“La Calma Antes de la Tormenta”: Encuentros, pasión y muerte en el capítulo 2 de la temporada 8 de “Game of Thrones”

A pesar de que por la mañana se filtrara el capítulo 2 de la temporada 8 de “Game of Thrones”, muchos esperaron hasta la noche para ver lo que sería el preludio a la batalla de Winterfell

  • Michael Hoffman
  • 22 de Abril de 2019
  • 16:26 hrs.
“La Calma Antes de la Tormenta”: Encuentros, pasión y muerte en el capítulo 2 de la temporada 8 de “Game of Thrones”
Las escenas de encuentros fueron algo que marcó el segundo capítulo de “Game of Thrones”, el cual dejo ver que se avecina una tormenta (FOTO TOMADA DE WEB)

¡ALERTA DE SPOILERS! Por fin llegó otro domingo de “Game of Thrones”. A pesar de la filtración del capítulo temprano en la mañana resistí hasta poder verlo junto con todos los demás en HBO. Y no me arrepiento de hacerlo.

Mientras el capítulo pasado, escrito por Dave Hill, fue flojo en algunas partes e incluso frustrante en otras, este capítulo me dio todo lo que esperaba de un preludio a la batalla de Winterfell. Este capítulo fue escrito por Bryan Cogman, un veterano escritor de la serie desde su primera temporada y se nota.

Esta vez los personajes brillan con su presencia, el diálogo vuelve a ser brillante y fiel a los personajes. Sus conflictos se viven y rebotan unos con otros mientras tratan de encontrar una manera de cooperar ya que la muerte está en la puerta.

Asimismo vivimos con ellos lo que parecen los últimos momentos. La calma antes de la tormenta. Esta situación tan amenazadora, este inminente y frío respiro de la muerte en sus cuellos los empuja a salir un poco de sus zonas de confort.

Arya decide vivir lo que parecer ser su última noche con la única persona que aún la hace sentir como antes y Gendry le corresponde. Brienne decide convivir un poco de manera fraternal con otras personas e incluso Daenerys decide tratar de empezar a construir algunos puentes.

Las escenas de encuentros como Ser Jorah Mormont con su sobrina Lyanna Mormont no faltaron. Interacciones interesantes que a pesar de ser cortas son creativas un conmovedoras. Incluso ellos, familiares distantes y de una relación mutua fría, se dan algunas palabras de aliento de manera cortes donde otrora habrían cambiado insultos y habría habido una pelea de orgullos.

Y claro los momentos tiernos como Sansa reencontrándose con Theon Greyjoy con quien creció como si fuese un hermano y el único que realmente le tendió una mano y le dio su única oportunidad de escapar de las garras de Ramsey Bolton en la Temporada 5.

Y como siempre -y por lo cual estoy sumamente agradecido- algunas sombras del pasado vienen a visitarnos otra vez, creando conexiones donde de otra manera no los habría. Donde Samwell Tarly no habría ningún otro lazo con Ser Jorah Mormont más que el de ser un paciente al cual curó, hoy nos recuerdan al viejo Jeor Mormont, el Lord Comandante de la guardia de la noche cuando Jon y Sam llegan al muro; Sam nos recuerda sus enseñanzas y su legado y el circulo concluye cuando Sam le da Veneno de Corazón, la espada ancestral de los Tarly, a Ser Jorah.

También vemos un pequeño arco de redención de Tyrion, debido a que arrastra con errores de la temporada anterior por lo cual fue fuertemente criticado por fans y por Daenerys. Ahora categorizado como errores humanos y como si se le diera una segunda oportunidad para probar el filo de su mente más adelante.

De todo esto, en lo personal lo que más me conmovió fue el momento en que Jaime Lannister nombra caballero a Brienne de Tarth. Esto funciona en varios niveles para todos los personajes presentes, pero en especial para Jaime y ella.

Los tiempos son peligrosos mientras El Rey de la Noche se acerca, pero también son nuevos tiempos, mataron la tradición donde una mujer no podía ser un caballero y con esto Jaime muestra que tan lejos ha llegado como personaje y al mismo tiempo vemos a Brienne, quien a pesar de ser tan leal, fuerte y honorable, la vida ha tratado de manera injusta y justo antes del pendiente apocalipsis uno de sus sueños se cumple, recibida entre aplausos y aprobación en lugar de rechazo y escepticismo como usualmente en su vida previa.

Esto seguido del gran Podrick Payne que ahora también es un gran cantante. Interpretando el tema “Jenny of Oldstones” que después escuchamos con Florence + The Machine, y es con la privilegiada voz de Florence Welch nos dan un desgarrador tema que evoca pasado y futuro de la serie y los libros.

El capítulo está lleno de esa sensación de mortalidad inminente. De personajes con momentos emotivos y despedidas. Cierres de ciclos y de arcos narrativos. Preparado a sus personajes y audiencia para decir adiós a muchos, pues de este próximo reto no pueden salir todos vivos.

Sin embargo no me puedo ir sin romper un poco este tono de seriedad para quejarme amargamente de como Ghost, el lobo de Jon, solo ha salido en una esquina durante unos segundos apenas moviéndose. Queríamos un reencuentro entre él y Jon. Y cuidado con lo que le hagan en la batalla del próximo domingo, porque los fans podemos empezar una revolución si lo matan sacrificándose de manera tan inútil como Summer, el lobo de Bran Stark durante la temporada 6.

Finalmente tenemos la gran revelación. Al final del capítulo, después de mostrarse frio con Daenerys, Jon le revela la verdad de su origen. Lo fascinante de esto es la reacción de ella ante tales noticias, una persona que no hace mucho le decía a Sansa que amaba y confiaba en él, ahora cuestiona la veracidad de sus palabras, la veracidad de lo que dicen Bran y Sam. Instantáneamente se pone a la defensiva y lo primero que parece querer defender por sobre otra cosa es su derecho al trono, pero son interrumpidos por el ataque de los Caminantes Blancos y su ejército de los muertos.

Este conflicto entre Jon y Dany se quedará colgando un par de semanas, pues en la próxima veremos el capítulo más largo de la historia de “Game of Thrones” con una supuesta duración de 82 minutos y será completamente sobre esta batalla de luz contra oscuridad.

Pero mientras llega el próximo “dominGoT”, yo simplemente estoy agradecido por un capítulo tan especial, lleno de emotividad, nostalgia y esa sensación mágica de haber visto algo tan inspirador y conmovedor.

Este capítulo es donde se tomaron mi corazón, será en el próximo cuando lo arranquen y lo rompan.


nl