La verdadera y perturbadora historia de "Pinocho"

La realidad no es como la cuenta Disney, la verdad detrás del famoso cuento de "Pinocho", es mucho más oscura y perturbadora

  • REDACCIÓN
  • 20 de Agosto de 2020
  • 22:35 hrs.
La verdadera y perturbadora historia de "Pinocho"
El creador del cuento de "Pinocho", intentó dar una lección de las consecuencias que tiene portarse mal y no cumplir con sus responsabilidades y lo consiguió a través de una historia perturbadora (FOTO TOMADA DE INSTAGRAM)

La mayoría de las personas estamos familiarizadas con la historia de "Pinocho", y por supuesto, tenemos muy presente la famosa cinta de Disney sobre la marioneta de madera que anhela convertirse en un niño de verdad. Sin embargo, "Las aventuras de Pinocho", el cuento escrito por el italiano Carlo Collodi, relata una verdad mucho más perturbadora.

REGRESA EL BATMAN DE BEN AFFLECK EN LA PELÍCULA "THE FLASH"

Si recordamos, la adaptación de Disney del 1940, trata sobre una marioneta de madera a la que le crece la nariz cada que dice mentiras, en la historia tiene la ayuda de una hada madrina y además el amor de su creador Gepetto, un señor mayor que tiempo después se convierte en el amoroso padre de "Pinocho".

Lo cierto es que la versión original del cuento es mucho más aterradora, en ella el protagonista sufre crueles castigos que van más allá de unas orejas de burro como lo presentan en la película animada.


LA VERDADERA Y PERTURBADORA HISTORIA DE PINOCHO

El cuento original escrito por Collodi entre el año 1881 y 1882, es una colección de relatos llamados "Las Aventuras de Pinocchio" que se publicaron en tiras ilustradas que aparecían en el diario Giornale Per I Bambini.

En la historia original, Pinocho era una marioneta malcriada, que en cuanto fue creada por Gepetto, pateó a su creador, robó su peluca y huyó. Al ser encontrado por el anciano, este lo tomó del cuello, por lo que fue acusado de abuso y llevado a la cárcel.

LA ESCALOFRIANTE RAZÓN DE POR QUÉ LOS PAPÁS DE MILHOUSE SE PARECEN

En cuanto a Pepe Grillo, también aparece en el cuento original, pero este fue asesinado por el mismo Pinocho luego de sugerirle que se portara bien para no terminar metido en problemas.

LA TRÁGICA MUERTE DE PINOCHO

Contrario al encantador muñeco de Disney, Pinocho era un personaje mal agradecido y vago, que a pesar de todo lo que hizo recibió cariño por parte de Gepetto, quien lo cuidó y lo mandó a la escuela, pero él en vez de eso fue a un teatro de marionetas en el que es capturado por el dueño. Al lograr escapar, encuentra en su camino a otros malhechores que intentaron hacer daño a Pinocho fueron el zorro y el gato, quienes le clavaron cuchillos, y al ver que no le hacían daño, lo colgaron para robarle unas monedas hasta que este murió.

Tras el final de la historia, los lectores pidieron a Carlo Collodi continuar con la historia, creando así una segunda parte más sádica que la primera en la que luego de mentirle a una hermosa mujer de cabello azul, que es quien lo rescata de morir colgado, al muñeco le comienza a crecer la nariz.

Pinocchio (su nombre en la versión original) se entera de que la mujer de cabello azul murió de tristeza, al no encontrarlo, y que Gepetto fue a buscarlo al mar. Aquí es donde dan paso a la "Isla de los juegos" en la que Pinocho vive feliz y en libertad por unos meses, hasta que se da cuenta que todos los niños ahí se convierten en burros.

AXOL, EL VIDEOJUEGO MEXICANO QUE BUSCA PRESERVAR AL AJOLOTE

Pinocho, ya convertido en burro, es vendido a un circo en el que es explotado y maltratado, después el dueño lo vende a un anciano que quiere la piel de Pinocchio para fabricar un tambor, así que lo amarra a una piedra y lo tira al mar, los peces se comen la piel del burro y Pinnochio logra regresar a su forma original.

Luego, en el mar, Pincho es devorado por un tiburón gigante y en el interior encuentra a Gepetto, quien ha vivido ahí por dos años. Una noche que el tiburón dormía con la boca abierta, el carpintero y la marioneta logran escapar.


Luego de esto, por fin Pinocho aprende su lección y decide dejar la holgazanería de lado y comienza a trabajar en una granja, a cuidar a su padre y a ir a la escuela. Una mañana despierta convertido en un niño de verdad; sin embargo, el camino por el que tuvo que pasar fue en verdad lúgubre.

 

ADOPTAN A LOMITO CALLEJERO COMO EL NUEVO TRABAJADOR DE UNA TIENDA

(Imelda Téllez)