Cámaras de la NASA captan nieve en Marte

La nieve que cubre las dunas está compuesta por dióxido de carbono congelado, también conocido como hielo seco

  • REDACCIÓN
  • 27 de Agosto de 2017
  • 00:00 hrs.
Cámaras de la NASA captan nieve en Marte
Debido a la distancia con respecto al Sol, Marte es un planeta muy frío, cuya temperatura media es de -63°C por lo que es considerado un desierto frío. (FOTO TOMADA DE DEBATE)

Las cámaras especiales que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), revelaron que nieve invadieron las dunas de Marte.

Según información obtenida por la NASA tras analizar las imágenes y estudiar datos obtenidos a través de los años, es frecuente que se presenten tormentas de nieve en Marte.

De acuerdo con Debate, las imágenes fueron tomadas por el Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO) a través de su cámara de alta resolución High Resolution Imaging Science Experiment el pasado 21 de mayo.

Sin embargo, la nieve que cubre las dunas marcianas no es igual a la que se precipita en el planeta tierra, la nieve está compuesta por dióxido de carbono congelado, también conocido como hielo seco.

A decir de los expertos, la nieve durante el invierno es tan implacable que el hielo se cuela hasta zonas profundas, mientras que en primavera, cuando el Sol centellea, el hielo en la superficie se quiebra y el gas que escapa de él arrastra arena oscura del interior de la montaña, generando así las figuras que se aprecian en el suelo marciano.

A diferencia de las tormentas de nieve en la tierra, en el planeta rojo solo se forma una generosa capa de escarcha en la superficie.

Meteorólogos de la Universidad de la Sorbona publicaron un estudio en la revista Nature Geoscience donde describieron las características de las nevadas en Marte.

El grupo liderado por Aymeric Spiga llegó a la conclusión de que aun cuando la atmósfera del planeta rojo tiene menos vapor que la terrestre, también es capaz de alojar nubes.

Dichas nubes se componen de partículas de agua helada e influyen en los depósitos de agua por estación.

Estas turbulentas tormentas, que solo pueden formarse de noche, mezclan energéticamente la atmósfera, y en algunos lugares, dejan caer nieve sobre la superficie marciana.

Spiga y su equipo comparan las tormentas de nieve marcianas con las microrráfagas en las que un aire frío y denso hace que las precipitaciones de lluvia o nieve se presenten de forma brusca en la Tierra.

Debido a la distancia con respecto al Sol, Marte es un planeta muy frío, cuya temperatura media es de -63°C por lo que es considerado un desierto frío.

Aunado a esto, las temperaturas en las nubes heladas se desploman con rapidez, hasta 4°C por hora.

Cabe resaltar que fue hace casi diez años que la Nasa descubrió la presencia de nieve en el planeta rojo, pero hasta este estudio se tuvo conocimiento de que se precipitaba en forma de tormentas.

auc