Altos niveles de adrenalina: Sexo kinky el nuevo disfrute de hombres y mujeres

El sexo kinky es una nueva modalidad que está ganando fama a nivel mundial. Es la mejor forma de reinventar tu relación y experimentar el placer

  • REDACCIÓN
  • 05 de Septiembre de 2019
  • 14:01 hrs.
Altos niveles de adrenalina: Sexo kinky el nuevo disfrute de hombres y mujeres
Olvídate de lo tradicional en el sexo anal, vaginal y oral; el sexo kinky está lleno de matices (FOTO TOMADA DE WEB)

Si alguna vez ha pasado por tu mente que el sexo con tu pareja debería ir más allá o simplemente deseas algo diferente; debes probar el sexo Kinky, el nuevo disfrute de hombres y mujeres.

¿QUÉ ES EL SEXO KINKY?

De acuerdo con Soy Carmín, si tuviéramos que definirlo, la forma más sencilla sería como un tipo de sexo atrevido, pícaro y hasta un poco salvaje. No es nada del otro mundo, sin embargo, sus prácticas rompen con los parámetros tradicionales. Olvídate de pensar en sexo anal, vaginal y oral, el sexo kinky está lleno de nuevos matices.

La gran fama se dio recientemente por historias como 50 sombras de Grey, aunque quienes han explorado un poco más su sexualidad ya habían probado los sabores del sexo kinky. El sadomasoquismo, las nalgadas, las posiciones sexuales fuera de lo común, los juegos de roles, las fantasías, son parte de este tipo de sexo.

Algo más que distingue a las parejas que optan por el sexo kinky es cuando buscan la oportunidad de tener un encuentro sexual que implique altos niveles de adrenalina, como tener relaciones en un lugar público, incluir a alguien más en el encuentro de forma práctica o simplemente observándoles.

¿QUÉ DICEN LOS EXPERTOS?

¡Nada está prohibido! La sexualidad se trata de conocernos y disfrutar el placer, por lo que los terapeutas indican que es válido probar algo diferente, especialmente cuando se ha caído en la rutina. Son tu pareja y tú quienes decidirán los límites y mientras ambos se sientan satisfechos con sus decisiones, todo estará bien.

LOS TIPOS DE SEXO KINKY A DETALLE

Como ya lo mencionamos antes, el sexo kinky engloba un sin fin de ramas. La clave para elegir una y practicarla es hablarlo con tu pareja y asegurarse de que ambos estén en la misma sintonía, pues sea cual sea el tipo de sexo que prefieran, siempre debe brindar placer a ambos. Algunas de las formas del sexo kinky más populares son:

SADOMASOQUISMO

Es aquel donde uno de los dos es el sumiso y el otro asume la postura dominante. El sumiso se convierte en un esclavo del otro y mezclan seco con un poco de dolor, pueden recurrir a herramientas como látigos, máscaras, entre otros.

Puede haber azotes, nalgadas y es muy importante que ambos determinen cuáles serán sus palabras claves, pues al pronunciarlas el encuentro deberá terminar, decirlas indica que el sumiso ya está sufriendo más dolor que placer.

SEXO GRUPAL

Es aquel donde la relación sexual se da con más de dos personas, tríos, intercambio de parejas, orgías, entre otros.

FETICHES

Es cuando en la relación sexual tratamos como un objeto sexual otra área del cuerpo que no es la genital (los pies por ejemplo) o quizá algún tipo de objeto como la vestimenta de cuero, los zapatos o alguna característica particular en nuestras parejas sexuales.

JUEGOS DE ROL Y FANTASÍA

Aquí la pareja crea escenarios imaginarios y asume ese rol, puede ser algo que imaginen mientras están en la cama o incluso recurrir al uso de disfraces y representar escenas.

VOYEURISMO

Es aquella práctica donde el placer se da al ver a otra persona teniendo relaciones sexuales, masturbándose o desvistiéndose sin que sepa, puede ser una fantasía de uno o de los dos.

EXHIBICIONISMO

Es lo opuesto del punto anterior, el placer se da al saber que alguien nos observa mientras tenemos relaciones sexuales o nos damos placer. Por ejemplo, algunas parejas podrían recurrir a tener relaciones sexuales en un lugar público para ser vistos.

nl