Pulpo "furioso" ataca a "latigazos" a un hombre y su hija

El hombre estaba disfrutando de unas vacaciones familiares en Australia y acompañado por su hija de 2 años, se acercó al pulpo para grabarlo

  • REDACCIÓN
  • 02 de Abril de 2021
  • 12:00 hrs.
Pulpo "furioso" ataca a "latigazos" a un hombre y su hija
En una playa de Dunsborough, ciudad costera ubicada en el estado de Australia Occidental (FOTO TOMADA DE IG @marine_encyclopedia )

Mediante redes sociales se viralizó un video en donde un pulpo ataca a un hombre con su pequeña hija causando terror.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: GUÍA DEL GOBIERNO PARA SOBREVIVIR UN APOCALIPSIS ZOMBIE; NO ES BROMA

Lance Karlson, ex salvavidas de surfistas, estaba paseando por la orilla junto con su niña de dos años cuando vio a un pulpo arremeter con sus tentáculos contra una gaviota, en aguas poco profundas.

Al parecer el hombre se acercó al lugar y logró grabar al cefalópodo. Las imágenes, publicadas por Karlson en su cuenta de Instagram, muestran al animal flotar hacia él y desplegar sus tentáculos, aunque sin alcanzar su objetivo.

Poco después el hombre decidió bañarse y se topó con el mismo pulpo, que para el momento estaba entre un cementerio de cangrejos. Fue entonces cuando el octópodo emprendió un ataque contra Karlson, golpeándolo en un brazo y dejando una huella en su cuello.

"Mis gafas estaban demasiado empañadas para ver lo que había pasado y nadé de vuelta a la orilla con dolor. Las huellas de los tentáculos formaron rápidamente marcas en relieve en mi piel", recordó el afectado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LE PUSO UÑAS DE ACRÍLICO A SU BEBÉ Y DESATÓ LA FURIA EN REDES

Al salir del agua, Karlson le pidió a su mujer que vertiera soda sobre la herida, para paliar el ardor. Por su parte, los internautas se quedaron pasmados ante el video compartido por el atacado. "No puedo creer lo fuerte y rápido que esos tentáculos salieron del agua", escribió uno. Otros supusieron que se trata de un pulpo hembra y que su reacción se debió a que tanto Karlson como la gaviota se habían acercado demasiado a su nido.

(Azucena Uribe)