¿Tristeza después del sexo? Puede tratarse de este padecimiento

Este trastorno afecta tanto a hombres como a mujeres, sin importar la edad, lo que quiere decir que nadie está exento

  • REDACCIÓN
  • 12 de Noviembre de 2020
  • 17:30 hrs.
¿Tristeza después del sexo? Puede tratarse de este padecimiento
Expertos en el tema explican la verdadera razón por la que ocurre la disforia postcoital tras sostener intimidad (FOTO TOMADA DE FREEPIK)

En la sexualidad aún existen temas tabúes que por presión de la sociedad o simplemente por no acercarse a un especialista no conocen la causa de algún padecimiento como la disforia postcoital.

De acuerdo a Grupo Fórmula, en la sexualidad siempre hay cosas nuevas por conocer o por tratar y aunque este tipo de fenómeno se manifiesta desde que el hombre comenzó a reproducirse, recientemente expertos están comenzando a conducir muchos más estudios referentes a la disforia postcoital.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: GUÍA DE POSICIONES SEXUALES QUE MÁS DISFRUTAN LOS HOMBRES

De acuerdo con los expertos en terapia de pareja y psicología, la disforia postcoital se trata de un bajón emocional que hace que la gente se muestre entristecida después de tener relaciones sexuales.

Algunas de las manifestaciones más comunica van desde llorar o sentirse completamente solo.

De acuerdo con la sexóloga Mamen Jiménez, al tener un encuentro sexual hay una gran acumulación de energía física y emocional que debe salir de alguna u otra forma, incluso puede ocurrir después de tener un orgasmo y es una manera de liberación.

Las mujeres son más propensas a sufrir esta tristeza súbita

Una sensación de vergüenza, melancolía o tristeza es lo que caracteriza a la disforia postcoital, la cual en ocasiones hace que tanto hombres como mujeres se sientan demasiado abrumados cuando culmina el momento de mantener intimidad con una persona.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CONOCE LA TÉCNICA KUNYAZA QUE ELEVA EL PLACER FEMENINO

Este síndrome se presenta al menos una vez en la vida de los seres humanos; sin embargo, las mujeres son más propensas a sufrir de esta ola de tristeza súbita después de tener intimidad; esto poco tiene que ver con el desempeño, de acuerdo con la revista International Journal of Sex Health.

La explicación científica para este fenómeno es que una zona del cerebro -la amígdala- se relaja después del sexo, por lo que las sensaciones que ocurren después son similares a la percepción que se tiene al despertar de golpe.

(Azucena Uribe)