Le explotó un brazo al “Popeye humano”, en plena pelea

El Popeye Ruso impactó a sus seguidores al mostrar cómo le quedó uno de sus brazos luego de que se enfrentara en combate

  • REDACCIÓN
  • 10 de Septiembre de 2021
  • 16:50 hrs.
Le explotó un brazo al “Popeye humano”, en plena pelea
Kirill Tereshin, que se inyectó aceite en los bíceps, publicó el doloroso momento en su cuenta de Instagram (FOTO TOMADA DE BIO BIO CHILE)

Recuerdas al famoso “Popeye Ruso”, hace unos años se hizo viral pues su historia se hizo viral ya que reveló que se había inyectado aceite en los brazos para ensancharlos y haberse ocasionado severos problemas de salud en consecuencia.

FOTO TOMADA DE LAS NOTICIAS CHARLOTTE

MAMÁ DE NIÑA COREANA PIDE NO USAR LOS MEMES DE SU HIJA POR WHATSAPP

Actualmente, Kirill Tereshin es conocido por su carrera de fisicoculturista y resulta que el ahora luchador volvió a dar de qué hablar, pues mostró cómo quedó uno de sus brazos, luego de que le estallara durante un combate.

Así como lo lees, el Popeye Ruso impactó a sus seguidores al mostrar cómo le quedó uno de sus brazos luego de que se enfrentara en combate.

Y es que el antes fisicoculturista se dio a conocer a nivel mundial tras haberse inyectado aceite en sus extremidades superiores para aumentar artificialmente sus músculos, lo que le trajo serios problemas de salud.

Sin embargo, pese a todo, siguió adelante y se lanzó como peleador en artes marciales mixtas en donde otra vez obtuvo malestar en sus brazos. El Popeye Ruso terminó con un brazo ‘estallado’ tras un combate.

De acuerdo a Men’s Health, fue el propio Kirill Tereshin quien mostró cómo le había quedado sus músculos del brazo izquierdo.

“Reventé mis músculos durante el combate… este es mi final”, contó el ruso de 25 años.

"SÍ SOY GAY", RESPONDE TRABAJADOR DE PEMEX SOBRE SU ORIENTACIÓN SEXUAL

De acuerdo con medios internacionales, el joven se inyectaba dosis de Synthol, sustancia que contiene 85% de aceite, 7,5% de lidocaína y 7,5% del alcohol. Como resultado: extremidades superiores deformadas.

En un inicio, el joven se enorgullecía de su aspecto a tal punto que compartía distintas fotografías en las redes sociales. Sin embargo, conforme pasó el tiempo sus brazos comenzaron a resentir las consecuencias.

(Azucena Uribe)