"Las tres muertes de Marisela Escobedo", un documental desgarrador

El desgarrador documental de Netflix, retrata la impunidad y violencia de los feminicidios en México

  • REDACCIÓN
  • 15 de Octubre de 2020
  • 08:35 hrs.
"Las tres muertes de Marisela Escobedo", un documental desgarrador
Netflix narra la impactante historia de Marisela Escobedo, una activista que fue asesinada por perseguir al homicida de su hija. Un documental que desgarra el alma (FOTO TOMADA DE INSTAGRAM)

Netflix retrata en el documental "Las tres muertes de Marisela Escobedo", la trágica y desgarradora historia de Marisela Escobedo Ortiz, una activista que fue asesinada en 2010 cuando buscaba al homicida de su hija de 16 años Rubí Marisol. Un triste, pero obligado relato sobre la impunidad y la violencia de los feminicidios en México.

Después de que el feminicidio de su hija quedara impune, una madre inicia una cruzada incansable para encarcelar al asesino y exponer al sistema de justicia mexicano, es la sinópsis de la producción dirigida por Carlos Pérez-Osorio que intentará rendir homenaje a la madre de una niña de Ciudad Juárez muerta en 2008 a manos de Rafael Berraza, su pareja.

¡OLVÍDATE DEL #QUESOQUENOESQUESO! HAZ LOS TUYOS CON 3 INGREDIENTES

Entrevistado por Animal Político, Pérez-Osorio, director del documental señala que lo que buscan es contar "la historia de una mujer admirable, que estaba dispuesta a todo para buscar justicia".

Marisol Rubí Frayre Escobedo, fue violentamente asesinada en Ciudad Juárez, Chihuahua, en 2008. Sergio Rafael Berraza, su homicida, era su pareja. Las autoridades no hacían nada para esclarecer su asesinato. Entonces Marisela, su madre, hizo la labor que les tocaba. Se puso a investigar y localizó al feminicida de su hija en el estado de Zacatecas.

El feminicida confesó el crimen y mostró el lugar en el que había quemado el cuerpo de Rubí, y aun así las autoridades lo absolvieron.

Marisol Escobedo se convirtió en la cara de la injusticia por parte del Estado; activista, investigadora y la voz de todas las que pasaron por lo mismo. Y de las que hoy en día lo siguen pasando.

Siguió exigiendo que se hiciera justicia con el asesino de su hija. Pero no alcanzó a verlo hecho realidad ya que el 16 de diciembre de 2010, mientras se encontraba en una manifestación frente al palacio de gobierno de Chihuahua, le dieron un balazo en la cabeza.

DESMIENTEN EN VENTANEANDO EL SECUESTRO EXPRÉS DE AYLIN MUJICA

A partir de un feminicidio se desata una serie de casos que van creciendo como bola de nieve. Desplazados, otros asesinatos, una familia entera se desmorona, explicó al mismo medio Laura Woldenberg, productora del documental que dura una hora y 49 minutos. La guerra contra el narco comienza en 2007. Se empieza a hablar de las muertas de Juárez, la sociedad se empieza a familiarizar con una violencia extrema y empieza la descomposición social. Ahí es parte del origen.

El documental recrea, mediante entrevistas con los hijos de Marisela, su hermana, activistas que trabajaron con ella y autoridades de ese entonces (cuando César Duarte, ahora detenido, recién arribó al gobierno de Chihuahua), la violencia que en esa época se comenzaba a vivir. Además, la producción está respaldada por una sólida investigación periodística de la reportera Karla Casillas.

Se leyeron miles de hojas de expedientes, diarios personales de la familia. Queríamos que el espectador pudiera ponerse en los zapatos de Marisela. Ella fue muy vocal, dejó muchas entrevistas, entendía qué era estar con medios, nos dejó un mapa para contar la historia completa, explicó al medio Pérez Osorio. Lo que pensamos fue evocar algunos momentos de su historia para que de su propia boca la audiencia pudiera entender el camino, que es muy duro, con la dignidad y la templanza con la que lo transitó. No revictimizarla y lanzar un mensaje más allá de lo desolador de la historia era uno de los objetivos, señala el director.

Pero la historia de Marisela Escobedo, pese a que ocurrió hace una década, evoca a la que actualmente viven las madres rastreadoras que buscan a sus familiares desaparecidos o las que se plantan ante las instituciones para reclamar justicia por sus familiares. O las que están en las instalaciones de la CNDH hartas de no ser escuchadas ante la violencia que han sufrido.

El 97% de los feminicidios quedan impunes. Esa impunidad se acumula. Es un panorama desolador y el documental invita a la reflexión. Este debería ser uno de los puntos principales de la agenda nacional. No puede haber diez asesinatos de mujeres al día, puntualizó el director Carlos Pérez-Osorio.

MICHEL FRANCO CONSIDERA EL TÉRMINO "WHITEXICAN" PROFUNDAMENTE RACISTAS

(Imelda Téllez)