Los neoliberales no son liberales

Dicen creer en la libertad por encima de todas las cosas. Dicen oponerse al autoritarismo. Sin embargo, los neoliberales del mundo han impuesto una nueva dictadura, una feroz dictadura: la dictadura del mercado.

  • MARTÍ BATRES
  • 26 de Mayo de 2013
  • 00:00 hrs.

Llegaron a muchos gobiernos del mundo con la promesa de la libertad, y lo que hicieron fue limitarla. Han restringido las históricas libertades basadas en el ideario del liberalismo del siglo XIX. Donde gobiernan hay represión, presos políticos, censura, fraude electoral.

Pero no sólo han dado la espalda a las libertades políticas. Han impuesto una nueva dictadura. En ella, el mercado es el amo. Está por encima de todo. Incluso, por encima de los seres humanos mismos.

De ello da cuenta la firma de tratados y más tratados de libre comercio. Con ellos, las mercancías y los capitales pueden circular libremente. Pero las personas no pueden hacerlo.

La Alianza del Pacífico abre camino al comercio libre eliminando el 90% de los aranceles de sus países miembros, pero las personas seguirán enfrentando las barreras de las fronteras.

México tiene abiertas sus fronteras a productos e inversiones de Norteamérica, pero medio millón de mexicanos tienen que burlar cercas, peligrosos ríos, muros y patrullas para llegar a Estados Unidos a encontrar trabajo.

El gobierno cubano eliminó el permiso oficial previo de sus ciudadanos para viajar al extranjero y volver al país, pero ahora en México se exige a los cubanos la obligación de tener una cuenta bancaria en dólares para permitirles la entrada.

Con la llamada reforma en telecomunicaciones, las grandes empresas podrán tener más canales y estaciones, pero las comunidades indígenas, universidades y ONGs no podrán acceder a esta posibilidad.

En la realidad, la libertad neoliberal se limita a elegir entre una u otra marca refresquera.

En México, dicen una y otra vez, tenemos libertad. ¿Qué libertad puede tener un trabajador que tiene un ingreso diario que no pasa de los 70 pesos?, ¿Qué tanta soberanía individual tiene una mujer que no sólo recibe menor paga que un hombre aunque realizan el mismo trabajo, sino que además con la reforma laboral recientemente aprobada queda a merced de jefes y empleadores?

¿Qué tan libres pueden ser las niñas y los niños que nacen en el México del Pacto si sus padres pueden comprar cada día menos?

¿Qué libertad puede haber en un mundo en el que las personas son compradas para ser trasladadas de un país a otro?

¿Qué tanta libertad puede haber donde eliges a un gobernante y los Tribunales te imponen a otro?

¿Qué libertad puede haber dónde se puede comprar la Presidencia de un país?

¿Qué libertad puede haber donde hay represión violenta como en Atenco?

¿Qué libertad hay dónde se violan derechos humanos, se impone la violencia, se encarcela y se criminaliza al que protesta?

¿Qué libertad hay en el mundo globalizado de la comunicación en el que un puñado de magnates deciden que sale y que deja de aparecer en la pantalla?

En el neoliberalismo, la libertad es para las cosas, no para las personas.

La dictadura de hoy es la dictadura del mercado.

Twitter: @martibatres