video que captura imágenes en movimiento. Pero el equipo quería que el título sonara más femenino, para que coincidiera con la figura de mujer de la estatuilla, por lo que lo cambiaron por Emmy.

LA INSPIRACIÓN DETRÁS DE LA ESTATUILLA

El fundador del Premio Emmy, Syd Cassyd, rechazó 47 propuestas de diseño para la estatuilla hasta que se decidió por el modelo actual de Louis McManus, un ingeniero de televisión y creador del diseño, que había modelado la figura basándose en su esposa.

CATEGORÍAS INUSUALES

Las categorías de Mejor actor principal y Serie dramática suenan muy claras, pero no siempre han sido así. En el pasado los Emmy probaron con nombres como Mejor Interpretación Continua en una Serie por un Comediante, Cantante, Presentador, Narrador, Panelista o Cualquier Persona que se interpreta a sí mismo.

EL PRIMER EMMY FUE PARA UN TÍTERE

Así fue, más o menos. La primera estatuilla que se entregó allá por 1949 fue para la ventrílocua Shirley Dinsdale, galardonada por ser "la personalidad más destacada de la televisión" gracias a los muñecos que protagonizaban su programa de variedades.

EL VETO A LA TELEVISIÓN POR CABLE

Las series emitidas en la televisión por cable no pudieron competir en los Emmy hasta finales de los 80, momento hasta el cual tuvieron sus propios galardones, los CableACE. Finalmente los Emmy modificaron sus reglas en 1988, aunque los CableACE continuaron unos años más, celebrando su última ceremonia en 1997.

NOMINADA DURANTE SEIS DÉCADAS

Durante su carrera de casi 80 años, la actriz Betty White (“Las chicas de oro”) ha acumulado un total de 21 nominaciones a los Emmy durante seis décadas, ganando en cuatro de ellas: 1970, 1980, 1990 y 2010. Su triunfo más reciente fue en 2010, gracias a su aparición como presentadora en “Saturday Night Live”, convirtiéndose en la ganadora más longeva a los 88 años de edad.

PAGAR POR UN PREMIO O POR SER NOMINADO

Las cadenas de televisión gastan mucho dinero simplemente para una nominación. Se estima que cada una paga entre 150 mil y 500 mil, cubriendo los honorarios de la Academia de Televisión y los costes de producción y distribución de DVD.

Algunos ganadores tienen que pagar para llevarse a casa su estatuilla. Debido a que cada trofeo cuesta aproximadamente 400 dólares, la Academia de Televisión cobra tarifas adicionales si ciertos ganadores, por ejemplo equipos, quieren llevarse varias estatuillas.

JACKIE KENNEDY LA ÚNICA PRIMERA DAMA CON UN EMMY

La viuda de JFK es la única primera dama norteamericana en poseer una estatuilla. Kennedy se hizo con el Premio Trustees, un reconocimiento honorífico por sus "logros inusuales o duraderos a las artes y las ciencias de la televisión".

MAYOR NÚMERO DE NOMINACIONES

Este honor lo ostenta el productor Lorne Michaels, gracias sobre todo por ser el creador de “Saturday Night Live”. El número de nominaciones en su haber alcanza la absurda cifra de 78 candidaturas, superando las 75 de Shiela Nevins.

LA MAYOR INJUSTICIA

La serie de HBO, “The Wire”, es considerada la mejor serie de la historia de la televisión y, sin embargo, no se llevó ninguna estatuilla. De hecho, la ficción solo estuvo nominada en dos ocasiones, y ninguna de las dos candidaturas fue como Mejor Serie Dramática.

EL DISCURSO MÁS CORTO

Lo dio la actriz Merritt Wever en 2013, cuando recibió el premio a mejor actriz secundaria por su papel en Nurse Jackie. Un discurso que constó tan solo de nueve palabras: "Les agradezco. Les agradezco mucho. Tengo que irme. Adiós".

INTENTO DE ROBO FRUSTRADO

En 1985, la actriz Betty Thomas ganó como Actriz Secundaria en una Serie dramática por Canción triste de Hill Street, pero un misterioso hombre apareció en el escenario y aceptó el Emmy antes de que ella lo hiciera. El bromista era Barry Bremen, apodado El gran impostor, que había hecho bromas similares en otros grandes eventos como el Super Bowl. Lejos de llevarse el galardón, lo que consiguió fue una multa de 175 dólares.


(Nayelli Langarica)