La aterradora historia de la estatua de Sor Juana Inés de la Cruz

Personas aseguran que la estatua de Sor Juana Inés de la Cruz sonríe y truena los dedos a los transeúntes

  • REDACCIÓN
  • 22 de Octubre de 2020
  • 09:42 hrs.
La aterradora historia de la estatua de Sor Juana Inés de la Cruz

Existen miles de leyendas de terror en nuestro país pero una de las más populares es la protagonizada por la estatua de Juana Inés de Asbaje Ramírez de Santillana, mejor conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, en donde aseguran que una estatua viviente de su persona truena los dedos y sonríe a los transeúntes por las noches.

De acuerdo a Grupo Fórmula, Sor Juana Inés de la Cruz se dedicó su vida al estudio y marcó la literatura novohispana en el siglo XVII, desafortunadamente murió con sólo 46 años durante una epidemia de tifus.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TUNDEN A KARLA PANINI POR BURLARSE DEL VIDEO DE “LAS NIÑAS DEL PASTEL”

Con el paso de los años su vida y obra obtuvo merecido reconocimiento, por ello se levantó una estatua en su honor en las inmediaciones de la Universidad del Claustro de Sor Juana.

Sobre esta figura circulan varias leyendas aterradoras, pues se asegura que si alguien pasa frente a ella en la noche escuchará cómo le truena los dedos. Lo peor es que si un valiente se atreve a mirarla, ésta le dedicará una sonrisa.

“La historia dice que si te toca la mala suerte de que pases por ahí solo, de repente escuchas el sonido muy fuerte de una canica. De repente se hace más fuerte, conforme te vas acercando a la estatua. Si tienes la valentía de subir la mirada, el sonido son los dedos enormes de la estatua, del chasquido de los dedos de la estatua que te está observando”, narró Marisol López Willis, maestra de Literatura entrevistada para el programa Al Extremo.

Algunos relatos difundidos de boca en boca refieren que testigos de los movimientos de la supuesta figura viviente terminaron desmayados del miedo.

Cabe destacar que la cara de Sor Juana en el monumento es de un semblante serio, pero si se le toma una fotografía el rostro se distorsiona y sonríe. Incluso algunos dicen que abre la boca.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: PULPOS REVERSIBLES: ¿POR QUÉ SE HICIERON TAN VIRALES EN REDES?

La supuesta estatua viviente se encuentra ubicada específicamente en el callejón de San Jerónimo, en la colonia Centro de la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México (CMDX).

(Azucena Uribe)