Diez años sin el “Rey del Pop”: ¿Quién mató a Michael Jackson?, un libro que devela la destrucción de un ídolo

El periodista y crítico británico Paul Morley reflexiona acerca de la obsesión de la cultura mediática por las celebridades; hace un recorrido por los tiempos gloriosos hasta los años de declive de Michael Jackson

  • REDACCIÓN
  • 25 de Junio de 2019
  • 21:51 hrs.
Diez años sin el “Rey del Pop”: ¿Quién mató a Michael Jackson?, un libro que devela la destrucción de un ídolo
“En cuanto Michael dejó de ser un músico para ser un simple famoso, fueron los medios quienes, con sonrisa de suficiencia y gesto socarrón, se encargaron de castigarlo y usarlo como chivo expiatorio”, escribe Paul Morley en su libro “¿Quién mató a Michael Jackson?” (FOTO TOMADA DE WEB)

A 10 años de la muerte de Michael Jackson son muchos los rumores y las interrogantes que existen en torno a su figura: Hasta qué grado fue maltratado por su padre y cómo ello afectó, quién era realmente, cómo vivió los momentos cuando su carrera estaba en declive o quiénes fueron sus amigos cercanos. Paul Morley, un reconocido periodista y crítico británico lanza una importante reflexión en su libro “¿Quién mató a Michael Jackson?”, donde aborda la importancia   de la cultura mediática y la obsesión con las celebridades.

“¿Quién mató a Michael Jackson?”, habla de cómo la sociedad crea y destruye ídolos (Sexto Piso, 2019)  Morley narra desde los años gloriosos del intérprete de “Billie Jean”, cuando los medios “se alimentaron de su declive” con escándalos como las acusaciones de abuso sexual, su infelicidad, sus operaciones, su tono de voz y el color de su piel; hasta la forma en que su familia ha lucrado con su fama después de su deceso.

Michael Jackson murió el 25 de junio de 2009 a causa de una sobredosis de drogas. Las primeras semanas después de su muerte sus familiares y personas que decían haber sido sus amigos acapararon los reflectores.

En 38 capítulos, el periodista, como si fuera un médico forense, explora a detalle la personalidad que el artista creó y la que ocultó —la del hombre que le temía al rechazo, que vivía los estragos de haber llegado a la cima de la fama a una corta edad y que estaba paranoico—, pero también la que fueron construyendo sus propios fans a quienes se entregó de manera “enfermiza”, por quienes dio todo para sentirse querido… y la que fabricaron los medios.

En cuanto Michael dejó de ser un músico para ser un simple famoso, fueron los medios quienes, con sonrisa de suficiencia y gesto socarrón, se encargaron de castigarlo y usarlo como chivo expiatorio, escribe Paul Morley.

En varias partes del libro Morley escribe en segunda persona para “hablarle” a Michael Jackson, y así, ir tratando de revelar ¿quién o qué realmente mató al ídolo?: “te sentirías completamente como en casa en este siglo XXI de la posverdad, pululando con marcas humanas modificadas quirúrgicamente, como estrategias de mercadotecnia psicográfica y con aquellos que se dejan la piel intentando decir las palabras adecuadas y apoyar las causas correctas por el bien de su propio valor y relevancia. Te hubieras vuelto más popular que nunca cuando el mundo se pusiera al día con la locura de tu realidad publicitada…”

Al inicio, Paul lanza una reflexión acerca de la forma en que se ha ido precarizando el papel del crítico musical y la transformación de la industria musical. También, la manera en que las redes sociales se han vuelto la nueva inquisición en la que la gente renuncia a su intimidad por estar en estas plataformas.

Desde las primeras páginas pone a reflexionar al lector con declaraciones como ésta: “hasta cierto punto, lo que le pasó a Michael Jackson fueron los medios, y todos nosotros quedamos implicados en cuanto consumidores y suscriptores”.

Se alimentaron codiciosamente de su declive, se regodearon de su miseria, interpretaron sus excentricidades como señales de comportamiento criminal. Y, cuando murió, naturalmente que entraron en escena para hacerse cargo de las decisiones sobre su imagen.

La forma en que aborda la vida del intérprete de “Black or White” remite al documental “Amy”, en que también se cuenta cómo la fama y la soledad fueron acabando con la vida de Winehouse, quien también fue perseguida por los paparazzis que ansiaban mostrar la apariencia de la cantante que era adicta a las drogas y con una familia que nada hizo para ayudarla a recuperarse de esa caída.

También hay momentos en que el autor destaca la genialidad de Michael Jackson y por qué resaltó entre sus hermanos: pasaba horas en los estudios de grabación y tenía largas jornadas de ensayos.

Para Morley es imposible separarse de la parte artística —la música, composición y baile— de esa vida de escándalo y excentricidad que también el “Rey del Pop” alimentó, como aquella escena que hoy está en el imaginario colectivo: Michael en la habitación de un hotel, mostrando por una ventana a su hijo para satisfacer a sus fans.

¿Quién mató a Michel Jackson? Cómo la sociedad crea y destruye ídolos en un momento en que, por un lado han resurgido las acusaciones de abuso sexual en contra del artista, lo cual según Nielsen Music significó la caída de su música en la radio, cuya presencia pasó de dos mil apariciones por día, a mil quinientas; Louis Vuitton anunció que ya no produciría la colección de ropa inspirada en la estrella, e incluso, según Variety, varias cadenas de televisión han eliminado los programas de homenaje que ya tenían planeados; pero por otra parte, fans se preparan para conmemorar hoy el aniversario luctuoso en el Paseo de la Fama de Los Ángeles; y fanáticos de todo el mundo realizarán homenajes en su nombre.

nl