Trucos para "El misionero", un toque extra de placer para el sexo tradicional

Si buscas llevar el placer en pareja a otro nivel, pero te gusta lo tradicional de la posición del misionero, aquí truco para lograrlo

  • REDACCIÓN
  • 19 de Mayo de 2021
  • 00:14 hrs.
Trucos para "El misionero", un toque extra de placer para el sexo tradicional
Un toque extra de placer, el truco para hacer de la posición del "Misionero" la más placentera (FOTO TOMDA DE FREEPIK)

Durante la intimidad puede resultar complicado darle un toque extra de placer y diversión al sexo, especialmente si tienes preferencias por lo tradicional, la posición "El Misionero", pero ese no es pretexto para caer en lo aburrido de la cotidianidad, aquí unos consejos para hacer de esta posición la más placentera del Kama Sutra.

"El Misionero" es la posición básica en el sexo y puede ser muy efectiva para algunos, especialmente para los principiantes o para quienes prefieren no aventurarse al contorsionismo que requieren otras posiciones sexuales. Pero otras personas requieren un toque extra de dificultad para llegar al orgasmo.

LA VIDA SEXUAL FUE AFECTADA POR LA PANDEMIA, CONECTA DE NUEVO CON TU PAREJA

Aunque no lo creas, la posición del misionero se puede volver mucho más aventurera y efectiva con algunos cambios simples, trucos o incluso juegos y juguetes que van a funcionar para los dos y que van a aumentar el número de veces en las que la vas a llevar al clímax.

WEARABLES

Concéntrate en el juego previo al sexo, antes de llegar al climax de la penetración es necesario subir la temperatura para llegar a un alto nivel de excitación, puedes intentar usar un wearable, como un anillo vibrador, para darle un boost extra a la posición sin tener que cambiar demasiado.

MISIONERO EN CÁMARA LENTA

El sexo lento tiene muchos beneficios, de hecho, se dice que al retrasar el orgasmo (técnica sexual que se conoce como edging) puedes conseguir que al llegar sea todavía más explosivo, además de que permite un mayor grado de conexión emocional y de intimidad, lo que puede hacer que la experiencia sea más placentera incluso en las ocasiones en las que no hay un orgasmo.

¿TU PAREJA TE ALIMENTA DE MÁS? TAL VEZ TIENE FEEDERISMO, UN FETICHE SEXUAL

SLIPPERY WET

El lubricante es tu mejor amigo cuando se trata del sexo, muchas parejas lo necesitan para que el sexo se sienta mejor e incluso puede ser parte del juego. En lugar de usarlo solo en "la zona", intenta lubricar todo el cuerpo (colocando algunas toallas para no arruinar la alfombra o la cama) e intentar la posición con ese elemento extra que puede generar mayor movimiento.

AGREGA UNA ALMOHADA

No, no debajo de su cabeza, sino debajo de su pelvis, lo que permitirá una penetración más profunda, además de que es un cambio pequeño y simple que cambia la sensación por completo y crea la ilusión de que es una posición diferente.

DIRTY DANGLE

Para algunas personas, tener a su pareja arriba puede sentirse como que están siendo aplastadas, así que una buena idea es colocar a una persona acostada, mientras la otra se queda de pie y entra en ese ángulo, que es una versión del misionero que incluso puede ayudarte a durar más.

LA TÉCNICA CAT

Como seguramente ya sabes, solo la penetración no logrará el truco (al menos no siempre), así que puedes intentar la técnica CAT (cooital alignment technique). En esta versión modificada del misionero, el hombre sube un poco más alto, deslizando su cuerpo una pulgada o dos hacia arriba para conseguir una mayor estimulación del clítoris de la mujer por medio del roce.

AGREGUEN MOVIMIENTO

La posición del misionero no quiere decir que deban quedarse acostados sin moverse, hay que intentar distintos ángulos y moverse (usando la pelvis) un poco hasta encontrar el punto exacto en el que todo se siente mejor.

¿ES VERDAD QUE ALGUNOS ALIMENTOS PUEDEN MEJORAR EL SABOR Y OLOR DE LOS FLUIDOS?

DIRTY TALK

El cerebro es el órgano sexual más importante, así que no te quedes solo en lo físico, habla con tu pareja, vocaliza lo que estás sintiendo y usa el Dirty Talk para entrar en el mood o para explorar una fantasía sin tener que hacer grandes cambios.

(Aline Núñez)