Leyenda de ultratumba: El árbol mexicano que guarda almas de niños

Llegaron las escalofriantes historias para disfrutar del Día de Muertos: conoce el árbol de Aculco en el que una bruja encerró las almas de niños inocentes

  • REDACCIÓN
  • 30 de Octubre de 2020
  • 22:55 hrs.
Leyenda de ultratumba: El árbol mexicano que guarda almas de niños
Leyendas de ultratumba: el árbol mexicano que usó una bruja para guarda almas de niños inocentes (FOTOS DE INSTAGRAM)

Llegó una de las mejores temporadas del año, las fiestas de Halloween y Día de Muertos: el ambiente tenebroso se apodera de los hogares, las calles y hasta de las redes sociales, aunque no es buena idea salir a celebrar como es tradición, los escalofríos no se hacen esperar.

De acuerdo con México Desconocido, en esta época tenebrosa es se antojan las historias de terror y nada como las leyendas de ultratumba mexicanas para erizarnos la piel del susto.

TOP 10 VIDEOS MUSICALES MÁS TERRORÍFICOS Y PERTURBADORES

Aculco es un poblado en el Estado de México donde abundan las leyendas y testimonios de apariciones, una de ellas es la de un misterioso árbol en el que se dice están atrapadas las 3 almas de niños inocentes que una bruja secuestró.

ÁRBOL ENCANTADO EN ACULCO, ESTADO DE MÉXICO

La leyenda cuenta que, en la casa que está al lado de Los Lavaderos, existió una mujer bellísima. Su cuerpo era delgado y lucía una piel dorada y tersa. Solía peinar su largo cabello negro en una suave trenza que resaltaba la hermosura de su rostro. Sin embargo, casi ningún hombre se le acercaba pues algo en ella inspiraba temor.

La gente del pueblo decía que aquella mujer no era de fiar. ¿Y cómo podía serlo si su familia era conocida por practicar magia negra? Así que los muchachos recibían advertencias para mantenerse distantes y los adultos ni siquiera eran capaces de verla a los ojos.

Pasó el tiempo y aquella muchacha se convirtió en mujer. A la par, también se fue quedando sola. Entonces, un enorme deseo comenzó a gestarse en su corazón: anhelaba tener un hijo. Estaba convencida de que sería una excelente madre. A pesar de que la gente no la quería, ella sería capaz de darle a su hijo la mejor crianza jamás soñada.

Con el paso del tiempo su sueño se veía cada vez más lejano, por lo que en un acto de desesperación recurrió a las fuerzas oscuras, su semblante cambió y en lugar de irradiar belleza se convirtió en una mujer sombría, en sus ojos ya no había dulzura sino rencor.

Por más que lo intentaba, no podía quedar embarazada. Su vientre la había traicionado, lo único que fue capaz de engendrar fue ira y odio, por lo que perdió hasta la cordura.

un día, escuchó a dos mujeres del pueblo cuchichear. Las insensibles comenzaron a burlarse porque aquella desgraciada no podía engendrar nada más que soledad.

TOP 10 VIDEOS MUSICALES MÁS TERRORÍFICOS Y PERTURBADORES

LA VENGANZA QUE PERMANECE HASTA NUESTROS DÍAS

Cuando escuchó las burlas no hizo ni dijo nada. Sin embargo, eso no se podía quedar así, la mujer de Aculco juró vengarse a costa de su propia existencia y para lograrlo hizo un pacto con el diablo. La gente lo supo porque en su casa se le escuchaba hablar a gritos con alguien, a pesar de que todo el poblado sabía que ella vivía sola; además los gritos eran como cantos con una voz de ultratumba que hacían temblar a todo aquel desafortunado que la escuchara.

Poco tiempo después, Aculco se volvió un pueblo lleno de terror. Primero desapareció un niño, luego dos y, por último, tres. Todo el pueblo sabían que aquella bruja tenía algo que ver, así que decidieron enfrentarla y armados con antorchas, hachas y piedras fueron a su casa, ¡Querían quemarla viva!

Entonces, la gente decidió entrar por la fuerza a su casa, en ese momento una niebla espesa cubrió el ambiente y un frío sin igual los hizo temblar a todos. Al mismo tiempo, una voz profunda surgió del gran árbol que estaba frente a la casa.

Una voz con semblante satánico comenzó a lanzar insultos y palabras de odio, cuando el terror ya había apresado a todo mundo, confesó ser la misma mujer a la que habían llamado bruja. Y sí, ella había raptado a los niños como una venganza en contra del pueblo.

En ese momento, un hombre quebró su propia pasividad y dio un hachazo al árbol, pero un grito infantil y de profundo dolor se escuchó. La bruja soltó una burlona carcajada y explicó que las almas de aquellos tres niños desaparecidos estaban atrapadas ahí con ella.

DÍA DE MUERTOS EN PANDEMIA: EVENTOS VIRTUALES Y LUGARES PARA CELEBRAR

Por eso, si dañaban el árbol no solo ella sufriría sino también los niños, las madres de los pequeños desaparecidos estaban presentes así que rogaron al hombre que no dañara al árbol por piedad a sus hijos. El valiente comprendió el pesar de las madres y asintió con la cabeza. Además, hizo prometer a todos no dañar al árbol.

Han pasado los años y aquella historia perdura como una leyenda que se narra en Aculco. Se dice que si clavas un cuchillo o algo filoso en el tronco de aquel deforme y gran árbol, primero saldrá una especie de savia blancuzca que luego se teñirá de rojo. Después, si pones atención, escucharás los quejidos infantiles de dolor y las risas de la bruja de Aculco quienes estarán ahí, por lo menos, hasta el final de los tiempos.


(Aline Núñez)