Japón: extrañas costumbres sexuales y su lado oscuro

A los países de occidente les parecer que las costumbres sexuales en Japón son extrañas, sin embargo, hay mucho por descubrir sobre está cultura

  • REDACCIÓN
  • 22 de Julio de 2021
  • 15:45 hrs.
Japón: extrañas costumbres sexuales y su lado oscuro
Las prácticas sexuales en Japón son muy amplias desde imágenes eróticas como el legendario shunga, hasta practicas poco comunes en otros países como pagarle a una persona para solo dar un paseo (FOTO TOMADA DE IG @sexinspiration)

A los países de occidente le parece que las costumbres sexuales en Japón son extrañas, sin embargo, hay mucho por descubrir sobre está cultura.

Las prácticas sexuales en Japón son muy amplias desde imágenes eróticas como el legendario shunga, tienen su propio Kamasutra, practicas poco comunes en otros países como pagarle a una persona para solo dar un paseo o tener cada vez menos sexo.

La tradición sexual de Japón no solo es muy diferente a la occidental, sino también a la de otros países orientales.

Para entender un poco sobre la cultura sexual en Japón el artículo publicado en "The Conversation" de la antropóloga de la Universidad de Michigan Jennifer Robertson, se centra en el "gender-bending".

¿ESTAS SOLTERA? EL SÍNDROME DEL PENE DORADO PODRÍA SER UNA DE LAS CAUSAS

En la antigüedad los samuráis tenían una esposa para procrear hijos y firmar alianzas políticas, también disfrutaban de relaciones con jóvenes. Esto no se trataba de una cuestión de simple homosexualidad, iba mucho más allá y afectaba profundamente la cultura de Japón.

De acuerdo con Jennifer Robertson, esta práctica no estaba tan alejada a la de la Grecia clásica, donde tampoco se consideraba a la orientación sexual como un identificador social. Los japoneses no se consideraban homosexuales, heterosexuales o bisexuales por sus costumbres sexuales, al menos hasta los años 90 cuando la orientación sexual se politizó.

La situación sobre las preferencias sexuales cambió a finales del siglo XIX, cuando la formación del nuevo ejército japonés provocó que la nueva ética castrense prohibiera y persiguiera la homosexualidad. Sin embargo, esta vieja tradición cultural continua hasta nuestros días, muchos jóvenes siguen presentando una apariencia andrógina.

SHUNGA

La tradición pornográfica japonesa se remonta a la época Edo, el largo período de expansión económica y reconfiguración social que se desarrolló entre 1603 y 1868. Es en este tiempo se desarrolló el llamado shunga, es decir, imágenes eróticas que se pintaban en madera.

"Shunga" significa "primavera", a su vez, un eufemismo de "sexo". Muchas de las consumidoras de esta clase de dibujos eróticos sin narración eran mujeres.

El shunga se trata un subgénero de la técnica de grabado a través de xilografía "ukiyo-e", muy popular a pesar de ser prohibido por el shogunato, el gobierno militar que mandó sobre Japón a lo largo de seis siglos.

En estas imágenes eróticas se exagera el tamaño de los genitales, y se llegó a atribuir características supersticiosas a los libros, como que protegían a los samuráis que los portaban.

EL ABC DEL SEXO EN LA PLAYA: TODO LO QUE DEBES SABER PARA CUMPLIR LA FANTASÍA

Sus personajes eran cortesanos o figuras salidas de la vida cotidiana japonesa, la narración era escasa y se trataba más bien de una sucesión de dibujos sexuales.

Los temas eran variados, iban desde la consumación de un amor tradicional entre marido y mujer hasta relaciones entre hombres "nanshoku" y el fetiche de la ropa. Era extremadamente difícil ver un cuerpo completamente desnudo, y los protagonistas vestían lujosos vestidos de seda.

FUTANARI

En Europa o Estados Unidos "futanari" suele utilizarse como un sinónimo de transexual, en realidad es el cuerpo de una mujer con atributos de hombre; como los hermafroditas.

El origen del "futanari" es casi mitológico: la palabra significa realmente algo parecido a "doble" o "forma dual".

En el manga y anime, el "futanari" no es un término médico, sino un tropo cultural. Por lo general, se trata de un personaje femenino proveniente de un entorno cotidiano.

MEGANEKKO

En Japón que una chica use gafas o lentes les resulta muy erótico. Los fanáticos del manga y anime usan el término meganekkob para referirse a los personajes femeninos que llevan gafas, especialmente cuando es considerado su rasgo más atractivo.

Visten ropa "neutral", a diferencia de otros fetiches como el de las meido o los seifuku, aunque frecuentemente los personajes meganekko llevan el pelo de manera similar, de forma ondulada en los extremos o lo que se conoce como el estilo pageboy.

Tienen connotaciones de geek, nerd u otaku, comúnmente para hacer que el personaje se vea más bello y sea visto de forma más positiva.

YURI

Otro popular subgénero entre mujeres y hombres japoneses es el Yuri. Esto consiste en una historia de amor lésbico entre dos mujeres, aunque en este caso esta puede ser tanto erótica como emocional. Como ocurre con otros subgéneros, tiene sus propios estereotipos, aunque por lo general, como indica el sitio TV Tropes, se trata de un "retrato idealizado y poco realista de las relaciones lésbicas".

De ahí que haya una gran parte del Yuri destinado a los hombres, en el que se acentúa la "dulzura, feminidad, inocencia y pureza" de los personajes.

DATOS CURIOSOS QUE SEGURAMENTE NO CONOCÍAS SOBRE EL KAMASUTRA

PORNO PARA LAS MUJERES

No toda la producción erótica japonesa está destinada para que los hombres cumplan sus fantasías con jovencitas, hasta hace poco en Japón se dio el boom del porno para mujeres, esta industria ha sido desarrollada a través de productoras como Love Place, que utilizan la fórmula  "ikemen (hombres sexy), erotismo y drama amoroso".

EN JAPÓN TIENE SU PROPIO KAMASUTRA

Los japoneses tienen su propio libro de posiciones sexuales. En la cultura nipona se llama shijuhatte, y consta de 48 posturas, este libro está inspirado en las técnicas de sumo.

Las posiciones sexuales son mucho más sencillas que las del Kamasutra, y requieren menos elasticidad.

¡LOS JAPONESES TIENE CADA VEZ MENOS SEXO!

Curiosamente los japoneses tienen cada vez menos sexo. La escasa actividad sexual de su población tiene preocupado hasta el gobierno.

De acuerdo con algunas encuestas, alrededor del 40% de los jóvenes que no están casados son vírgenes y no quieren enfrentarse a los problemas que conlleva una relación amorosa.

El 70% de los jóvenes japoneses que no están casados no tienen pareja. Han decidido priorizar su independencia a las relaciones sexuales y románticas.

ESTAS SON LAS SECUELAS DEL COVID-19 QUE PUEDEN AFECTAR TU VIDA SEXUAL

EXTRAÑAS PRÁCTICAS Y PROSTITUCIÓN EN JAPÓN

Otra cosa que podría ser muy rara para occidente es que en Japón es muy normal contratar a una persona para solo dar un paseo o platicar, es una manera de combatir la soledad.

Otra costumbre común en Japón es que los hombres compren ropa interior usada de mujeres. Cuanto más usada, más vale. Esa costumbre se llama Burusera, y algunas estudiantes la usan para ganar dinero.

Además, son comunes los espacios donde se paga por sexo, de formas variadas y con todo tipo de ofertas.

Los soapland, son establecimientos donde se cubre a los clientes en lubricante y luego las prostitutas los llevan al orgasmo. Otros negocios de sexo son los salones de masajes eróticos o pink salons, donde sólo se hacen felaciones.

Clubes de imágenes o imekura, burdeles temáticos donde las habitaciones y las prostitutas interpretan las fantasías más recurrentes de los hombres japoneses. Entre las más comunes están la visita al doctor, una clase con colegialas o una colegiala en el metro a la que poden tocar y quitar la ropa interior.

Hasta 1956, el ejercicio de la prostitución era legal en Japón. Sin embargo, en ese año se promulgó la Ley Anti-Prostitución o Baishun Boshi Ho que la ilegalizó, durante la ocupación estadounidense.

(Ann Ventura)