Defender el petróleo

La ruta que ha seguido el gobierno ha llevado al desastre a nuestro país. México es el país más desigual del continente americano, y lo es porque llevamos 30 años de reformas neoliberales privatizadoras y todavía nos quieren aplicar más. Todas esas privatizaciones han sido un desastre.

  • MARTÍ BATRES
  • 07 de Julio de 2013
  • 00:00 hrs.

Se privatizaron los bancos, las aerolíneas, los ingenios azucareros, las empresas de fertilizantes, los puertos, los aeropuertos, las carreteras y, luego, el gobierno tuvo que rescatarlas. Al privatizar todas esas empresas, el Estado Mexicano obtuvo 30 mil millones de dólares, pero para rescatarlas de la quiebra producida por sus dueños privados, tuvo que gastar 90 mil millones de dólares. Todavía estamos pagando el rescate bancario y ahora nos quieren imponer otras reformas, nuevas contra reformas neoliberales.

Ahora quieren privatizar Pemex como lo hicieron con otras grandes industrias y ramas económicas. No han podido, no porque no hayan querido, lo han intentado varias veces, pero el pueblo no se ha dejado despojar de esa riqueza que es de la nación, que ni siquiera es del gobierno, pero van otra vez a intentarlo para entregarle la riqueza de Pemex a las compañías extranjeras.

Dicen que no es privatización porque no van a vender las instalaciones de Pemex, pero no es necesario vender las instalaciones para privatizar. Nunca vendieron instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad y, sin embargo, la mitad de la generación eléctrica la producen ya compañías extranjeras. Es decir, van privatizando la actividad y así quieren abrir Pemex.

Dicen que no es privatización, que nada más es una apertura, que es una asociación, que es atracción de la inversión y utilizan muchos sinónimos para lo mismo que es privatizar. Dicen que no van a privatizar todo, que nada más una parte.

Sin embargo, el país obtiene de petróleo un billón 250 mil millones de pesos, lo que equivale a 100 mil millones de dólares, y con ese presupuesto se cubre el 40% del gasto público del país. Cuando se construye una escuela, el 40% viene del petróleo, cuando se edifica un hospital, el 40% viene del petróleo, cuando se le paga a los doctores del ISSSTE o del IMSS, el 40% de sus salarios viene del petróleo.

Si se privatiza esa riqueza, se va a crear un hueco enorme en las finanzas públicas, ¿y quién va a pagarlo? Las clases medias y populares a las que les van a aumentar los impuestos mientras que a los que están hasta la cúspide de la pirámide económica no les cobran impuestos, les condonan y hasta les regresan impuestos.

Por eso quieren aumentar el IVA del 16 al 19% y extenderlo a medicinas, alimentos, libros, transporte, colegiaturas y vivienda, con lo cual le darían un golpe durísimo a la población, porque estos rubros constituyen el 90% del gasto de las familias de clase media y de bajos recursos.

La privatización del petróleo significa necesariamente el incremento y la generalización del IVA.

Por eso, hay que tener conciencia de lo que está pasando y prepararnos para defender la industria petrolera nacional con movilización pacífica, con información, con organización, vamos a defender lo que es de todo el pueblo mexicano antes de que pase a ser propiedad de la British Petroleum, de la Shell, de la Exxon y de todas esas compañías que sólo ambicionan riqueza, que son codiciosas y que no les interesa nada el desarrollo de México, nunca les ha interesado, cuando fueron dueñas de los pozos petroleros no pagaban impuestos y pagaban salarios miserables a los trabajadores petroleros.

Por eso, esa es una batalla fundamental porque casi es la única industria que queda en manos de la nación. Así es que tenemos una lucha muy importante.

Twitter: @martibatres