El “Beso de Singapur” que promete intensos orgasmos

Los besos implican mucho más que los labios y la lengua, existen otras partes de nuestro cuerpo que “besan” y son capaces de llevarnos al éxtasis

  • REDACCIÓN
  • 24 de Septiembre de 2020
  • 20:22 hrs.
El “Beso de Singapur” que promete intensos orgasmos
El “beso de Singapur”, es una técnica sexual que promete grandes orgasmos para ti y tu pareja, descubre en qué consiste (FOTO TOMADA DE PEXELS)

Los amantes del sexo siempre piden más, conocer nuevas posturas, juguetes, tendencias y muchas otras cosas, pero ignoran lo principal; las técnicas básicas que si fueran arte serían un minimalismo perfecto, tal y como el llamado “beso de Singapur”, que promete intensos orgasmos, esta antiquísima técnica sexual consiste en la estimulación del pene con los músculos de la vagina una vez que este está dentro, realizando movimientos similares a los de una succión.

¡CUIDADO! ESTAS 5 ENFERMEDADES PODRÍAN AFECTAR TU PENE

¿QUÉ ES EL BESO DE SINGAPUR?

Dicho de forma concreta, se trata de emular durante el coito, a través de los músculos vaginales, la sensación que produce el sexo oral en el pene.

Con el “beso de Singapur” lo que se busca es potenciar las contracciones de los músculos pubococcígeos femeninos, esas contracciones que aparecen durante el orgasmo femenino y que tantos fans tienen, provocando con ello una sensación similar a la de la succión durante el sexo oral.

Esta técnica proviene de países como Tailandia, India o Japón, en donde existen textos antiguos en los que se habla del placer de la “succión vaginal”, la cual produce mayores y mejores orgasmos.

¿CÓMO HACER EL “BESO DE SINGAPUR”?

No te preocupes, aunque parezca todo muy complejo (por aquello de los nombres exóticos) no hay que hacer nada extremadamente complicado. Así que no te preocupes por no haber ido al stretching en el gimnasio.

En realidad, se trata de poner en práctica mecanismos similares a los que usas en los ejercicios de Kegel, así que si eres de las que los trabaja a menudo ya tienes parte del camino andado.

Si no has hecho Kegel nunca, los músculos de los que hablo son aquellos que contraes cuando estás orinando y quieres detenerlo o apresurarlo (más o menos, para que te hagas una idea). También son los mismos que se contraen involuntariamente cuando tienes un orgasmo.

La pauta sería empezar por practicar a solas para tener un buen tono muscular en la zona, para ello, como decía, se trata de trabajar con los ejercicios de Kegel.

Una vez que lo tengas controlado podrás dar el siguiente paso y practicarlo con tu pareja. Lo recomendable es hacerlo en un punto en el que ambos estén ya bastante excitados. ¿Por qué? Porque va a favorecer que ambas zonas genitales estén ya irrigadas y por tanto en el punto de sensibilidad ideal.

Hay posturas que favorecen que tengas un mayor control de la musculatura de la zona, como puede ser estando tú encima o tumbada boca arriba (con él encima o de lado). Busca la tuya y... ¡a contraer y relajar los músculos!

La clave es lograr un movimiento que te produzca placer a ti pero que también haga que tu chico note esa presión rítmica.

PLACER POR PARTIDA DOBLE

Los que predican las bondades de esta técnica afirman que el placer “extra” no es solo para los hombres, las mujeres también tienen su cuota de éxtasis. ¿El motivo? Que las contracciones que implica la realización de esta técnica hacen que el orgasmo sea más potente.

TRUCOS PARA LLEGAR A LOS 30 SIENDO UN "CRACK" EN EL SEXO

¿Cómo? Dichas contracciones hacen que el pene estimule la pared anterior y con ello las estructuras internas del clítoris (que no, no es solo el botoncito que se ve desde fuera).

LA VERSIÓN MASCULINA DEL “BESO DE SINGAPUR

Sí, ellos también tienen músculos pubococcígeos y “técnicas” para trabajarlos que prometen más placer.

En este caso hablamos del “pompoir” que se traduce del francés como "chupadora" (singular nombre, ¿verdad?), que consiste exactamente en los mismo que la versión femenina: contraer y relajar estos músculos.

Si quieres practicar, se trata de realizar/entrenar con movimientos similares a los que se practican con los Kegel masculinos.

Nota: ¿sabías que los hombres también tienen suelo pélvico? ¿No? No te preocupes, que no muchos lo saben, pero ahora que te has enterado... ya sabes que hay que ejercitarlo.

LO IMPORTANTE AL PONER EN PRÁCTICA EL “BESO DE SINGAPUR

Si vas a probar en pareja lo mejor es que lo tomes como tal una práctica sin dejar de disfrutar el proceso, evitando el “¿Notas algo ahora?” o del “Yo aprieto, pero aquí no pasa nada...”

Tómenlo como un estupendo momento de intimidad que puede ser incluso divertido (las risas y el sexo son una combinación ganadora).

El sexo es un “pack”, una interacción, una experiencia, un ratito agradable. El sexo es placer, intimidad, risas... no solo llegar al orgasmo, de manera que si no “sale correctamente” no te frustres, lo mejor de la experiencia probablemente haya sido el intentarlo.

CONOCE LOS MITOS Y VERDADES SOBRE EL SEXO ORAL

 

(Imelda Téllez)