No todo es playa, aventúrate al rapel en cascadas de Puerto Vallarta

Dale un giro aventurero a tus vacaciones en la playa y anímate a hacer rapel en las cascadas de Puerto Vallarta

  • REDACCIÓN
  • 02 de Octubre de 2020
  • 22:30 hrs.
No todo es playa, aventúrate al rapel en cascadas de Puerto Vallarta
No todo es fiesta tropical en Puerto Vallarta, aventúrate al deporte extremo del rapel desde las colosales cascadas que esconde el paisaje natural de Jalisco (FOTO ESPECIAL)

Puerto Vallarte es uno de los destinos turísticos más versátiles de México, en este paradisiaco rincón del estado de Jalisco se puede disfrutar de un tranquilo día en la playa, hasta una desenfrenada noche de fiesta en el malecón. Pero para esos espíritus aventureros también hay actividades, atrévete a hacer rapel, tirolesa y más en las cascadas de Puerto Vallarta.

De acuerdo con México Desconocido, hacer rapel en las cascadas de Puerto Vallarta es una aventura inolvidable en todos los sentidos, el ecoturismo es una de las actividades ideales para conectar con la naturaleza y, en este caso, desafiar tus miedos y capacidades.

PROMOCIÓN VIAJERA, APARTA TUS VUELOS DE FIN DE AÑO DESDE 239 PESOS

Prepárate con ropa cómoda, que no tengas miedo de mojar, ensuciar o hasta dañar, de preferencia calzado y ropa acuática; una mochila impermeable para resguardar tus cosas, protector solar para proteger tu piel y equipo fotográfico pues querrás capturar los cmainos sinuosos, ríos y cascadas.

A bordo de una camioneta llegarás al embarcadero de Marina Vallarta, en donde los guías te equiparán con chalecos salvavidas para subir a una lancha inflable de alta velocidad que te transportará hasta la playa Boca de Tomatlán. Es una navegación de 20 minutos, en la que podrás ver parte de la costa jalisciense antes de llegar al muelle del pueblo, en donde unos gigantescos camiones alemanes conocidos como Unimog, los mismos que se utilizaron en la Segunda Guerra Mundial.

El rapel en las cascadas de Puerto Vallarta es una actividad que ofrece la compañía Vallarta Adventures donde un grupo de personas capacitadas te adentrarán a la selva por un camino que recorrerás cabalgando durante poco más de 15 minutos para llegar a la cima de la montaña.

Una vez en el destino, los guías te proporcionarán el equipo necesario: arneses, casco y guantes. Para que puedas deslizarte de tirolesas y descender la montaña a rapel.

ESCÁPATE DEL FRÍO EN ESTOS DESTINOS CON AGUAS TERMALES

RAPEL EN PUERTO VALLARTA

El truco del rapel es la resistencia emocional. Durante algunos instantes te puedes sentir intimidado, pero la confianza es la norma en este viaje. No titubees, ponte el equipo y escucha las recomendaciones de los expertos.

El alucinante paisaje de cañadas y peñascos te acompañará hasta que llegues al primer punto de la aventura: la primer tirolesa que atraviesa el bosque selvático. Son más de 200 metros de distancia, suspendidos mediante un cable de acero.

Después prepárate para descender a rapel por dos imponentes cascadas que forman dos albercas naturales. El agua fría te sacudirá y te impedirá respirar bien. Ejercitarás músculos que nos sabías que existían, que parecían estar atrofiados.

Después atravesarás dos puentes colgantes, puede que las piernas te sigan temblando, pero la sonrisa será imborrable. Otro descenso a rapel te espera, es tiempo para deslizarte montaña abajo a través de un tobogán de 10 metros de altura hasta llegar a otra poza natural esculpida por el poder de las cascadas.

CHAPUZÓN EN UN CRÁTER VOLCÁNICO, LAS INSÓLITAS ALBERCAS DE MICHOACÁN

Toma aire porque te espera otro tobogán con una caída de más de 150 metros. Allí el temor invade a parte del grupo; algunos desertarán de la emoción. Si perseveras, créeme que valdrá la pena (o el susto). Pues se segregan grandes cantidades de adrenalina mientras bajas a toda velocidad.

Si ya pusiste esta experiencia en tu lista de cosas por hacer en la vida, consulta costos y agenda tu visita a través del sitio web de Vallarta Adventures. Te recomendamos visitar el lugar lejos de la temporada vacacional para que puedas disfrutar de la montaña sin hordas de turistas. De igual forma evita la temporada de lluvias, de junio a septiembre.

 (Aline Núñez)