El olor y color del flujo vaginal, pueden determinar qué tan propensa eres a contraer VIH o Gonorrea

Especialistas advierten que el flujo vaginal amarillo podría elevar el riesgo de que contraigas VIH y otras enfermedades de transmisión sexual

  • REDACCIÓN
  • 03 de Julio de 2019
  • 17:04 hrs.
El olor y color del flujo vaginal, pueden determinar qué tan propensa eres a contraer VIH o Gonorrea
A partir de la pubertad, la presencia del flujo vaginal es algo común y hasta necesario (FOTO TOMADA DE LA WEB)

Alguna vez has tenido flujo vaginal amarillo, debes tener cuidado, según los expertos esto te da mayores posibilidades de contraer VIH o gonorrea.

Primero explicaremos  qué es y cómo se origina el flujo vaginal para que no te espantes.

VAGINOSIS BACTERIANA, ¿QUÉ ES?

Recordemos que la vaginosis bacteriana (VB) es una infección causada por una cantidad excesiva de ciertas bacterias que cambian el equilibrio normal de las bacterias en la vagina.

¿QUÉ TAN COMÚN ES?

Esta bacteriana es la infección vaginal más frecuente en las mujeres de 15 a 44 años.

¿QUÉ LA ORIGINA?

Hasta el momento los investigadores desconocen la causa de la vaginosis bacteriana (VB) o la forma en que algunas mujeres la contraen.

Pero sí se sabe que la infección ocurre comúnmente en mujeres sexualmente activas.

La vaginosis bacteriana está asociada a un desequilibrio de las bacterias “buenas” y “dañinas”, que normalmente se encuentran en la vagina de la mujer y de ahí surge el flujo vaginal amarillo.

Algunas de las causas son; tener una nueva pareja sexual o múltiples parejas sexuales, como también hacerse duchas vaginales, puede alterar el equilibrio de las bacterias en la vagina y hacer que las mujeres corran un mayor riesgo de contraer vaginosis bacteriana

ESTAS SON LAS CONSECUENCIAS DE REPRIMIR TU DESEO SEXUAL

Tampoco se sabe cómo las relaciones sexuales contribuyen a la vaginosis bacteriana.

Cabe señalar que no hay trabajos de investigación que demuestren si una mujer contraerá esta infección o no, en el caso de que su pareja sexual sea tratada.

Pero tener vaginosis bacteriana puede aumentar la probabilidad de contraer otras enfermedades de transmisión sexual (ETS).

No es frecuente que la vaginosis bacteriana afecte a las mujeres que nunca hayan tenido relaciones sexuales.

Es importante resaltar que las personas no pueden contraer vaginosis bacteriana por el contacto con los asientos del inodoro, la ropa de cama o las piscinas.

¿CÓMO EVITAR LA VAGINOSIS BACTERIANA?

Médicos y científicos no saben completamente cómo se propaga la vaginosis bacteriana, y no se conocen mejores maneras de prevenirla.

Estas medidas de prevención básicas te pueden ayudar a reducir el riesgo de presentar vaginosis bacteriana.

1.- No tener relaciones sexuales.

2.- Limitar el número de parejas sexuales.

3.- No hacerse duchas vaginales.

¿CÓMO PUEDO SABER SI TENGO VAGINOSIS BACTERIANA?

Nota: Muchas mujeres con vaginosis bacteriana no presentan síntomas.

Si usted tiene síntomas, es posible que note una secreción vaginal blanca, gris o amarilla y poco espesa, olor, dolor, picazón o ardor en la vagina.  Algunas mujeres tienen un fuerte olor a pescado, especialmente después de haber tenido relaciones sexuales.

Es posible que también sienta ardor al orinar o picazón en la parte externa de la vagina o ambos síntomas.

¿QUÉ PASA SI NO RECIBO TRATAMIENTO?

La vaginosis bacteriana puede causar algunos problemas de salud graves como los siguientes.

1.- Mayor probabilidad de contraer el VIH si tiene relaciones sexuales con una persona infectada por este virus.

2.- Si usted tiene el VIH, más probabilidad de transmitir el VIH a su pareja sexual.

3.- Si tiene vaginosis bacteriana cuando está embarazada, tendrá mayor probabilidad de dar a luz a su bebé mucho antes de tiempo.

3.- Mayor probabilidad de contraer una ETS como clamidia y gonorrea.  Estas bacterias a veces pueden provocar la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), lo cual puede hacer que le sea más difícil o imposible tener hijos.

auc