¿Amas el sexo oral? Una piña hará que lo disfrutes aún más

Quizá suene extraño, pero una piña podría ayudar a que disfrutes mucho más del sexo oral ¿Por qué?

  • REDACCIÓN
  • 31 de Diciembre de 2018
  • 00:00 hrs.
¿Amas el sexo oral? Una piña hará que lo disfrutes aún más
Después de leer esta nota querrás correr al súper para conseguir una gran dotación de piñas (FOTO TOMADA DE WEB)

Existen hombres y mujeres que prefieren saltarse el sexo oral. Porque, claro los fluidos íntimos no son del todo agradables, de hecho la mayoría de las veces son amargos. Eso sin contar que también pueden desprender olores fétidos y poco apetitosos. Pero, ¿sabías que hay alimentos que cambian esos olores y sabores? Tal es el caso de la piña, es lo único que necesitas.

De acuerdo con Veintitantos, un estudio realizado por la Universidad de Lyon, en Francia. Los hábitos alimenticios pueden darle un toque dulce o por lo menos neutro, al fluido vaginal, pero, sobre todo al semen. Si quieres que ese hombre se derrita entre tus piernas o viceversa, debes incluirla en tu dieta.


El semen está compuesto por proteínas, nutrientes, minerales y vitaminas. De ahí que lo que comen tiene mucho que ver. Por su parte la piña destaca por su frescura, la gran cantidad de vitamina A, C, ácido fólico. Además, de minerales como el potasio, magnesio y hierro.

Cabe destacar, que contiene bromelina, una enzima, que no solo mejora el tránsito intestinal, también convierte las proteínas en aminoácidos.

Entre sus tantas cualidades, también está su efecto afrodisíaco, pues ayuda a que la erección del pene dure más tiempo y agudiza las terminaciones  nerviosas. Es decir, ayuda a neutralizar el sabor del semen.

En este caso, podemos cambiar el dicho, ¨Su semen, es lo que come¨. Si tu chico quiere que los orales se vuelvan frecuentes, le tiene que bajar a los alimentos excesivamente condimentados. Como la cebolla, especias, café, refrescos, carne rojas y, sobre todo, reducir la cantidad de tabaco.

En fin, no estaría mal que antes de empezar se comiera algunas rebanadas, en especial porque su lengua queda con ese toque áspero, que las mujeres disfrutamos cuando están entre las piernas.

nl