Joven acusó al esposo de “La Choco” en #MeTooCineMexicano por acosarla sexualmente en Twitter

Rafael Sarmiento, esposo de la conductora de “Ventaneando” Jimena Pérez, fue señalado en movimiento #MeToo México

  • REDACCIÓN
  • 05 de Abril de 2019
  • 21:17 hrs.
Joven acusó al esposo de “La Choco” en #MeTooCineMexicano por acosarla sexualmente en Twitter
La joven señala que el esposo de “La Choco” se le insinuó sexualmente a través de Twitter y luego le pidió que no hablara de lo ocurrido y que no difundiera las fotos de su “pack” (FOTO TOMADA DE WEB)

El crítico de cine Rafael Sarmiento, esposo de “La Chococonductora de “Ventanenado” y hermano de Atala Sarmiento, fue señalado por una joven en el movimiento #MeTooCineMexicano por acoso.

De acuerdo con Tribuna, Jimena Pérez, mejor conocida como “La Choco”, pasa por un momento complicado ya que su esposo ha sido acusado de acoso sexual en Twitter como parte del hashtag #MeToo, el movimiento que apoya a víctimas a que alcen la voz contra el abuso y el acoso sexual.

Rafael Sarmiento fue denunciado en la página @MeTooCineMx por presuntamente acosar a una joven a través de Twitter, a quién le envió fotos su “pack” (imágenes de sus partes íntimas)

El crítico de cine fue denunciado por habérsele insinuado sexualmente a la joven, aprovechando su posición como figura pública. En la denuncia, la mujer asegura que el esposo de “La Choco” la contactó para hablar de cine por Twitter, sin embargo, luego comenzó a hacerle preguntas incómodas y sexuales.

Después, la conversación subió de tono y Rafael le habría enviado una foto de su miembro. Al no obtener respuesta, el crítico le pidió a la joven no compartir lo sucedido, ya que solo quería “charlar”.

Las denuncias forman parte de los movimientos #MeTooCineMexicano y #MeTooTeatroMexicano.

En días pasados, la titular de “Ventaneando”, Pati Chapoy, provocó tanto críticas como aplausos al defender en pleno programa el movimiento #MeToo, al asegurar que era necesario denunciar si se era víctima de cualquier tipo de violencia.

Además, aseguró que entendía que fueran anónimas debido a que dar un nombre “no es tan sencillo, después de que una mujer es violentada, imagínate la vergüenza, la carga de saber lo que le pasó”, enfatizó.

nl