La campaña contra Aristegui

Hace unos días la periodista Carmen Aristegui denunció en su espacio en Noticias MVS la existencia de una campaña en su contra que va del denuesto personal a la realización de acciones de desinformación, hasta la suplantación de personalidad y el uso de documentos apócrifos.

  • MARTÍ BATRES
  • 04 de Mayo de 2014
  • 00:00 hrs.

 

 

Parte de la estrategia seguida contra la periodista involucra a Morena. A mediados de noviembre de 2013, en el contexto de las fuertes lluvias que afectaron al estado de Guerrero, llegó a la comunidad de Coyuca de Benítez un hombre fornido que dijo llamarse Alberto Penchina y se ostentó como asistente de la Dirección General de Aristegui Noticias. Se identificó con una tarjeta de presentación del portal noticioso.

 

Buscó a los dirigentes de Morena en el poblado y les dijo que la titular de la emisión matutina de Noticias MVS estaba interesada en enviar ayuda humanitaria a los pobladores de Coyuca que resentían los efectos devastadores del temporal. Aceptaron.

 

Días después regresó Penchina con despensas y se hizo acompañar por un falso representante de la dirigencia nacional de Morena. Los víveres, empacados en cajas con la fotografía de Carmen y el logo de su sitio de internet, fueron entregados. No había motivo para pensar que se trataba de un montaje. El acto fue grabado y difundido por redes sociales.

 

Carmen jamás envío despensas a Coyuca. De acuerdo al equipo de periodistas de Aristegui, quien se ostenta como Alberto Penchina dejó huella en el estado de Quintana Roo donde se encargó de organizar una supuesta conferencia de Aristegui con estudiantes de comunicación de una universidad local. Se trató de otra farsa.

 

Hace una semana de nuevo se buscó involucrar a Morena en este montaje perverso contra la comunicadora. Esta vez gente enfundada con playeras con el logotipo de esta organización repartieron volantes en la zona de Polanco, donde se difunde la falsedad de  la compra de una candidatura para Carmen por parte de Carlos Slim. Nada más falso y absurdo. Es mentira que Carlos Slim haya solicitado una candidatura para Aristegui y que Carmen esté interesada en competir por un cargo de elección popular.

 

Es evidente que estas acciones no son fraguadas por una mente ociosa, sino por alguien que tiene capacidad económica para poder desplazar al equipo de usurpadores por distintas partes del país, comprar despensas, imprimir playeras, volantes, tarjetas de presentación, contratar call centers, grabar video y contratar bots de Twitter.

 

Se trata de una verdadera conspiración puesta en marcha en el contexto de la discusión de las llamadas reformas estructurales, particularmente la de telecomunicaciones, y cuyo objetivo es nada más y nada menos, que la titular de uno de los contados espacios independientes en la radio nacional.

 

Sumado a esto se busca involucrar en esta farsa a Morena que ante la firma del Pacto por México ha tomado el papel de la única oposición política en México cuestionando todas y cada una de las reformas estructurales y sus respectivas legislaciones secundarias.

 

Morena ya anunció que interpondrá denuncias al respecto. Sin embargo, queda la pregunta: ¿Quién impulsa y financia esta deleznable campaña negra que ataca la libertad de expresión, que atenta contra la dignidad de las personas, en la que se comenten delitos como usurpación de personalidad, falsificación e ilícitos como daño moral? La respuesta la deben tener en el gobierno federal.

 

@martibatres