Aprende a poner un condón de manera sensual

Aprende a poner de forma correcta y muy sensual un condón, vuélvete toda una experta

  • REDACCIÓN
  • 10 de Marzo de 2021
  • 15:25 hrs.
Aprende a poner un condón de manera sensual
Poner un condón no tiene porque ser aburrido, ponte creativa usa otras partes de tu cuerpo, deja que te guie y pon en practicas algunas posiciones sexuales (FOTO TOMADA DE IG @rabbit_frig)

Los juegos previos pueden ser muy excitantes, ponte creativa y aprende a ponerle de forma correcta y muy sensual el condón a tu pareja.

LO BÁSICO

Te recomendamos que practiques hasta dominar la técnica sin complicaciones para usar condones sin torpezas y nunca más se te rompa uno ni lo pongas al revés. El truco es el siguiente:

Después de desenvolverlo, mira rápidamente el preservativo para asegurarte de que esté bien colocado. (Debería parecerse a la punta de un sombrero, con el borde ensanchado y en posición de rodar hacia abajo). Agarra el borde exterior entre el dedo medio y los demás, y apóyalo sobre la cabeza de su pene para rodar los lados hacia abajo con la mano. Pellizca ligeramente la punta para aplastar cualquier burbuja de aire y ya está.

MENOS CARICIAS Y ORGASMOS; EFECTOS DE LA PANDEMIA EN LA VIDA SEXUAL

DEJA QUE TE GUÍE PARA PONERLE EL CONDÓN

En lugar de que tu pareja se ponga el condón solo, dile que use tu mano para hacerlo por él. Dile que desenvuelva el condón, que lo coloque en su mano y lo lleve a su miembro. Cuando tenga el condón en su cabeza que ponga su mano sobre la tuya para juntos roden los lados por su pene.

HAZLO DESDE ATRÁS

Pon a tu hombre de rodillas, de cara a la pared y a espaldas a ti. Acércate detrás de él y estira la mano para agarrar la base de su pene y acarícialo mientras besas su cuello. Después de un minuto más o menos, lleva el condón con la otra mano y siente el camino hacia allí mientras lo pones.

HAZLE SENTIR COSQUILLEO PARA PONERLE EL CONDÓN

Sujeta el condón por el borde (como si se tratara de agarrar una taza por el borde) y échale unas gotas de lubricante hormigueante en la punta. Dale la vuelta rápidamente, pónselo a tu chico y usa tu mano para hacer rodar los lados del preservativo por su pene. A medida que el lubricante se desliza, tu chico sentirá una increíble sensación de escalofrío.

ENTREGA EL TRABAJO

Cuando esté muy excitado, envuelve el preservativo sobre la cabeza del pene y baja los lados lo justo para asegurarlo sobre la cresta. Pero antes de continuar, ponte en posición de vaquera e introdúcelo, solo la punta. Deja que tus partes femeninas se encarguen de ello, haciendo rodar los lados del preservativo hacia abajo mientras te deslizas por su pene (ayúdate con la mano si es necesario).

AGREGA UN POCO DE SABOR

Busca en tu cajón tu lubricante con sabor favorito. Échate unas gotas en la boca y luego pasa la lengua por su pene con movimientos largos y envolventes, cubriendo cada centímetro de sus partes intimas. Ahora agarra el condón y deja que vea cómo se desliza por su pene lubricado.

PONLO MÁS DESPACIO

Siéntate entre sus piernas y mantén el condón en alto para que pueda ver cómo deshaces el envoltorio. Sin dejar de mirarlo, pon el condón sobre la cabeza de su pene y desplázalo lentamente hacia abajo, haciendo pequeñas pausas para agarrarle el trasero y masajearlo conforme vas avanzando.

MÓJALO TODO

Cuando se esté bañando por la mañana, métete con él, primero poniéndole un condón a escondidas en la repisa de la ducha. Cuando estés mojada, desnuda y excitada, es sólo cuestión de tiempo que te pida que salgas y vayas al dormitorio. Pero cuando lo haga, inclínate y agarra el preservativo escondido, lanzándole una mirada tímida cuando vayas a ponérselo.

UNA NEGOCIACIÓN

Cuando llegue el momento de hacer negocios, pídele a tu pareja que te acaricie el clítoris mientras le pones el condón. Lo volverá loco que estés tan metida en él para darle rienda suelta a la pasión.

¿TU PENE ES ATRACTIVO? DESCUBRE SI REÚNE TODAS LAS CARACTERÍSTICAS

PONLO EN LOS SENOS

Acuéstese de espaldas con tu pareja arrodillado sobre ti, con las rodillas a cada lado de tu cintura. Empuja ligeramente tus senos con los brazos y usa ambas manos para sostener el condón justo donde comienza la parte inferior de tu escote. Dile que se incline hacia adelante y empuje dentro del condón (puede que tengas que apretar tus dedos sobre su pene para ayudarle), que lo inserta el resto del camino mientras empuja su anatomía hacia arriba entre tus senos.

EN POSICIÓN 69

Ponte en la posición del 69 contigo encima, muéstrale tus partes más traviesas delante de su cara. Mientras estás arrodillada sobre él, desenvuelve el condón y haz lo tuyo. Seguramente estará tan distraído con esa vista tan espectacular que apenas se dará cuenta de lo que estás haciendo hasta que sienta que literalmente haces rodar el condón por su pene.

Con información de Cosmopolitan

(Ann Ventura)